Reportajes

Camino al Oscar 2018. ‘I, Tonya’: el salto de Margot Robbie

La presentación de I, Tonya en el festival de Toronto puso al certamen canadiense patas arriba y el film de Craig Gillespie sobre uno de los mayores escándalos de la Historia del deporte en los Estados Unidos (el protagonizado por la patinadora Tonya Harding) se metió en la conversación para estar en la carrera al Oscar. Además supone un desafío para su protagonista Margot Robbie (también productora) que quiere demostrar que es mucho más que un sex symbol.

© Entertainment One Films Spain

© Entertainment One Films Spain

La sexta película de Craig Gillespie se centra en la figura de Tonya Harding que pasó de ser una estrella del patinaje a una vergüenza nacional al implicarse en la agresión a Nancy Kerrigan, su principal rival sobre la pista de hielo.

La gran sorpresa del Festival de Toronto

En el año 1994 la sociedad estadounidense se quedó en estado de shock cuando la patinadora Nancy Kerrigan fue atacada durante los entrenamientos del Campeonato nacional de Patinaje Artístico que finalmente ganó Tonya Harding. Posteriormente se descubrió que el marido y el guardaespaldas de Harding contrataron los servicios de un sicario para que le rompiese la pierna a Kerrigan con el objetivo de retirarla de los Juegos Olímpicos, las lesiones provocadas no impidieron su participación y que se hiciese con la medalla de plata. Harding consiguió que fuese condenada solamente por obstrucción a la justicia, pero se le despojó del campeonato y se le prohibió de por vida participar en eventos de patinaje.

La historia de Harding ya se había tocado en la televisión pero de manera tangencial (Los Simpson, Seinfeld) y coincidiendo con el vigésimo aniversario se emitieron un par de documentales. Steven Rogers guionista de títulos como Siempre queda el amor, Posdata: te quiero o Quédate a mi lado da un vuelco radical a su carrera al escribir el guión de I, Tonya que figuró en la Black List del 2016. El texto llegó a manos de la actriz Margot Robbie que decidió asumir la producción y comenzó a moverlo para lograr la financiación. Como director se escogió al australiano Craig Gillespie (Lars y una chica de verdad) y el resto del reparto lo conforman Sebastian Stan, Allison Janney, Caitlin Carver, Julianne Nicholson y Paul Walter. Con un presupuesto estimado por debajo de los 10 millones de dólares la película comenzó a rodarse el pasado mes de enero.

Tuvo su debut en el festival de Toronto. Era uno de los títulos que más esperaban en el mercado y tras su exitosa proyección se desató la locura. Finalmente fue Neon quien se hizo con los derechos de distribución, los responsables del film rechazaron la oferta de 20 millones de dólares de Netflix porque querían tener su recorrido en salas, pensaban obviamente en los premios. Fue tal el impacto que tuvo I, Tonya, más teniendo en cuenta que los grandes reclamos del certamen venían de otros festivales, que quedó la segunda en las votaciones del público.

© GettyImages

© GettyImages

I, Tonya se estrenará en los Estados Unidos el 8 de diciembre. De momento tiene una valoración de 91% en Rotten Tomatoes y de 77 en Metacritic.

La crítica la destaca por haberse enfocado la historia como una comedia sórdida en el que además su estética es sucia. Y también por las interpretaciones de sus protagonistas, Margot Robbie (que demuestra lo que ya se adivinaba que es muchísimo más que la nueva representación del erotismo de Hollywood), Allison Janney en la piel de la dominante madre de Harding y Sebastian Stan como el marido de la patinadora.

Opciones en los Oscars

A pesar de las excelentes impresiones dejadas en el festival de Toronto Neon asume su primer gran desafío. La compañía está en pañales, comenzó a funcionar este mismo año con el estreno de Colossal de Nacho Vigalondo, y queda por saber qué táctica seguirá a lo largo de estos meses y si va más allá de la confianza plena en la campaña mediática de Margot Robbie: una actriz joven y sexy siempre va a tener mayor proyección que otra, porque sus fotos van a ser las mejores y las más solicitadas, y más cuando asume su primer gran papel dramático porque la industria le va a hacer creer que la están tomando en serio.

I, Tonya es una película oscura, en la que su consenso no va más allá del trabajo de sus actrices y el guión. Si la campaña es efectiva y logra realmente convencer a los académicos sus aspiraciones serían las de entrar en las candidaturas de mejor película, dirección, actriz (Margot Robbie), actor de reparto (Sebastian Stan), actriz de reparto (Allison Janney) y guión original.

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast