Noticias

‘La Torre Oscura’ se viene abajo y resurge en el mismo día

A los españoles nos quedan todavía un par de semanas para “disfrutar” de la adaptación de La Torre Oscura a cargo de Sony pero en Estados Unidos llega este mismo fin de semana y las críticas ya están en la red desde ayer, saliendo solo a 24 horas de su estreno.

Vamos a decirlo rápido para que duela menos: se han cumplido los peores presagios y la han puesto a caldo. Crujida total para una película en la que no parece salvarse nada, desde el guión, parte técnica o el trabajo de sus protagonistas, que hacen lo mejor que pueden con el material que tienen entre manos; pero ni con esas. La ponen un poco mejor que la película de los Emojis, eso hay que reconocerlo.

La adaptación de la obra magna de Stephen King escrita entre 1982 y 2004 que pretendía dar lugar a toda una nueva saga trasladando su mundo western-fantástico, llega tocada por una serie de problemas internos que han dañado el resultado final, tal y como recogía Variety hace unos días, en el clásico nuevo ejemplo de diferencias creativas entre director y productores.

Desde el estudio, los implicados niegan estas acusaciones, pero no son las únicas fuentes que avisaban de que algo raro se cocía. Eric Vespe de AICN, experto conocedor de la obra de King y toda una institución a la hora de hablar de cómo se ha llevado esta adaptación, ha ido relatando todo lo referente a esta producción desde su concepción inicial (hace una década, cuando se pretendía hacer con J.J. Abrams y Damon Lindelof) hasta la encarnación actual, en la que la persona al cargo es el guionista Akiva Goldsman (Batman y Robin, El código Da Vinci, Soy leyenda), quien lleva con el libreto desde el año 2010.

Ha habido cambios de estudio y planes (Universal, donde se iba a hacer una trilogía de películas y serie de tv), recortes presupuestarios, directores involucrados (Ron Howard) y protagonistas que nunca pudieron ser (Javier Bardem), pero el trabajo de Goldsman como guionista y productor junto a Jeff Pinkner (Fringe) siempre ha sido una constante hasta hoy y su material escrito, en el que pretende condensar la obra de King en una única película que hace las veces de pseudo secuela de la trama de las novelas y a la vez punto de partida para la saga fílmica, se ha mantenido.

El año pasado recopilé el análisis realizado por Vespe donde ya avisaba del cacao argumental en un guión que aglutina material de varias de las siete novelas principales a la vez, en una especie de Alatriste del fantástico; pero el guión base, el cual finalmente se ha mantenido de manera casi íntegra, no ha sido el único problema que ha afrontado esta producción.

En la pieza de Variety, varias fuentes aseguran que La Torre Oscura ha sufrido una severa remodelación de última hora a cargo de Tom Rothman, ex-directivo de FOX ahora al mando de Sony, el cual apartó al director Nikolaj Arcel (Un asunto real) del montaje y supervisó todo el proceso final pasando varias horas en la sala de edición y ordenando diversas anotaciones a seguir, además de estar tentado con la posibilidad de sustituir al director danés por completo por otro realizador de más caché, cosa que finalmente no se hizo ya que habría sido extremadamente costoso; pero no fue por falta de ganas. Arcel, fan confeso de Stephen King y también responsable del guión de la versión sueca de Millennium, estuvo sobrepasado por el tamaño de la producción, según apuntan varias fuentes.

Lo que recoge Variety refuerza lo que adelantaba Vespe y es que la película final, con unos parcos 95 minutos de duración, es el resultado de un montaje para “dummies”; toda la mitología de la saga se ha condensado a lo mínimo tras varios “test screening” donde el público parecía perdido para seguir la trama y ha quedado reducida a los huesos para que cualquier profano se pueda enterar de todo en hora y media.

Ron Howard, que sigue manteniendo su crédito de productor, asesoró a Arcel en el apartado musical y Akiva Goldsman también estuvo involucrado junto a Rothman a la hora de darle forma final a la cinta. Nuevamente, los implicados niegan que haya habido cualquier tipo de problema en la producción, pero sus declaraciones no se sostienen dado que aseguran que la película se ha hecho a tiempo y sin percances presupuestarios, pero es bien sabido que hace unos meses se cambiaron cosas.

La Torre Oscura ha costado finalmente 66 millones de dólares –una cantidad algo ajustada comparada con el blockbuster medio que nunca baja de los +100 millones– y, de los cuales, 6 millones se invirtieron en diversas regrabaciones de última hora esta pasada primavera con el objetivo de aclarar la historia previa entre el protagonista, Roland, el pistolero encarnado por Idris Elba, y su némesis, El hombre de negro de Matthew McConaughey, un villano que pretende destruir la torre que da título a la saga y que representa un enclave de unión entre realidades. Se filmaron varias escenas para recalcar aspectos del mundo en el que habita el héroe, se recortaron cinco minutos de exposición argumental y se hizo en su lugar una escena nueva para condensar varias ideas desperdigadas por el montaje original, así como regrabar todo el final.

Rothman asegura que la complejidad narrativa de la saga ayudará a conectar con el público de algún modo diciendo que “Es una película de fantasía así que por tanto es compleja; es intrincada y ambiciosa, pero eso es bueno porque viendo la complejidad de las cosas que hay en televisión hoy día, la gente que va al cine quiere ambición”. [Nota personal: esto suena a eufemismo de “a la gente le gusta mucho Juego de Tronos y ojalá pudiéramos replicarlo también en cine“.]

Poster-Torre-Oscura

Las pistolas en cuestión © Sony Pictures

Muchos seréis conscientes a estas alturas de que el apartado de marketing no ha sido especialmente lúcido a la hora de trasladar un interés hacia el gran público por esta película, con pósters planos, tráilers que hacían entrever una cinta de aventuras oscura y genérica y continuos cambios en su fecha de estreno, desde ser una apuesta para el inicio de año hasta acabar de mala manera en pleno mes de agosto y sin levantar apenas ruido estas últimas semanas.

Variety explica esto diciendo que la situación interna entre Sony y MRC (estudio encargado de aportar el capital para producir la película) propició esto, ya que cuando MRC negoció su contrato para dividir costes incluyeron una cláusula de “derecho a veto” en todos los aspectos, desde marketing hasta el montaje final. Si a una de las partes no le gustaba uno de los tráilers, por ejemplo, tenían derecho a pedir que se descartase, dificultando que se llegase a un consenso. Uno de los informantes describe la situación como de “demasiados chefs en la cocina”; muchas voces discordantes y nadie que estableciera un orden a seguir. King también poseía este derecho a veto, estipulado en su contrato cuando cedió los derechos de su obra, aunque siempre se ha mantenido optimista con la película y ha declarado que le gusta cómo ha quedado.

De todas formas, las previsiones en taquilla son esperanzadoras –20 millones para su estreno según algunos analistas con, recordemos, unos simples 66 millones de presupuesto–, así que puede que libren costes. Para alivio de los fans, al margen de cómo haya resultado la película, hay un plan B en marcha para continuar y es la mencionada serie de televisión paralela.

El cuarto libro de la saga, Mago y cristal, supone un cambio de estructura con un relato interno que nos acerca a la juventud de Roland antes de que comenzase su búsqueda de la torre. Unos “flashbacks” que ayudarían a conocer mejor al personaje y su mundo fantástico-western-medieval, viendo su ciudad natal de Gilead y la orden de pistoleros de la que desciende. En mayor o menor medida, siempre ha existido un plan de tener una serie-miniserie extra y eso sigue adelante con el anuncio por parte de THR de la contratación de Glen Mazzara (showrunner de The Walking Dead de las temporadas 2-3) como responsable.

“He sido fan de Stephen King durante décadas y la oportunidad de adaptar La Torre Oscura como serie de televisión es un gran honor”, comenta Mazzara. “Los eventos de ‘El pistolero’ [primera novela], ‘Mago y cristal’ [cuarta novela], ‘El viento por la cerradura’ [octava novela, publicada en 2012, pero argumentalmente ambientada entre la cuarta y quinta] y otros relatos necesitan un formato extenso para capturar la complejidad del paso a la adultez de Roland — cómo se convirtió en El pistolero, cómo se convirtió Walter en El hombre de negro, y cómo su rivalidad le costó a Roland todo y a todos los que había amado. No podría estar más emocionado por contar esta historia. Es como si me hubieran dado la llave de un cofre del tesoro. Ah y, sí, vamos a tener bilibrambos”.

© Sony Pictures

La producción, que a día de hoy no tiene cadena confirmada para su emisión, comenzaría en 2018 para un total de unos 10-13 episodios. MRC y Sony continúan poniendo el dinero, con Akiva Goldsman nuevamente involucrado como productor. THR indica que tanto Nikolaj Arcel como su compañero de guión Anders Thomas Jensen no están involucrados en la serie, a pesar de que el propio Arcel concediese una entrevista esta misma semana indicando haber participado en la escritura de las bases de los dos primeros capítulos. Mazzara ha sido nombrado como absoluto responsable.

La serie, al contrario que la película, está pensada para ser una adaptación fiel del material escrito y esto es lo que comentaba Arcel –quizá en ese momento ajeno a su “despido”– sobre ella para IndieWire: “Está siendo escrita. Fui parte de la escritura del piloto, ideas en general de la primera temporada y el segundo episodio. Va a ser genial. Lo emocionante de esto es que, mientras que en la película intentamos crear una introducción y que tuviese entidad propia, a la vez estábamos trabajando en la serie de televisión, la cual es totalmente canon. Vamos de vuelta al pasado. Es una adaptación muy, muy fiel de ‘Mago y cristal’ y partes de ‘El pistolero’. Eso era genial en plan ‘Vale, ahora podemos coger diálogos clavados, o escribir a los personajes tal cual son’; lo cual, como fan, me resultó emocionante de una manera diferente”.

Se espera, si no hay cambios drásticos, que este proyecto para la pequeña pantalla tenga nexo de unión con el universo planteado en la película mediante cameos de Idris Elba y Tom Taylor (Jake Chambers), dando el pie para contar una historia dentro de otra historia con toda la juventud de Roland mediante otro actor que dé vida a un Elba joven. Dennis Haysbert (24, The Unit), quien aparece en la película dando vida al padre de Roland en un flashback, también tendría papel asegurado en la serie.

P.D: Esperanza.

  • Elvira26

    En serio no veían que era material de serie de TV y no de película? Yo estas cosas no las entiendo la verdad. Y no conozco las novelas y acabo de leeros pero HBO está buscando la sucesora de Juego de Tronos y esta podría haber sido una saga a tener en cuenta… A ver qué hacen con la serie / mini serie …

  • Hastur Jr.

    Santa Rita, Rita, lo que se bebe se vomita.

  • Kike Yebra Torreblanca

    Sigo pensando que igual el cine no era el formato más adecuado para esta adaptación. Quizás en televisión se hubiera podido trasladar la obra con la pausa que merece. Comprimirlo todo el 95 minutos me parece un despropósito, como lo de las tres películas del Hobbit, pero a la inversa.

  • Nachop Pikachop

    Y tu madre sigue siendo puta.

  • Nachop Pikachop

    Tralarí tralará.

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast