Series

Kevin Spacey, despedido de ‘House of Cards’

Lo que comenzó hace unos días con lo que parecía un lejano desliz etílico injustificable denunciado por el actor Anthony Rapp, ha acabado desvelando otro caso de acoso sexual sistémico en el seno de Hollywood. Kevin Spacey, que esquivó medianamente bien aquella denuncia, escudándose en el alcohol y dando un vuelco al escándalo para reconvertirlo en una salida del armario, ha acabado enterrado en las consecuencias de su propia actitud depredadora y abusiva. A Rapp le siguieron el actor mexicano Robert Cavazos, el productor y director Tony Montana y ayer hasta un total de ocho miembros del equipo de House of Cards. Estos últimos afirmaban que el entorno de trabajo se había convertido en tóxico y que el actor acostumbraba a toquetear a miembros del equipo y hacerles comentarios de carácter sexual.

Entre los testimonios, el de un asistente de producción que no duda en hablar de un abuso consciente de la posición de poder del actor: “Era un hombre en una posición muy poderosa en el show y yo alguien muy poco importante en la escala de poder y en la cadena alimenticia ahí. (…) No tengo ninguna duda de que esta clase de comportamiento depredador era una rutina para él, que mi experiencia era una de tantas y que Kevin muy pocos escrúpulos a la hora de utilizar su estatus y su posición. Era un entorno tóxico para chicos jóvenes que tenían que interactuar con él“.

Ha sido esta última denuncia colectiva la que ha hecho que Netflix tome la decisión de, después de paralizar la sexta temporada, despedir al actor de la serie que le ha mantenido en el candelero los últimos años, encarnando uno de los personajes más populares y detestables de la ficción televisiva del último lustro.

La compañía ha afirmado que continuará trabajando con MRC, productora de la serie, para ver cómo darle continuidad y superar esta crisis en la que su principal protagonista saldrá por la puerta de atrás. La plataforma iba a lanzar la sexta temporada, ahora mismo paralizada, a mediados del próximo año, y entre las opciones que barajan como más probables están tanto la muerte del personaje como lanzar hasta tres posibles spin-off de algunos de los personajes de la serie como Doug Stamper, el “señor Lobo” de la serie encarnado por Michael Kelly, con Eric Roth como guionista.

A Spacey se le cierra además la puerta de otro trabajo inminente en Netflix, Gore, en el que encarnaba al escritor Gore Vidal y que se encontraba ahora mismo en proceso de post-producción.

Queda en el aire cómo afectará esto a uno de sus próximos trabajos en cine, Todo el dinero del mundo, de Ridley Scott, en la que da vida a un despiadado magnate del petroleo.

El actor va a tener muy difícil remontar este bache derivado de una actitud que, en el mejor de los casos, sólo puede calificarse de miserable y nada profesional. En ese sentido, su representante anunció hace unos días que Spacey ya estaba inmerso en buscar evaluación y tratamiento para su conducta.

Vía CNN, Coming Soon, Variety

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Daniel Cossio

    Muy bien porque Netflix despida a Spacey (ahora que además de mujeres hay hombres en el famoso #metoo, espero que ya nadie las llame aprovechadas).

    Creo que la mejor salida para la serie sea trabajar una muerte del personaje y tejer una buena trama continuando el hilo principal sin él. Spin offs forzados nunca fueron buenos.

  • Hastur Jr.

    Gracias, pero no tienes por qué disculparte.

    Estoy de acuerdo contigo en que la respuesta de Spacey ha sido patética. Pero a pesar de todo no justifica que ahora creamos automáticamente a cualquiera que se suba al carro del #MeToo (ojo, no digo que tú lo hagas).

    En cuanto al trabajo de Spacey, si digo que es lo que a mí me interesa es porque se trata de un profesional que participa en la elaboración de un producto (bien o servicio) que yo consumo, como el arquitecto que hizo los planos de mi casa, el ingeniero que diseñó mi coche o el reponedor del supermercado del barrio, y su vida íntima me afecta exactamente lo mismo que la de todos estos señores. No digo que lo que me interesa es su trabajo como bula para el acoso sexual, sino como aviso de que su fama no tiene por qué convertirlo ahora en el muñeco del pim pam pum.

  • Cazacabelleras

    Disculpa el sarcasmo (más bien ironía, bajo mi punto de vista) pero que hicieras una pregunta así me sorprendió bastante, teniendo en cuenta lo que había comentado antes.

    Y no entiendo en qué momento he dicho lo que tú insinuas. Leí el comunicado original del actor y me parece sencillamente asqueroso, para que mentirte, más inculpatorio que un silencio. Y como no soy juez y no estoy en un juicio me siento perfectamente capacitado para expresar mi opinión, sobre todo teniendo en cuenta que no tiene carácter vinculante alguno. Que tú no entiendas igual que yo dicho comunicado no creo que te capacite para concluir que yo estoy diciendo que nadie deba actuar de un modo u otro, que deba seguir pensando que es inocente o lo contrario. Si lo dices por mí comentario de que iba siendo hora de que nos dejemos de decir que “nos interesa su trabajo” no lamento decir que lo mantengo, aún y cuando evidentemente no es una orden dirigida a nadie, sino solo un punto de vista alimentado por un comentario típico cuando surgen este tipo de historias y que a mi personalmente siempre me ha molestado.

    Aún así si te lo has tomado por ahí y te he molestado de algún modo me disculpo, faltaría más.

    Un saludo

  • sasha

    Me reconforta saber que no le va tambien. Ya casi lo tengo olvidado al pavo.

  • Predator_Hunter

    Parece que el tema va salpicando a más actores y productores. Dustin Hoffman y Brett Ratner a la palestra.

  • Meitantei872

    P.d: pensaba que lo había subido Hunk. Sorry que estoy en el curro y os leo rápidamente!

  • Meitantei872

    Pues sip, tenía razón el compañero Hastur. Era una copia. Hay que joderse como dibuja Royo…

  • Hastur Jr.
  • CinéfiloCascarrabias

    Totalmente de acuerdo.

  • Hastur Jr.

    Pues es muy sencillo…
    Pero no te preocupes, que te lo explico para que lo entiendas:

    1) Aunque alguien confiese los hechos se le tiene que juzgar igualmente, con todas las garantías, antes de imponerle una condena.

    2) Spacey (o quien sea) solo puede reconocer unos hechos. Será el juez quien decida si esos hechos son constitutivos de acoso sexual, agresión sexual, conducta indecorosa, o lo que sea. REPITO: el juez, no Kevin Spacey. Y mucho menos tú. Y también será el juez (o el jurado, en su caso) quien decida sobre su culpabilidad y sobre las consecuencias de la misma.

    3) Que Kevin Spacey (o quien sea) reconozca los hechos A, B y C no otorga la condición de verdad indiscutible a las denuncias de los hechos D y E: “Hola público, vengo al programa a contar que Kevin Spacey me chupó la polla hace quince años, cuando yo tenía diez. Sí, en una fiesta con drogas y alcohol en su casa. ¿Pruebas? Claro que tengo pruebas: mirad mi polla, aquí está. No hace falta más, si ya ha reconocido que lo ha hecho en otras ocasiones, no veo por qué no os vais a creer lo que decimos mi polla y yo…”

    4) Spacey y otros pueden haber reconocido los hechos, o su problema o su vicio como quieras llamarlo, pero otros lo han negado tajantemente. ¿También les niegas el beneficio de la duda a ellos?
    y
    5) Eso de llamar “gente mierda” a quien pide el beneficio de la duda y el respeto a la presunción de inocencia me parece un poco excesivo, la verdad. Verás, es que me siento ofendido cuando alguien dice que soy mierda. Supongo que si yo te dijese que eres un cretino integral también te molestaría, así que procura evitar esos comentarios, por favor.

    Espero que todo esto te haya servido para que dejes de flipar. Muchas gracias por tu atención.

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast