Críticas

Death Note

Llega a Netflix la esperada adaptación cinematográfica que Adam Wingard ha hecho del manga de Death Note, previamente trasladado a televisión a modo de serie de anime y también como trilogía cinematográfica japonesa (cuya última entrega ve ahora la luz en España).

La película gira en torno a un cuaderno mágico que otorga a su dueño el poder de acabar con la vida de aquella persona cuyo nombre apunte en el cuaderno mientras piensa en su rostro. Un cuaderno creado por el demonio Ryuk y que va a caer a manos de Light, clásico chaval objeto de acoso escolar, que verá en dicho cuaderno la oportunidad de traer justicia al mundo. El cuaderno contiene, a su vez, un buen puñado de normas en torno a las cuales se articulan buena parte de los giros de guión que tienen lugar a continuación.

death note 1

Lo que empieza como un macabro juego justiciero irá enrevesándose de una forma un tanto precipitada, igual que precipitado resulta el arranque, con un creciente grado de irrealidad campando a sus anchas por la pantalla. Una irrealidad debida no al género fantástico en que se enmarca la película (hasta ahí nada que objetar), sino a la rapidez con que se producen algunos acontecimientos y a la difícil traslación del tono histriónico y un tanto naif del manga al cine occidental de imagen real.

Esos problemas de tono se ven esencialmente en el modo en que están perfilados protagonista y antagonista. Ambos profundamente antipáticos, soberbios y, particularmente en el segundo, plagados de tics cargantes que puede que tengan cabida en un anime pero no en una película que, más allá del género, trata de representar un universo cotidiano. En esta línea también chirrían algunos momentos que rozan la comedia, por momentos diría que involuntaria, sin tampoco llegar a serlo del todo, como esporádicas estridencias humorísticas dentro de un relato ya de por sí cargante pero siempre serio (que no profundo).

death note 2

Tampoco ayuda a dar peso a la trama el hecho de que cobre más importancia una suerte de juego de ingenio muy arbitrario que las implicaciones morales de disponer de la vida de los demás. Esto deja a los personajes principales al nivel de un profundo psicópata, pero tampoco se ahonda en ese tipo de personalidad. Simplemente es una película que no se moja en los temas relevantes y juega a ser un complejo tuerceculos que no lo es tanto.

No puedo hablar del grado de fidelidad al material original porque sólo lo conozco de oídas, pero si también va por estos derroteros, reconozco que probablemente no esté hecho para mí, aparte de que no hay cosa más aburrida que un universo pretendidamente molón y transgresor, en el sentido más adolescente del término, que rara vez consigue serlo de verdad. De todos modos no conviene olvidar que se trata de la traslación de una obra extensa a una película de menos de dos horas. Tampoco hay que desdeñar algunas ideas interesantes que flotan en el relato, como la adicción al poder, la respuesta social que genera la acción de los protagonistas o el afecto como herramienta de manipulación aunque, salvo en el último caso, son temas que la película nunca decide transitar con todas las consecuencias.

Nos llega así a Netflix una película quizás resultona para un público juvenil, con un considerable esmero de Wingard a nivel estilístico, pero que resulta bastante decepcionante como thriller fantástico y como película que hunde sus patas en temas de considerable peso.


Adam Wingard | Charley Parlapanides, Vlas Parlapanides , Jeremy Slater | Nat Wolff, Lakeith Stanfield, Margaret Qualley, Willem Dafoe, Shea Whigham, Masi Oka, Michael Shamus Wiles, Paul McGillion, Jason Liles, Paul Nakauchi | David Tattersall | Louis Cioffi | Tom Hammock | Atticus Ross, Leopold Ross | Jason Hoffs, Roy Lee, Dan Lin, Masi Oka | Jonathan Eirich, Brendan Ferguson, John Powers Middleton, Miri Yoon | Vertigo Entertainment, Lin Pictures | Netflix |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Esteban Delgado Urrego

    Los problemas que comentas en la critica, los mismos del material original, personajes cargantes, insoportables y mi única motivación para terminar de leer el manga era el solo esperar una muerte miserable y patética del que considero el peor personaje principal de la historia.

  • blackyman

    Se viene Ranma 1/2

  • knicker@laker

    buen resumen.

    la acabo de ver y es mierda, de la mala

    a los responsables del casting deberían fusilarlos, profesionalmente hablando.

    otra peli-cagada de netflix. y he visto la de Noomi Rapace para Netflix, esa que hace 7 papeles y es una copia burda y de mal gusto de Orphan Black con tintes de comedia involuntaria o algo así. infumable.

  • http://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    Eso acabo de oírle hoy a Paco Fox en un vídeo, que en el anime Light se convierte en un cabronazo por sí mismo, que el tema que engloba la historia es cómo un poder inimaginable corrompe a niveles brutales y que, sin embargo, en la peli de Wingard Light es un bueno con un lado oscuro y una novia cabrona. Que se han follado la idea principal, vamos.

  • KonatinaIII

    Bueno.. siempre te queda de Urasawa el Señor de los Anillos Japones…
    https://www.youtube.com/watch?v=OcDM1cIOVhQ

  • KonatinaIII

    Wonder Woman se deja ver: película de aventuras de corte clásico, entretenida y fácil de digerir. Sin embargo Pocahontas 3D en Pandora ha envejecido bastante mal, no me planteo visionarla otra vez y tirarme tres horas viendo un sin dios muy estético que se podía contar en 80 minutos.

  • KonatinaIII

    No esta bien desarrollada, no me creo ninguno de los personajes, mientras que en adaptaciones anteriores light era escogido por ser un cabrón sin escrúpulos que jugaba a ser dios sin ningún tipo de límite. El cual por si mismo, daba miedo porque no tenía ninguna debilidad aparente. Como un Hannibal Lecter Psicópata.
    Prácticamente era imposible encontrar un punto débil y esa impotencia para poder cazarlo, sumado a la prepotencia y chulería del personaje, ten enganchaba porque deseabas que lo pillasen de una puñetera vez ya que lo odiabas.
    En este caso es un “jiñao” que muchas veces actúa impulsado por una zorra nivel dios que es Mia (Misa en anime o manga)
    Casi que tenían que haberse cambiado los papeles porque Mia si que da miedo como portadora del cuaderno porque no la frenaba nada ni nadie.
    Me acuerdo que antes de leer el manga me chupé las dos temporadas del anime y eso que la segunda decae mucho y me la tragué solo por ver como acababan de una vez con Light.

  • KonatinaIII

    Igual me matan los fanáticos de Netflix, pero hasta ahora todas las producciones que he visto no tienen una calidad como para decir pago pasta por verla en un cine. Son como antes se decía: directo a video, Como los DVDs o VHS que alquilabas cuando las novedades estaban pilladas

  • http://www.juankiblog.com Juankiblog

    ¯_(?)_/¯

  • Marebito

    Menuda chorrada hijo, no voy a perder el tiempo en debatir otra vez esto

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast