Críticas

Alien: Covenant

Resulta difícil ahondar en Alien: Covenant sin dejar caer por dónde van los derroteros de la trama, directamente vinculados a los temas que el director quiere tocar. Hecho el aviso para navegantes, vamos al lío.

Si en Prometheus el director vaciaba en el suelo un cubo con sus ideas más peregrinas e interesantes, en esta secuela se ha dedicado a seleccionar y purgar hasta establecer dos claras vertientes no siempre compatibles. Por un lado Alien: Covenant es el destilado temático de su predecesora. De la mano de John Logan y Dante Harper, sus guionistas, ha quitado la paja, las arbitrariedades e incluso el humor que, acertado o desacertado, marcaba algunos de los momentos más cuestionados de la primera parte para no dejar dudas sobre qué y quién es verdaderamente relevante en esta nueva trilogía. Por el otro, la película tiene la urgencia de satisfacer al fan del Alien original. Una decisión que cuesta descifrar si es libre o impuesta, pero que desde luego no es nada sutil y, me temo, tampoco especialmente entusiasta.

En la balanza de Scott parece claro cual de éstas dos vertientes tiene más interés para él, hasta el punto de que nuestro viejo amigo, el xenomorfo, parece el Afredo Di Stefano de los actos solemnes del Real Madrid. Representa otra época, otro momento de la saga, un revival obligado y lastrante con el que hay que contar aunque no se sepa como encajarlo del todo, quitando protagonismo al verdadero eje de la película. Alien: Covenant se obliga a ser una peli de terror con bicho cuando quiere ser un ensayo sobre el acto de creación en su concepción más filosófica y moral.

© 20th Century Fox

© 20th Century Fox

La pulsión creativa tiene mucho de obsesivio y de (auto)destructivo cuando el horizonte último es el de la perfección. Creernos capaces de alcanzarla es un acto de puro egocentrismo, la expresión máxima del egocentrismo es la psicopatía y la consecuencia de ésta, la soledad. Por estos derroteros es por los que Ridley Scott ha decidido transitar en este título y es en ese terreno en el que la película logra sus mejores momentos. Para ello Scott se sirve de los únicos personajes que realmente tienen poso en la película, David y Walter, los dos androides interpretados por Michael Fassbeder. Las dos caras de la humanidad plasmadas en dos seres sintéticos y “hermanos” que ofrecen una lectura simbólica a muchos niveles.

De algún modo, el vínculo y la tensión entre ambos personajes, iguales pero opuestos, es lo que se vive en esta película que, de nuevo, está muy alejada de la perfección, manteniendo un equilibrio casi imposible y a la vez inevitable entre lo que la saga fue y lo que Ridley Scott quiere que sea. Un equilibrio que sólo es posible, curiosamente, de la mano de ese xenomorfo que estorba. Porque estorban quizás algunos de los obligados guiños, algunas escenas de terror resueltas con prisa a costa de personajes irrelevantes, sin ideas visuales particularmente novedosas e incluso reciclando torpemente elementos de la peli fundacional. Como si muchas de las escenas de terror no pudieran jugar un papel más ambicioso que en un slasher de saldo y, sin embargo, el bicho es la plasmación física del tema central de la película y de las obsesiones de su protagonista.

© 20th Century Fox

© 20th Century Fox

De nuevo habrá división de opiniones, esta vez por motivos distintos a los de Prometheus. En aquella había un toque de caótica locura de la que emergían por igual escenas inspiradas y escenas que se situaban en una involuntaria zona de “alerta truño” que, personalmente, me pesan mucho menos que las virtudes. En Covenant la locura deja paso a la mencionada pugna entre dos apuestas tan válidas como difícilmente conciliables si se llevan a sus extremos, como el agua y el aceite, el cine más trascendental del propio director (Blade Runner) y el espíritu de serie B pura y dura.


Ridley Scott | John Logan, Dante Harper | Michael Fassbender, Katherine Waterston, Billy Crudup, Danny McBride, Demián Bichir, Carmen Ejogo, Jussie Smollett, Callie Hernandez, Amy Seimetz, Nathaniel Dean, Alexander England, Benjamin Rigby, Uli Latukefu, Tess Haubrich | Dariusz Wolski | Pietro Scalia | Chris Seagers | Jed Kurzel | David Giler, Walter Hill, Mark Huffam, Michael Schaefer, Ridley Scott | Twentieth Century Fox Film Corporation, Brandywine Productions, Scott Free Productions, TSG Entertainment | Hispano Foxfilm |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Santi Serrano Sedano

    SPOILER

    Yo…aunque resulte inquietante el “laboratorio” de David, me jode el que le quieran dar un origen , o ese origen a los xenomorfos…. Una de las criaturas más fascinantes del cine reducido a experimentos de un androide…mmmm como que no.

    FIN DE SPOILER

  • http://sirridleyscott.blogspot.pe/ Pierre V. Wilson

    Por el momento, Alien: Covenant recauda 30 millones en China.

    Veremos si China y Japón pueden salvarla.

  • Raqueta Malvada De Tenis

    Bueno… En realidad creo que es una obra maestra, cuando pueda encontrar la manera de explicarlo os váis a cagar todos.

  • EVA

    VER ALIEN COVENANT PELICULA COMPLETA http://go-movies.us/movie/126889/alien-covenant.html

  • Axi

    TOP

  • Meitantei872

    Pues a mí no me hace esas cosas el Disqus… Y como te digo he seguido la crítica casi a diario y dudo que hayan borrado 400 mensajes (más o menos) así porque sí…

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast