Críticas

La La Land

Si una película como La La Land no triunfa estamos todos condenados.

Esta cita pertenece a Tom Hanks, la pronunció en el pasado festival de Telluride en donde presentó Sully de Clint Eastwood. El actor acababa de asistir al pase de La La Land de Damien Chazelle y no dejaba de expresar su malestar ante la actual situación que atraviesa el cine de Hollywood dominado por las adaptaciones de cómics, videojuegos y también por los reboots, remakes y las secuelas – hoy las películas están condenadas a no tener un final porque antes de su estreno ya sabemos que tendrá una continuación – y en donde nos encontramos con dos escenarios, el primero copado por las grandes producciones valoradas en más de 200 millones de dólares, destinadas a multiplicar esa cifra en la taquilla y el segundo por títulos de un presupuesto no muy superior a los 20 millones que las majors (o mejor dicho sus filiales) conciben por y para ganar premios, con ellas no obtendrán beneficios económicos porque las campañas publicitarias son largas y costosas pero sí que consiguen prestigio y son un reclamo para próximos proyectos de semejante envergadura. El término medio, es decir, aquellos trabajos realizados con otros fines difícilmente pueden sobrevivir.

© Universal Pictures International Spain

© Universal Pictures International Spain

La La Land se ha convertido en uno de los fenómenos de los últimos meses, no solo se está notando en las valoraciones de la crítica sino también se está viendo en la taquilla, solamente en los Estados Unidos ya se acercaba a los 40 millones de dólares antes de que llegase a las 1.000 salas. Y se trata de una producción de 30 millones de dólares dirigida por el chaval que triunfó en Sundance con Whiplash (ganadora de tres Oscars) y protagonizada por Ryan Gosling y Emma Stone. Curiosamente algo que conceptualmente está más próximo al término medio al que me refería en la introducción se ha convertido en el acontecimiento cinematográfico de esta temporada y en la indiscutible rival a batir en los próximos Oscars (la Asociación de Prensa Extranjera en Hollywood es plenamente consciente de ello y le concedió los siete Globos de Oro a los que aspiraba el film) y Lionsgate ha fichado para su campaña a Lisa Taback, la principal consultora de la industria y antigua asesora de cabecera de Harvey Weinstein (el año pasado logró que Spotlight se llevase el Oscar a la mejor película y para ello días antes de que se cerrase el plazo sacó a la luz a una de las víctimas de abusos sexuales de las que se hablan en la película).

Hay un momento en el que el personaje de John Legend le dice al protagonista, un pianista que sueña con tener su propio local y que se ve obligado a aceptar trabajos y abrazar estilos que no le gustan nada, que no se puede revolucionar el jazz anclándose en el pasado. Y Damien Chazelle (autor también del guión) hace una declaración de intenciones con esta frase. En cierta medida La La Land no deja de ser revolucionaria y no solo en el género (desde On connaît la chanson hasta Amanece en Edimburgo la mayoría de los musicales estrenados en las últimas dos décadas se nutren de un repertorio que no es original, la gran Bailar en la oscuridad de Lars Von Trier es una de las pocas excepciones surgidas en este período), y al mismo tiempo no deja de ser una oda a la nostalgia, la película es una declaración de amor hecha al cine musical más clásico tanto conceptual como formalmente y a pesar del fenómeno en el que se ha convertido no está corriendo el riesgo de ser declarada antipática tal y como le sucedió a The Artist de Michel Hazanavicius hace un lustro. Si Baz Luhrmann estrenó Moulin Rouge en el 2001 para que el público de la MTV disfrutase de un musical en la gran pantalla, Chazelle ha hecho en el 2016 La La Land para que los millennials se aproximen al esplendor de un género que por edad no han podido ver en una sala de cine.

La verdadera estrella de La La Land es Emma Stone. El papel de Mia, una aspirante a actriz que se gana la vida trabajando como camarera en una cafetería alojada en los estudios de la Warner, es un auténtico regalo para la actriz de 28 años. Stone es puro encanto, carisma y naturalidad, y se siente realmente cómoda en la piel de su personaje. El único problema que tengo con La La Land reside precisamente en Ryan Gosling que aunque no deje de esforzarse para salvar la papeleta ante semejante torrente de energía que tiene por compañera de reparto queda a la altura de un leño.

© Universal Pictures International Spain

© Universal Pictures International Spain

La La Land es además un ejemplo de síndrome de Stendhal cinematográfico. Todo es bellísimo, desde la fotografía de Linus Sandgren (habitual director de fotografía de David O.Russell que no se caracteriza por ofrecer planos bonitos) hasta el vestuario con aire retro de Mary Zophres, pasando por el diseño de producción de David Wasco y como no el repertorio musical creado por Justin Hurwitz y la pareja de compositores de Broadway Pasek & Paul.

Solamente puedo cerrar esta crítica citando las palabras de James Cameron que apelaban al disfrute de la experiencia cinematográfica en la gran pantalla. Películas como La La Land están hechas con ese fin y afortunadamente cintas así se siguen rodando.


Damien Chazelle | Damien Chazelle | Ryan Gosling, Emma Stone, John Legend, Rosemarie DeWitt, J.K. Simmons | Tom Cross | David Wasco | Linus Sandgren | Black Label Media, Gilbert Films, Impostor Pictures, Marc Platt Productions | Marc Platt, Fred Berger, Gary Gilbert, Jordan Horowitz | Michael Beugg, Mike Jackson, John Legend, Thad Luckinbill, Trent Luckinbill, Jasmine McGlade, Molly Smith, Ty Stiklorius | Universal Pictures International Spain |

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

  • Morgoth

    Pues la verdad es que tiene merecido el desprecio. En todas sus películas tiene la misma cara de aburrido/constipado. Tiene el carisma de una roca, vamos.

  • Volcaji

    El hecho de que se cumplan tus sueños implica que vas a tener felicidad, por lo menos en parte. Conseguirlos te va a hacer feliz. Yo no digo que tengas que renunciar a todo por tus sueños, pero sí a algunas cosas importantes de tu vida porque todo no se puede tener.
    Y es verdad que en ‘Whiplash’ también se habla de conseguir tus sueños, pero yo creo que el camino es diferente. En esta el chaval es perseverante y lucha diariamente por conseguir ser el mejor batería (y en ese punto se parece mucho a ‘Cisne negro’). En ‘La la land’ lo veo más como un golpe de suerte y el futuro dependerá de tus decisiones, de ahí que veamos el maravilloso ‘qué hubiera pasado si…’. Vamos, yo lo veo así.

  • http://www.juankiblog.com Juankiblog

    Pues no te sabría decir, la verdad. No me parece un final agridulce. Me parece un final directamente pocho. Creo que el mensaje de la película es que los sueños pueden cumplirse, sí, pero pueden costarte la felicidad. No creo que Chazelle te esté animando a renunciar a todo por tus sueños, más bien todo lo contrario. Lo curioso es que pasaba exactamente lo mismo en Whiplash, con la que creo que comparte mensaje.

  • Meitantei872

    Pues ya vista. Muy de acuerdo con la crítica. POSIBLES SPOILERS SPOILERS SPOILERS

    La La Land, es el personaje de Gosling. Chazelle es el personaje de Gosling que quiere acercar los antiguos y gloriosos musicales a las generaciones de hoy, lanzándoles un guiño a los veteranos del género. Su colega vendría a ser esos grandes estudios que saben lo que vende. Y lo que vende es ese sonido vacío y efectista. Que te puede hacer moverte un rato, pero que jamás te hará sentir lo mismo que un buen tema de jazz.

    Y La La Land es como un buen tema. Uno que puedes estar tarareando días. Pero no me ha enamorado del todo. No pasará a mi lista de gratest Hits. Estará en esa recopilación de canciones que me gustan mucho. Eso sí.

    Porque en La La Land, no sólo brilla la música. Es un claro ejemplo de cómo se puede hacer mucho con menos dinero que otras. De una buena ejecución en su dirección. De una bonita (y agridulce) historia.

    Pero si por algo voy a recordar La La Land estos días, es por ella. Como ya he apuntado en otro hilo, Stone tiene el Óscar en su primera aparición del film. Pero no contenta con eso, la tía sigue y sigue enamorándote con su Mia. Con una interpretación de lo más natural y creíble. No he visto el trabajo de las otras nominadas, pero sin duda es lo mejor de la película.

    Gosling me ha parecido correcto, pero eclipsado por su compañera. Que se lo come con un simple brillo en los ojos. Aquí no puede hacer mucho más, conociendo los registros del actor en trabajaos anteriores.

    Los números musicales si me han parecido algo flojos en un primer visionado. Siendo solo el ultimo el que más me ha gustado. Esperaba que fuesen todos similares a ese. Más “teatrales”…

    Las canciones cumplen. Siendo un par de ellas las que destaquen. El resto me han parecido algo flojas también. Supongo que en más visionados las pillare el punto como ya me ha ocurrido con otros musicales.

    En definitiva, me ha gustado mucho. No me he enamorado de ella, pero la recordaré. Y solo por haber salido sonriendo de la sala, ha merecido la pena en los tiempos que corren. Que uno entra con Hype y sale con cara de oler a pedo y la visión de los productores partiéndose el ojete.

    Me sigo quedando con Whiplash. Pero que me diesen un La La Land anual.

  • estrokastos

    Bueno, no ha sido para tanto. Un cuento. Y como tal, con poco peso. Bonito, bien hecho, pero hasta ahí. Me ha gustado sobre todo la reivindicación de la música y su presencia en pantalla. Algún número musical y Emma Stone que, como bien dices, está esplendorosa. Y ya. No me llega su relación ni la conclusión y hay tramos tediosos. Que sea una rara avis y que funcione no la hace magnífica.

  • Xamfargo

    ¡Eh! ¿Y nadie va a hablar de “Galavant”? ¡Toma musical moderno! :)

  • CinéfiloCascarrabias

    Y Amy Adams en Arrival

  • CinéfiloCascarrabias

    Su mejor papel, y con diferencia, es Half Nelson. Me recordó al Brando de La Ley del Silencio (y no es coña)

  • CinéfiloCascarrabias

    Me encanta ahí. Sé que es imposible pero preferiría que lo nominasen por esa que por La La Land. Es el Coyote de Correcaminos personificado.

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast