Críticas

No respires

El slasher es un género que casi siempre ha tenido unas reglas muy rígidas. El modelo canónico, instaurado por La matanza de Texas primero y consolidado por La noche de Halloween después, sitúa a un grupo de jóvenes en edad de merecer (a menudo de merecer la muerte) cruzando una línea prohibida, la que separa su mundo de despendole sexual y mamarrachadas de la sordidez humana más salvaje, encarnada casi siempre por un asesino enmascarado. Era la evolución “festiva” y gore de películas como Psicosis y de otros relatos de asesinos en serie, que abandonaban el punto de vista del investigador o héroe que trata de dar caza al asesino para poner al espectador en la piel de la víctima y, en ocasiones, la del propio asesino. Por suerte, la rigidez del género ha ido desapareciendo una vez que el canon ya se había superado ampliamente, encontrando hermanamientos con variantes muy estimulantes como el “home invasion”, esa en la que los protagonistas son acosados en su propia casa. A medio camino entre estos dos subgéneros, y dando la vuelta al calcetín al último, encontramos esa otra modalidad que sitúa a un delincuente como protagonista, alguien que piensa dar el golpe de su vida y se encuentra con que hay un pez más grande al otro lado de la puerta.

Dylan Minnette, Jane Levy and Daniel Zovatto star in Screen Gems' horror-thriller DON'T BREATHE.

© Sony Pictures Releasing

No respires es esa clase de película. Tres jóvenes deciden dar un golpe a un veterano de guerra que saben que guarda un botín en su domicilio. En el caso de la protagonista, una madre soltera que vive con su desagradable madre y el jeta de su novio, es la desesperación por sacar a su hija de ese ambiente lo que la impulsa a cruzar el límite de la decencia. Junto a ella su novio macarra y el pagafantas forever de su amigo, el sensato. Una premisa sencilla y de manual para a los 10 minutos de película estar ya en la puerta del tipo que, en un aparente golpe de fortuna, resulta ser ciego. Pero ya podéis imaginar que lo que sigue dista mucho de ser pan comido. El pobre veterano ciego es la clase de persona que si tuviese una enfermedad la superaría haciéndose sangrías con un machete y después se haría unas flexiones.

A diferencia de títulos como la estupenda The Collector, donde también un ladrón desesperado se las tiene que ver con un puto tarado sádico, aquí el enemigo no lleva una máscara física, pero Fede Álvarez y Rodo Sayagues juegan a darle una pátina de humanidad y una pérdida a la que agarrarse para luego retorcerla y convertir a quien sólo parece defender su casa en una abominación. En ese sentido, el trabajo de Stephen Lang, un tipo con la presencia de un yunque que sabe mostrar una gran sensibilidad cuando hace falta, resulta vital para enriquecer una película que, aunque guarda sus sorpresas y giros, no se aleja nunca del juego del gato y el ratón que se pide a esta clase de películas.

Dylan Minnette (left) and Stephen Lang star in Screen Gems' horror-thriller DON'T BREATHE.

© Sony Pictures Releasing

La película divierte, tiene algunos hallazgos visuales a la hora de reflejar la oscuridad absoluta y juega permanentemente con matices de sonido para resaltar la idea de que en casa de un soldado invidente las reglas cambian.De algún modo es como darle la vuelta a los roles de otro clásico, Sola en la Oscuridad, sin dejar de lado el juego sensorial y las ventajas y desventajas que cada personaje tiene a ese nivel. Pero siendo más cercana esta cinta al terror, le falta quizás el punto de locura que se permiten otros slasher, más distanciados de lo realista y amigos de las ocurrencias creativas en lo que a violencia pura y dura se refiere.

Por suerte, también hay que decirlo, nunca se opta por el torture porn, un género donde a menudo la falta de ingenio se suple con un regodeo en lo desagradable sin ninguna diversión. Ésta es una película de las de subidones de adrenalina, de explotar todas las posibilidades de un escenario limitado, y su director sabe que es en ese terreno donde debe mostrar todas sus habilidades.

Se trata de un digno segundo trabajo para Álvarez, que tuvo el mérito de aprobar con soltura su remake de Posesión Infernal y al que Sam Raimi ha apadrinado casi como un digno sucesor. Aunque menos festivo tanto en tono como en su forma de rodar, hereda de su padrino el no tratar vender falsa trascendencia con películas concebidas como puro divertimento.


Fede Alvarez | Fede Alvarez, Rodrigo Sayagues | Jane Levy, Dylan Minnette, Daniel Zovatto, Stephen Lang, Jane May Graves, Sergej Onopko, Katia Bokor, Emma Bercovici | Pedro Luque | Eric L. Beason, Louise Ford, Gardner Gould | Naaman Marshall | Roque Baños | Joseph Drake, Nathan Kahane, Sam Raimi | Mathew Hart, Rodrigo Sayagues | Ghost House Pictures, Good Universe, Screen Gems, Stage 6 Films | Sony Pictures Releasing |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Ledy Lala

    hy

  • Txema Ballano

    Me lo pasé muy bien en mi butaca, si bien lo sustituimos por tensionaca máxima.
    Stephen Lang es un monstruo, no solo en su personaje, sino también en su forma de llenar cada fotograba, sabiendo que pose es la correcta en cada momento y creando así un rol imponente a la par que aterrador.

    Gran disfrute que me llevé ayer.

  • Miguel Ángel Bolaños Bello

    Aciertos: Stephen Lang y Roque Baños… Luego yo me liaría a machetazos a los espectadores que me acompañaron en la sala comentando toda la película. Es mi primera experiencia de peli con comentarios de los espectadores…

  • you know my name

    Me esperaba algo más sangriento visto el festival de hemoglobina que se marcó Álvarez al final de Posesión Infernal, del que personalmente disfruté como no lo hacía desde tiempo atrás.

    (POSIBLES SPOILERS, VALE)

    Tal vez he asistido a ver esta película con muchas referencias de su anterior trabajo en mente y existen paralelismos desde el punto de esa casa desconocida albergada por el mal en sí mismo, un enemigo que acabará por ir eliminando a cada uno de los jóvenes y dejándonos solo a la heroína que se sobreponga al daño físico y psicológico para combatir con todas sus fuerzas a esa encarnación del mal. Creo que Jane Levy ha demostrado sobradamente que puede llevar el peso de una película entera ella sola y que tiene un registro bastante más completo que el de algunas actrices que están en primera fila, espero que su trabajo no se quede reducido al cine de terror pese a que viendo su conexión con este director no descarto que protagonice todas sus películas.

    Lo bueno de No respires es que te agarra y no te suelta, te pone siempre en el punto de vista de los asaltantes y no te deja mirar atrás ni una sola vez. Es una de esas películas que dura menos de hora y media porque así es como mejor funciona este sistema, solo dándonos un pequeño respiro en el tercio final de la película donde casi por primera vez escuchamos a Lang hablar. Pero no hay tiempo para el descanso, rápido caemos en el laberíntico juego de oscuridad, en las carreras y la visión túnel que ciega a los personajes.

    Si tengo que elegir un trabajo de Fede es sin duda Posesión Infernal, donde sentí que realmente todo iba in crescendo (como los mix de Barney, siempre hacia arriba) y nos daba un cierre apoteósico. En esta la fórmula es más repetitiva pero acorde consigo misma, de ahí ese final que podría permitirnos una secuela o al menos una idea de repetición de lo que hemos visto hasta ahora.

  • froilán

    Vista esta tarde.

    Muy entretenida y con mucho ritmo.Bien rodada.Lo único que le falta un poquito de mala leche para ser más de género y no tan “comercial”

  • D.

    Respecto al final, yo creo que el propósito es otro distinto.

    El final vuelve al momento en que la protagonista tenía que elegir si hacer lo correcto o quedarse el dinero, porque sigue teniendo esa misma elección una vez que sabe que él está vivo. El personaje de Lang da una versión de los hechos en la que dos ladrones han entrado en su casa, él se ha defendido, y no han conseguido llevarse nada. La protagonista tiene un millón bajo el brazo y si quiere encerrar al tipo que secuestró a una mujer, que ha querido “violarla” a ella, y que ha matado a sus amigos, no tiene más que ir a la policía y decir la verdad. Pero resulta que el personaje de Lang no la ha denunciado a ella. Nuevamente está comprando su silencio. Quédate el millón y escapa con tu hermana, o denúnciame y yo iré a la cárcel pero tu seguirás encerrada en este pueblo. Es una idea muy potente, la verdad, y en mi opinión algo mucho mejor que “ahora vamos a tener que temer la ira de este hombre”.

  • sasha

    Sorpresa bastante agradable. Le falla los 20 minutos cuando se opta por darle “motivos” al malo y su final “slaher”. Pero es un buen film, muy bien rodado y que aprovecha bien todo lo que tiene. De lo mejor de este 2016.

  • Isaargh

    Tengo el mismo problema con el final. Totalmente insatisfactorio cuando se han planteado situaciones antes como poner a la protagonista en la situación de elegir si renunciar al dinero para hacer lo correcto. Quizás se haya escrito pensando en una posible secuela pero tampoco tengo muy claro cómo conseguirían hilar tanto. Habrá que estar pendientes.

  • ElBueno

    He disfrutado muchísimo con este segundo largo de Fede Álvarez. Este tío y su equipo saben como meter al espectador en su película desde el primer plano. Esta es una de esas películas que son más buenas de lo que parecen a simple vista, quizás por pertenecer a un género muy quemado. Profundizo mi crítica con spoilers:

    http://www.eonline.com/eol_images/Entire_Site/2015411/rs_500x200-150511134715-tumblr_n4p91soGhq1sep00so8_500.gif
    .
    .
    .
    .
    .
    .
    .
    .
    .
    .
    .
    Estamos ante una peli cojonuda que es un thriller con las botas y la chaqueta de una terror del subgénero “home invasion”. Y que bien le sientan estas ropas. El señor Álvarez demuestra por segunda vez sus habilidades a la hora de mover la cámara y al narrarnos una historia en la que muchos directores caerían en los topicazos del género. No me refiero a la capacidad de la película de tenerte con el culo apretado durante 70 minutos cuando empieza a todo trapo (no se escuchaba ni un comentario del público cuando ya empieza el robo en la sala del cine). Si no ya en detalles como en su planteamiento, en donde con 5 o 6 escenas rápidas se describen muy bien a los 3 personajes mas allá de ser la guapa, el malote y el pagafantas. Se puede ver muy bien cuales son sus motivaciones que serán muy importantes a la hora de sus decisiones dentro de la casa cuando empiece el caos y todo ellos sin dejarlo masticadito al público.

    Cabe a destacar que la vuelta de tuerca hecha al “home invasion” es de agradecer. Al principio estamos viendo la historia desde el punto de vista de los “malos de las pelicula”. Tres chavales que aunque sus propósitos finales puedan ser mejores o peores, son los que invaden la casa de un pobre ciego para quitarle todo su dinero.Ciego por ser un excombatiente en Irak. Dinero ganado por una indemnización al ser atropellada su única hija en un accidente mortal. Un pobre diablo que vive solo en un Detroit desértico y pasa sus noches escuchando las grabaciones caseras de la infancia de su hija perdida. Deberíamos empatizar mas con el antagonista que con los ladrones,¿no? Y eso es lo que he sentido durante el primer tercio de la película. Hasta que vemos que este pobre ciego es mas de lo que parece a simple vista (chistaco rollo ONCE me acabo de marcar)

    Este ciego es una bestia parda cuando le tocan los cojones. Hace que nos apiademos de los ladrones en poco tiempo y que pasemos a sufrir con ellos. Su desventaja visual la compensa enormemente con sus demás sentidos y el conocimiento de cada rincón de su hogar. Deja al cíclope Polifemo de “La Odisea” a la altura del betún. Por cierto, se nota que el guión tiene referencias desde este pasaje de Homero hasta homenajes velados a “El corazón delator” de Edgar Allan Poe (el despertar del ciego en su cuarto). Y lo que mas me ha gustado de este personaje ha sido que aún después de un par de puntos de giro que van a dejar a mas de uno con los ojos bien abiertos, después de ver que es un cabrón, me apiado y siento pena por él. Porque al igual que muchos villanos de la serie animada de Batman de los 90 de Bruce Timm y Paul Dini, es una víctima de una gran tragedia que le ha llevado a convertirse en el malo de la película. No se le apoya, pero se comprende su dolor. Y eso amigos, es mucho viniendo del malo de una película de terror. “You would be surprised what a man is capable of once he realizes there is no god.” nos dice a todos en el momento mas ÍNCOMODO del metraje. En definitiva, menuda gozada de personaje nos han dado.

    Quiero remarcar también el buen uso de la fotografía y sobretodo del sonido, apartados que ya se notaron finísimos en el remake de Evil Dead y aquí tambien brillan por todo lo alto. Igual que la bso. El mismo equipo de Evil Dead repite y lo hace con fuerzas.

    Solo tengo una pequeña queja en cuanto al final. Creo no guarda la altura esperada con el resto de la película. Pienso que, aunque se intuye pero no se remarca del todo, se debería haber mostrado a la protagonista en Californía en compañia de su hermana. Viviendo a base del botín robado, pero viviendo con miedo a que el Ciego las encuentre y se tome su venganza. Sin poder dormir por las noches con la angustia de que aparezca y tome a su hermana como reemplazo de su hija. El final mostrado parece que es demasiado feliz, aunque ¿no os parece que sería una buena secuela si se trabaja bien? No me sorprendería que la hiciesen con los resultados que llevan en taquilla.

    En definitiva, es una peli muy digna, muy bien dirigida, divertida, asfixiante e inteligente dentro de los parametros que nos ofrece este género y con detalles muy originales. Merece la pena su entrada en el cine y el seguir el camino de Fede Álvarez y su equipo.

Críticas

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

ant-man-y-la-avispa

Aquí hemos venido por las risas.

Twitter

Podcast