Críticas

La torre oscura

Cerca de diez años de vaivenes preceden a este proyecto que en otro tiempo pareció un éxito casi obvio y que ha llegado a las pantallas como si todo ese gasto de energía para sacarlo adelante le hubiese hecho concluir babeante su trayecto. La torre oscura es quizás una de las muestras de atrofia más notables que nos han llegado a la gran pantalla en años. Una obra a priori épica, ambiciosa y de largo recorrido que ya en su primer episodio cinematográfico (seguramente el último) se presenta con una sangrante carencia de ideas y fuerza a todos los niveles.

Debo decir, eso sí, que apenas conozco esta saga de King y pocas comparaciones puedo establecer con la obra en que se basa, más allá de los detalles que ya ojeé del primer libro en su día y de lo que otras personas me han contado de la misma. Pero del vago recuerdo que guardo de ese primer libro aún tengo presente el aura legendaria de lucha entre el bien y el mal, nada nuevo, desde luego, pero nunca tan poco apasionado como lo que se ve en esta traslación a la gran pantalla.

torre oscura 1

Sobre el papel hay muchos de los elementos básicos. Héroe y antagonista, Roland Deschain y el hombre de negro, la amenaza a la torre como pilar de la armonía entre distintos universos, las referencias a la obra de King que convertían a esta saga en nexo de su bibliografía… Y sin embargo todo carece de rumbo, alma y significado.

Después de años acostumbrando nuestra percepción como espectadores a películas que equiparan lo épico a la duración prolongada de una película, ésta ya parte con una propuesta totalmente contraria. 90 minutos para presentar un universo completo, tratar de dar peso a la rivalidad entre el pistolero y el hombre de negro, contarlo todo a través de los ojos de un chaval de forma no muy distinta a la de La historia interminable, preparar una “misión” y concluirla. 80 minutos de pura prisa narrativa cuando no hay momento importante que no asociemos precisamente a lo contrario, a la pausa, a recargar la batería con lentitud para el estallido final, a la cámara lenta.

El inicio no es malo. Centrado el arranque en el niño protagonista, Jake Chambers, y la incomprensión que generan sus sueños y visiones, vinculadas a extraños terremotos en nuestro mundo, en quienes le rodean, la película tiene sus momentos más interesantes a nivel de personajes, entre otras cosas, porque no trata la niñez desde la condescendencia, cosa muy de agradecer. Pero una vez inmersos en el segundo acto y centrados en el universo fantástico, todo se trata con una falta de pasión flagrante, fruto de esa celeridad ya comentada, de personajes que apenas pasan de lo arquetípico, de una pobreza de medios (al menos en pantalla) que no ayudan a maquillar otras carencias y de una realización de lo más plana.

torre oscura 2

Pero quizás el mayor de los problemas sea algo tan básico como el qué quiere contarnos esta película, la idea que engloba todo el relato. No hay un nexo de unión más allá de esa idea del bien contra el mal y de esa huída hacia adelante ante la amenaza de el hombre de negro. ¿Es una historia de venganza? ¿De redención? ¿De descubrir el héroe que el protagonista lleva dentro? ¿Quizás una historia sobre encontrar el propio destino? Muchas posibilidades, pero ninguna clara, ninguna que ayude a dar consistencia, peso y una dirección en la que caminar.

Cuesta quizás definirla como una mala película porque tampoco hay grandes “cagadas” como tales pero entraría sin problemas en ese saco tan poco agradecido de películas que no aportan nada, ni siquiera un riesgo mal calculado que acabe en patinazo. Es simplemente una muestra de absoluta corrección inane, de lugares comunes y ejecución casi robótica acompañada de arreglos sobre la marcha (con las ya habituales reescrituras y regrabaciones en pleno proceso de montaje). Esa corrección insulsa y poco apasionada sobrevuela buena parte de la obra del guionista principal, Akiva Goldsman, que aquí parece haber tenido la complicidad de buena parte del equipo (absoluta impersonalidad de Arcel y un McConaughey soso como nunca) y de las decisiones de despacho.

El batacazo en salas ha sido serio y, pese a la promesa de que habrá continuación a modo de serie televisiva, conviene pensar si merece la pena prolongar una obra que ha llegado a la meta sin que sus responsables parezcan recordar por qué echaron a correr, algo parecido a lo que le pasó a Peter Jackson con El Hobbit.


Nikolaj Arcel | Akiva Goldsman, Jeff Pinkner, Anders Thomas Jensen, Nikolaj Arcel | Idris Elba, Matthew McConaughey, Tom Taylor, Dennis Haysbert, Ben Gavin, Claudia Kim, Jackie Earle Haley, Fran Kranz, Abbey Lee, Katheryn Winnick, Nicholas Pauling, Michael Barbieri, José Zúñiga, Nicholas Hamilton | Rasmus Videbæk | Alan Edward Bell, Dan Zimmerman | Christopher Glass, Oliver Scholl | Junkie XL | Akiva Goldsman, Ron Howard, Erica Huggins | G. Mac Brown, Jeff Pinker | Sony Pictures Entertainment, Media Rights Capital, Imagine Entertainment, Weed Road Pictures | Sony Pictures Releasing |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • gatorock
  • Jorge Kosky

    Siempre que voy a ver una película pongo todo de mi parte por que me guste. Intento que lo positivo se imponga a lo negativo. A veces no es posible. De lo que paso es de los extremos, eso de que o es una obra maestra o una puta mierda. Hay una enorme escala de colores entre el blanco y el negro. Escuadrón suicida me pareció mala, bastante mala, pero ni siquiera una puta mierda. Categoría que tengo para bodrios como Blueberry o The Spirit. Está claro que La torre oscura podía haber sido algo mucho mejor y se notan todos los problemas por los que ha pasado, pero sin entrar en el concepto de adaptación, yo al menos he pasado un buen rato. Apruebo a la película sin más. Tampoco le voy a dar un notable o un sobresaliente (eso se lo dejo a nuestro apreciado Chuache). Me tuvo entretenido, que teniendo en cuenta mis expectativas, bajísimas, es bastante.

    Un saludo

  • George Kaplan

    Positivo por ser “siempre positivo”.

    Y mira que esta vez parece claro que la cosa tiene su mérito.

  • manuwar

    The real shit comienza en el segundo libro. El primero, o al menos esa fue la impresión que tuve yo la primera vez, a veces resulta algo durillo y densito, a pesar de su brevedad.

    Se siente como un gran prólogo o introducción a lo que vendrá después más que otra cosa.

    Lo que te digo con esto, es que si la lectura de la primera entrega no te convence, dale otra oportunidad con la segunda. Ahí empieza toda la mandanga.
    Que oye, a lo mejor resulta que el primero te chifla, pues mejor todavía.

  • manuwar

    ¿Tostón? Tu comentario es ligero como una dulce brisa de verano. Tenías que ver las rajadas interminables que algunos escribimos por aquí a veces.
    Siéntete libre de explayarte tanto como quieras, bienvenido.

  • manuwar

    Joder, a mi el final me pareció una barbaridad de bueno, y desde luego el más original e impactante que he leido jamás en una gran saga.

    Por dar, te da incluso la opción de no leerlo si quieres 😛

  • rafaelgg
  • Jorge Kosky

    Vengo en plan kamikaze y voy a soltarlo sin rodeos. La película de La torre oscura me ha parecido entretenida. No es un peliculón, tampoco una gran película, ni siquiera una buena película, pero tiene cosas chulas (otras no) y lo pasé bien en el cine. Ayudó que iba con unas expectativas muy bajas, me había puesto la venda antes de la herida y luego no fue para tanto.

    Seguramente sea una pésima adaptación, pero como no he leído la saga no puedo hacer la comparación con los libros, que posiblemente sea hiriente. Por lo que decís, debería cambiar el posiblemente por un seguramente. Sin embargo, dentro de hacer una pésima adaptación, por lo menos han hecho un film entretenido. Ojalá Blueberry: la experiencia secreta, una adaptación todavía peor que ésta (de verdad que lo es), hubiera sido una obra entretenida y no la mierda intragable que es.

    Me ha gustado la mezcla de western con fantasía y ciencia ficción. Me ha gustado mucho Idris Elba como pistolero, que no sólo dispara con el corazón sino que se ve que ha puesto el corazón en La torre oscura. También me ha gustado bastante el hombre de negro. No tenía ni idea de lo que podía hacer el villano más allá de la llama que le salía de la mano en los tráilers y lo de parar cristales, y me han gustado sus poderes. Mathew McConaughey ha rodado con el piloto automático encendido, pero bueno, no ha sido tan horrible como había leído previamente. En cuanto a Jake Chambers, es un niño no odioso. Eso puntúa positivo. Siempre.

    El guión no tenía ninguna complejidad y he sido capaz de pillar un guiño a It, otro a Cujo y otro a La nuebla. Seguro que había muchos más a otras obras de Stephen King.

    Las escenas de acción me han gustado y al ser una película de fantasía y ci-fi además de un western no he tenido problemas en aceptar los poderes de Roland para disparar. Con una pistola fabricada con el material de Excálibur. O sacada de la espada. No me quedó claro.

    En fin, que creí que iba a ver un bordio y al final vi un film entretenido. No me arrepiento de haber pagado la entrada. Tampoco correré a comprar el bluray.

    Un saludo

    PD: Aprovecho para decir que la película del Rey Arturo de Guy Ritchie es muy divertida. La comparación con Excalibur sería demoledora para el film de Ritchie, pero no la busca. Igual que Excalibur es magia y épica, este nuevo remake de la historia es un desmadre típico del director. Yo buscaba eso y me lo dio con creces. La torre oscura se hace corta porque es corta, pero ésta de Arturo es igual. Se pasa volando y dura bastante más.

  • Jorge Kosky

    ¡Bienvenido! Pasa, ponte cómodo y deja aquí parte de la alegría que traes contigo. Porque traes buen rollo, ¿verdad? Espero que sí. Al último que vino con ganas de joder el ambiente le enviamos a darse una ducha fría.

    https://media.giphy.com/media/CiZB6WIjaoXYc/giphy.gif

    No te sientas coaccionado. 😛

    Un saludo

    PD: Ten cuidado con los frikis que pueblan esta web. Gente rara como uno que lleva sombrero y le conocen en su vida en el cómic por un nombre ridículo que se inventó un día para ocultar su identidad. Y que la gente tiende a confundir con Strawberry. Por otro lado, en la vida real tiene un apellido todavía más raro.

  • Jano Moore

    Reitero mi queja habitual: que el principal responsable de la cura de su material, el propio autor, no encuentre nada mejor que cederle su obra más dedicada y elaborada a sujetos como Akiva Goldsman o Nikolaj Arcel, en lugar de entregarle el trabajo a Frank Darabont, que, antes de meterse en The Walking Dead, insistió e insistió en adaptar La Torre Oscura, es ya un error de proporciones.

    Uno es el director de dos obras laureadas como Shawshank Redemption o The Green Mile. Akiva Goldsman es el guionista y responsable del Batman post-Burton. Si eso les dice algo a ustedes, bueno, también debiera decírselo a King ¿no?

    Ya puestos en marcha, teniendo a la mano a Idris Elba y a Matthew McConaughey, en momentos donde la reputación actoral de ambos está casi consolidada, desperdiciar sus talentos con un guión apenas distinguible de, digamos, la Amos del Universo de Gary Goddard resulta aún más inexplicable. Tienes dos actores con cierta convocatoria y validación crítica, tienes la curiosidad de los fans del libro que, gracias a una ingeniosa recursividad de marketing (todo el asunto del Cuerno de Eld) asumen que esta será la versión definitiva de la Torre Oscura.

    Y vas y la cagas. Y la cagas en grande.

    Lo más ingenioso -y escalofriante- de la crítica leída es, creo, el uso del adjetivo “habitual” cuando se habla de la intervención del estudio y de los ejecutivos en el producto final. Lo paradójico es que, al ver que estas intervenciones dañan el trabajo o bien orquestan un trabajo mal hecho desde el inicio -contratar a un director sin mucha experiencia para adapatar una franquicia potencial es un movimiento orientado en ese sentido, qué duda cabe-, los fans terminan alejándose de la taquilla o destrozando la película en Rotten Tomatoes y, no obstante, esta práctica sigue y sigue funcionando.

    El truñazo en taquilla es merecido. Espero el también merecido y muy probable Razzie de McConaughey.

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast