Críticas

La torre oscura

Cerca de diez años de vaivenes preceden a este proyecto que en otro tiempo pareció un éxito casi obvio y que ha llegado a las pantallas como si todo ese gasto de energía para sacarlo adelante le hubiese hecho concluir babeante su trayecto. La torre oscura es quizás una de las muestras de atrofia más notables que nos han llegado a la gran pantalla en años. Una obra a priori épica, ambiciosa y de largo recorrido que ya en su primer episodio cinematográfico (seguramente el último) se presenta con una sangrante carencia de ideas y fuerza a todos los niveles.

Debo decir, eso sí, que apenas conozco esta saga de King y pocas comparaciones puedo establecer con la obra en que se basa, más allá de los detalles que ya ojeé del primer libro en su día y de lo que otras personas me han contado de la misma. Pero del vago recuerdo que guardo de ese primer libro aún tengo presente el aura legendaria de lucha entre el bien y el mal, nada nuevo, desde luego, pero nunca tan poco apasionado como lo que se ve en esta traslación a la gran pantalla.

torre oscura 1

Sobre el papel hay muchos de los elementos básicos. Héroe y antagonista, Roland Deschain y el hombre de negro, la amenaza a la torre como pilar de la armonía entre distintos universos, las referencias a la obra de King que convertían a esta saga en nexo de su bibliografía… Y sin embargo todo carece de rumbo, alma y significado.

Después de años acostumbrando nuestra percepción como espectadores a películas que equiparan lo épico a la duración prolongada de una película, ésta ya parte con una propuesta totalmente contraria. 90 minutos para presentar un universo completo, tratar de dar peso a la rivalidad entre el pistolero y el hombre de negro, contarlo todo a través de los ojos de un chaval de forma no muy distinta a la de La historia interminable, preparar una “misión” y concluirla. 80 minutos de pura prisa narrativa cuando no hay momento importante que no asociemos precisamente a lo contrario, a la pausa, a recargar la batería con lentitud para el estallido final, a la cámara lenta.

El inicio no es malo. Centrado el arranque en el niño protagonista, Jake Chambers, y la incomprensión que generan sus sueños y visiones, vinculadas a extraños terremotos en nuestro mundo, en quienes le rodean, la película tiene sus momentos más interesantes a nivel de personajes, entre otras cosas, porque no trata la niñez desde la condescendencia, cosa muy de agradecer. Pero una vez inmersos en el segundo acto y centrados en el universo fantástico, todo se trata con una falta de pasión flagrante, fruto de esa celeridad ya comentada, de personajes que apenas pasan de lo arquetípico, de una pobreza de medios (al menos en pantalla) que no ayudan a maquillar otras carencias y de una realización de lo más plana.

torre oscura 2

Pero quizás el mayor de los problemas sea algo tan básico como el qué quiere contarnos esta película, la idea que engloba todo el relato. No hay un nexo de unión más allá de esa idea del bien contra el mal y de esa huída hacia adelante ante la amenaza de el hombre de negro. ¿Es una historia de venganza? ¿De redención? ¿De descubrir el héroe que el protagonista lleva dentro? ¿Quizás una historia sobre encontrar el propio destino? Muchas posibilidades, pero ninguna clara, ninguna que ayude a dar consistencia, peso y una dirección en la que caminar.

Cuesta quizás definirla como una mala película porque tampoco hay grandes “cagadas” como tales pero entraría sin problemas en ese saco tan poco agradecido de películas que no aportan nada, ni siquiera un riesgo mal calculado que acabe en patinazo. Es simplemente una muestra de absoluta corrección inane, de lugares comunes y ejecución casi robótica acompañada de arreglos sobre la marcha (con las ya habituales reescrituras y regrabaciones en pleno proceso de montaje). Esa corrección insulsa y poco apasionada sobrevuela buena parte de la obra del guionista principal, Akiva Goldsman, que aquí parece haber tenido la complicidad de buena parte del equipo (absoluta impersonalidad de Arcel y un McConaughey soso como nunca) y de las decisiones de despacho.

El batacazo en salas ha sido serio y, pese a la promesa de que habrá continuación a modo de serie televisiva, conviene pensar si merece la pena prolongar una obra que ha llegado a la meta sin que sus responsables parezcan recordar por qué echaron a correr, algo parecido a lo que le pasó a Peter Jackson con El Hobbit.


Nikolaj Arcel | Akiva Goldsman, Jeff Pinkner, Anders Thomas Jensen, Nikolaj Arcel | Idris Elba, Matthew McConaughey, Tom Taylor, Dennis Haysbert, Ben Gavin, Claudia Kim, Jackie Earle Haley, Fran Kranz, Abbey Lee, Katheryn Winnick, Nicholas Pauling, Michael Barbieri, José Zúñiga, Nicholas Hamilton | Rasmus Videbæk | Alan Edward Bell, Dan Zimmerman | Christopher Glass, Oliver Scholl | Junkie XL | Akiva Goldsman, Ron Howard, Erica Huggins | G. Mac Brown, Jeff Pinker | Sony Pictures Entertainment, Media Rights Capital, Imagine Entertainment, Weed Road Pictures | Sony Pictures Releasing |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • SD

    Todo lo necesario para hacer una película buena estaba en el libro y aún así se la han pegado. Y eso que sólo he leído el primero.

Críticas

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

death note

Histrionismo japonés a la americana.

la torre oscura

Ya está hecha. A otra cosa.

v1.bjsxNjE0NjE1O2o7MTc0MzM7MTIwMDsyMDQ4Ozg1OA 1200×502

Muchas de cal, una gorda de arena (por Doctor Diablo)

Twitter

Podcast