Noticias

Phil Lord y Christopher Miller abandonan ‘Solo’ por “diferencias creativas”

Phil Lord y Christopher Miller se han desvinculado por diferencias creativas de Solo, spin-off de Star Wars, según han confirmado tanto los propios directores como Kathleen Kennedy, presidenta de Lucasfilm.

Imagen 1

Os dejo en el enlace inferior el comunicado firmado por ambas partes. pero aviso de que es lo normal en estos casos. “Ha acabado confirmándose que teníamos visiones creativas diferentes…” dice Kennedy. “Odiamos emplear el cliché ‘diferencias creativas pero en este caso es cierto…”, dicen los directores. Insisto, lo normal.

Ya sabéis lo que hay porque habéis leído cien comunicados iguales en esta web.

Kennedy ha anunciado que en breve se anunciará un nuevo director para completar las, teóricamente, tres semanas de fotografía principal que le quedaban a la película. Quizás para la convención D23 de mediados de julio, si no antes.

PD: Me resisto del todo a considerarlo como “el mismo caso” que Rogue One simplemente por el mero hecho de que Gareth Edwards nunca fue “desvinculado, ejem” de la película, que acabó Tony Gilroy. Pero si sale algo más lo añado.

PD2: Por poner la nota de color, los directores “hablaron” con DC durante un descanso de la producción de Han Solo, según The Wrap. Hablar, nada más. Hay que recordar que en cierto momento fueron considerados para The Flash y han trabajado con Warner en The Lego Movie.

DHD

Turno de Ángel:

ACTUALIZACIÓN: Con el paso de las horas han empezado a aclararse interrogantes sobre el abandono de Lord y Miller de manera tan fortuita a solo tres semanas de terminar su rodaje y parece que las “diferencias creativas” han sido bastante serias y llevan fraguándose desde que comenzase la producción en febrero.

Primero, Variety cuenta según sus fuentes que desde el primer día Kathleen Kennedy no estuvo conforme con su estilo de dirección. No hubo química entre ellos, por así decirlo, y los propios Lord y Miller se sorprendieron al descubrir que no contaban con el mismo tipo de libertad creativa que sí habían tenido dirigiendo 21 Jump Street o La LEGO película y había un serio control de sus acciones en el set. Medio en serio, medio en broma, la fuente de Variety añade que “[a Kennedy] no le gustaba ni cómo se doblaban los calcetines“.

Como suele ser habitual en este tipo de grandes producciones –demasiado habitual–, contrataron a Lord y Miller por las mismas razones por las que luego no les han querido. Su energía, su irreverencia en películas anteriores no es finalmente lo que la gente de Lucasfilm o el guionista Lawrence Kasdan han acabado queriendo para esta película. A Kennedy no le gustó ni su forma de dirigir ni su forma de interactuar con los actores ni el equipo [más sobre esto abajo].

“Kathy, su equipo y Larry Kasdan llevan haciendo esto a su modo desde hace mucho. Saben cómo se fabrica el queso y así es como quieren que se haga”, comenta la fuente del medio.

Según Variety, aunque la nota de prensa pretenda suavizar la situación citando que se ha llegado a un consenso sobre las diferencias creativas, qué es lo mejor para la producción… la realidad es que Lord y Miller han sido despedidos; no se han marchado por propia voluntad.

Segundo, entrando más en materia, THR alude a detalles concretos sobre las diferencias creativas y qué es exactamente eso del estilo de dirección de este par de realizadores que no ha conseguido cuajar. La situación real de la que se dieron cuenta en medio del rodaje es que habían contratado a un dúo especializado en comedias irreverentes y con mucha manga ancha para la improvisación, dejar que sus actores aporten cosas al guión, cambiar cosas sobre la marcha…para realizar una producción en la que todo debe estar medido. ¿Por qué no se dieron cuenta antes de todo esto? Ahhhhhhh.

THR cita diferencias irreconciliables entre los directores y el guionista Lawrence Kasdan –responsable, junto a su hijo, del libreto de esta película, así como de la co-escritura de El despertar de la Fuerza, El imperio contraataca, El retorno del Jedi… alguien de confianza para Lucasfilm–; mientras que ellos querían ser fieles a su estilo e improvisar, Kasdan es más de la vieja escuela: lo que está escrito en el guión es lo que había que rodar. Punto. Lord y Miller pensaron que con el paso de las semanas se llegaría a un acuerdo sobre esto pero Kennedy se puso de parte de Kasdan y el dúo quedo tirado sin ningún apoyo, ni siquiera de otros productores que intermediaban en el set de rodaje en Londres.

THR nuevamente saca el término “despido” y dice que ambos directores se quedaron sorprendidos al recibir la noticia este lunes. Ambos se habían mudado con toda su familia a Londres para este trabajo. Según las fuentes del medio, el proceso para buscar un sustituto es inminente y ya hay una lista de candidatos, que incluye a Ron Howard como uno de los nombres más sonados.

Por añadir una tercera fuente, y siendo alguien de confianza, Mike Sampson (ex-JOBLO) añade su particular conocimiento de los hechos colocando a las futuras regrabaciones programadas para este verano como la gota que colmó el vaso tras esta áspera relación entre los implicados.

Kennedy estaba sintiendo que la película no era lo suficientemente “Starwarsera” para su gusto –allá cada cual lo que entienda por cuáles deben ser los mínimos básicos a tener en una película de Star Wars— y eran necesarias regrabaciones para reajustar este spin-off respecto a la visión inicial de sus directores. Si esta situación os suena de algo es porque es, literalmente, lo mismo que ocurrió con Gareth Edwards y su Rogue One; se empezó haciendo una cosa y Lucasfilm decidió que había que regrabar escenas y crear otras nuevas (como la final de Darth Vader) para conseguir que la película se ajustase más a los canones de Star Wars. La jugada les salió bien, eso hay que reconocerlo, pero no es modo ideal de encarar una producción y menos de honrar las ideas de la persona a la que has contratado para llevarla a cabo.

Sampson continúa añadiendo en su cadena de tuits que Edwards (responsables de Godzilla, película que también sufrió ciertos cambios posteriores) aceptó su posición y los términos que proponía Lucasfilm y el resto de Rogue One lo regrabó Tony Gilroy (director de Michael Clayton, acreditado finalmente como co-guionista en Rogue One, aunque sus labores se extendiesen a más funciones).

Problema: Lord y Miller no han querido tragar; cuando Lucasfilm propuso a un equipo externo para encarar esas regrabaciones así como el montaje, del mismo modo que se hicieron las de Rogue One, ellos se negaron en rotundo. No la más inteligente de las decisiones, viendo cómo han acabado las cosas, pero hay que reconocerles al menos que tienen un mínimo de orgullo para plantarse y decir “esta es nuestra película, para bien o para mal”.

Sampson añade que no hay nada inherentemente mal en lo que han rodado Lord y Miller, de hecho los consultados parecen encantados con ello, simplemente es que lo que tienen entre manos ahora mismo no es lo que quiere Lucasfilm. Quieren ir a tiro fijo y no arriesgarse. Aquí yo me preguntaría qué tienen que perder, exactamente. Es Star Wars. Podrías poner dos horas de plano fijo en la cantina y la gente seguiría pagando la entrada.

Críticas

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

Twitter

Podcast