Críticas

Colossal

En la entrevista realizada por Alberto Pérez para Bloguionistas, Nacho Vigalondo deja dos cosas claras sobre el tipo de cineasta que es y que es algo que se ha ido viendo en todos sus trabajos, incluso antes de dar el salto al largometraje: Por un lado, es alguien que considera esencial e incluso natural aportar de la propia vida o de la que le rodea en sus guiones, algo vital para la propia originalidad de la obra, por otro, es alguien que no entiende su labor como cineasta sin el desafío consciente de romper ciertos moldes, de sorprender, no sólo con el concepto, sino con la propia estructura de la película, aunque eso implique lecturas y opiniones encontradas. En esencia, es alguien más feliz siendo un director que genera discusión desde la originalidad (con los aciertos y errores que ésta implica) que uno que genera consenso desde lo esperable. Y no lo dice con desdén hacia el cine más convencional, sino con la consciencia de que para contar una historia de la forma más honesta posible ésta debe suponer un estímulo total para quien escribe y dirige.

Colossal, su cuarto largometraje, es una muestra más de todo ello. Es un película con una premisa original que vuelve a retorcer y mezclar géneros. En el momento de mayor crisis personal de su protagonista, inmersa en una dinámica de perpetua resaca y a la que su ex acaba de echar de casa obligándola a volver a su pueblo, ésta descubre que tiene un vínculo directo con un monstruo descomunal que aparece en Seúl destrozando todo a su paso. De forma parecida a como ocurría en Extraterrestre, un fenómeno de escala descomunal es la excusa para abordar la más pequeña historia personal, que es el verdadero núcleo de la película, aunque en esta ocasión con un vínculo más directo y bien armado, donde las consecuencias de los actos propios tienen reflejo catastrófico y ésta catástrofe impulsa a su vez nuevas decisiones que se circunscriben únicamente al ámbito más personal de los protagonistas.

colossal 1

Es un planteamiento que, habiéndola podido ver con amigos en casa durante el preestreno televisivo, genera justo esa discusión de la que Vigalondo hablaba en la entrevista, pero es también uno sin el cuál sería mucho menos estimulante hablar de la propia película y sus diferentes capas, temas y quiebros de guion.

En su metáfora más obvia, Colossal es una película sobre el monstruo que todos llevamos dentro, esa es su premisa, pero según avanza la película es también una historia sobre los procesos depresivos y sobre la voluntad y/o posibilidad de afrontarlos o rendirse a ellos. Es una película que tiene quizás más miga en las decisiones de sus personajes que en ningún otro lado, algo que ocurre en su segunda mitad. El monstruo no es sólo reflejo de un estado de ánimo, sino del lugar en el que éste habita (físico y etílico), y ese lugar afecta en primera instancia a la protagonista, pero también a quienes le rodean. Por lo cual, salir de ese estado de ánimo, de ese refugio autodestructivo, deja de ser sólo una responsabilidad hacia un mismo y comienza a serlo hacia los demás.

colossal2

Es posible que, para quien espere una película de género al uso o una narrativa basada en la lógica de los acontecimientos, Colossal resulte algo decepcionante. Ahora bien, como relato sobre la depresión como enfermedad contemporánea, sobre sus consecuencias, sus distintas caras y la soledad a la que la rodea, es magnífica. Ahí es donde se respira todo ese desahogo personal que Vigalondo imprime a la película que transita por emociones y actitudes tan diversas y cabronas como la frustración, la culpa, la condescendencia, los celos, el chantaje emocional o la incapacidad de encontrar acomodo en ninguna circunstancia.

Así, los personajes de Anne Hathaway y Jason Sudeikis (ojo a su trabajo), que parten de una inicial sintonía, funcionan según avanza la historia como las dos caras y las dos formas de afrontar todo esto.

Se habla de que Colossal sea, probablemente, la mejor y más madura película de su director. Viendo todos los palos que toca y la honestidad con que lo hace, más allá de las filias o fobias que despierte su juego con los géneros, no seré yo quien lo contradiga.


Nacho Vigalondo | Nacho Vigalondo | Anne Hathaway, Jason Sudeikis, Austin Sotwell, Tim Balke Nelson, Dan Stevens, Hannah Cheramy, Nathan Ellison | Eric Kress | Ben Baudhuin, Luke Doolan | Sue Chan | Bear McCreary | Nicolas Chartier, Zev Foreman, Nahikari Ipiña, Russell Levine, Dominic Rustam | Garrett Basch, Justin Bursch, Jonathan Deckter, Anne Hathaway, Christopher Lytton, Nacho Vigalondo, Shawn Williamson | Toy Fight Productions, Brightlight Pictures, Sayaka Producciones Audiovisuales, Legion M, Route One Entertainment | Versus Entertainment |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Black

    Sinceramente, pienso que la solución al hecho de que no estés de acuerdo con las valoraciones del tal Sergio, hubiera sido exponer tus argumentos que creo son bastante más sólidos que lo suyos y de sobra podrían haberse expuesto de manera mucho más sólida tratándose de ti. Pero en vez de hacer eso, te dedicas a destripar su Disqus publicando por aquí las miserias del prójimo con una mala leche y una inquina que me pone los pelos de punta.
    Es cierto que su opinión ha sido excesivamente hiriente, por el tono y la forma, pero en ningún caso justifica semejante ataque por mucho que quieras justificarlo con un mensaje de su Disqus privado.
    Y lo que más me acojona de todo es que se te aplauda la gesta y que por ser quien eres ni los moderadores te han den un toque.
    Se entendería si el tal Sergio hubiera entrado en terreno personal de manera zafia y ruin desde el primer momento, pero lo único que hizo fue dar una opinión sobre una película, por mucho que ésta fuera simple y carente de criterio.
    A ver si aprendemos a no tomarnos la opiniones de los demás tan a pecho. Y si no estás de acuerdo con ello, tienes herramientas de sobra para argumentar tu punto de vista, que creo le puede dar una lección de cine a una buena parte del foro.
    Me habría encantado leerte rebatir al tal Sergio y vendernos la puta película a todos, pero en vez de eso entras en lo más bajo, tomándotelo como algo personal y reaccionando como a alguien a quien le han herido en lo más profundo del alma, mientras todo el personal, moderadores incluidos, aplaude en silencio al señor Doc. Simplemente lamentable. Si esto lo hace cualquier otro, se habría llevado un linchamiento y posterior baneo de tres pares.
    Y ahora si quieres te dedicas a sacar mis miserias porque no te gusta lo que digo. Me la pela.

  • I am Chinatown Fan

    Pues has elegido bien.

  • doc_diablo

    Joder ahora que ya lo habiamos dejado y el moderador habia zanjado el tema, a tocar las pelotas.Huele a amigacho o a clon que apesta.
    A ver la asepsia lo que dura. En 1 dia estás contestando y si no, el otro indignado de lo que te he contestado a ti. No falla
    Y otro con el tiempo que no tiene para gastar y el tiempo que regala y pollas en vinagre.

  • Carlito

    Vaya prontuario que revisar para sacar el cuero al mensajero. Es su criterio positivo o negativo. Como nos gusta perder el tiempo. Y estoy regalando 30 segundos. Particularmente cuando participo, no vuelvo a ver comentarios al respecto. Por asepsia. Gracias

  • http://www.ivoox.com/podcast-cinemascopa_sq_f1279414_1.html Cinemascopa

    Gran peli de Vigalondo.
    Muy divertida pero con mucho, mucho más trasfondo del que parece en un principio. La forma en la que nos enseña el trauma de Hathaway mediante mostros y roboces es muy original y aunque no fluye del todo bien sirve perfectamente para que el mensaje llegue (a nada que lo pienses un poco) pero de una manera distinta y divertida.
    Hathaway está muy bien y la parte técnica es sobresaliente (dentro del tono).
    A nosotros nos gusta más una resolución en plan todo es una historia que Anne, que al fin y al cabo es escritora, se inventa para superar lo que le pasó de pequeña, que tomarlo todo literal.
    En fin, Vigalondo da un paso colosal en su cine. JUASJUAS.

  • PORTALPA

    Entre el cine de superhéroes y el enésimo blockbuster ruidoso de turno es de agradecer poder acercase al cine a ver una película como esta, pero claro, a mí me gustan películas como Mountains of the moon o The four feathers (la versión de Korda por supuesto).

  • Belmondo

    En lo que te digo yo era una sesión casi exclusiva para niños, por el horario. Así que casi que valía cualquier cosa, aún así la madre, por propia voluntad se terminó saliendo, porque llegó un momento que no había Cristo que callara al zagal.

Críticas

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

death note

Histrionismo japonés a la americana.

la torre oscura

Ya está hecha. A otra cosa.

v1.bjsxNjE0NjE1O2o7MTc0MzM7MTIwMDsyMDQ4Ozg1OA 1200×502

Muchas de cal, una gorda de arena (por Doctor Diablo)

Twitter

Podcast