Reportajes

Camino al Oscar 2018. ¿Sigue contando ‘Blade Runner 2049?

Blade Runner 2049 ha sido una de las decepciones de este otoño. El canadiense Denis Villeneuve ha asumido la papeleta de dirigir la continuación de la icónica Blade Runner de Ridley Scott pero la sombra de esta es demasiado alargada y aunque las críticas hayan sido bastante positivas su rendimiento ha sido muy por debajo de lo esperado.

© Sony Pictures Releasing de España

© Sony Pictures Releasing de España

La novena película de Denis Villeneuve es la secuela del clásico del cine de ciencia ficción Blade Runner. La acción se desarrolla treinta años después y un nuevo blade runner llamado K, un modelo nuevo de replicante, descubrirá un secreto que puede cambiar el rumbo de las cosas y decide emprender la búsqueda de Rick Deckard.

El desafío de Denis Villeneuve

En el verano del año 1982 llegó a la gran pantalla Blade Runner de Ridley Scott que adaptaba la novela de Philip K. Dick ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?. El film destacaba por su impecable aspecto visual y por mezclar la ciencia ficción con el cine negro pero en el momento de su estreno fue un rotundo fracaso tanto de crítica como de público, además coincidió en la cartelera con el ET de Steven Spielberg así que poco o prácticamente nada se podía hacer. Pero con el paso de los años cuando salió en vídeo y comenzó a ser programada en TV fue adquiriendo el status de obra de culto y hoy es uno de los clásicos indiscutibles de la Historia del cine. Desde el año 2011 se ha estado trabajando para expandir el universo de Blade Runner y tanto la Warner como Ridley Scott (como productor) han estado implicados en esta aventura.

Denis Villeneuve era el director idóneo para asumir la responsabilidad de llevar a cabo la continuación de Blade Runner de Ridley Scott. De él se ha dicho que es capaz de llevar la poesía cinemática a la realidad debido a que es capaz de rodar imágenes tan poderosas que no necesita diálogos. Él siempre ha considerado que la ciencia ficción fue el género que le llevó a convertirse en cineasta y el año pasado deslumbró a la crítica y al público con La llegada que le proporcionó la candidatura al Oscar en el apartado de mejor dirección. Antes de su estreno ya había sido escogido para encargarse de Blade Runner 2049. El director ha contado con Hampton Fancher, uno de los escritores del film original. Ryan Gosling capitanea el reparto en el que figuran Ana de Armas, Robin Wright, Sylvia Hoeks, Mackenzie Davis, Jared Leto y Harrison Ford (el protagonista del film de Scott). Con un presupuesto estimado en los 185 millones de dólares, sin contar con los gastos derivados del marketing y distribución la película comenzó a rodarse en verano del pasado año.

Su estreno se produjo el pasado 6 de octubre con muy buena recepción por parte de la crítica: 88% en Rotten Tomatoes y 81 en Metacritic. Su recaudación mundial es de 223 millones de dólares, pero solamente lleva 81 en el mercado estadounidense. Una cifra que se ha quedado muy por debajo de las estimaciones de la Warner.

© GettyImages

© GettyImages

Aunque hay deserciones para buena parte de la crítica Blade Runner 2049 es una continuación digna del film que Ridley Scott estrenó hace 35 años no solo a nivel estético (con un gran diseño de producción y una fotografía espectacular de Roger Deakins) sino por su planteamiento existencialista.

Opciones en los Oscars

Llegados a este punto tengo que confesar que he retrasado tanto la publicación de este artículo en la serie que me he planteado si merecía la pena o no abordar este episodio ya que la película no ha tenido el impacto previsto. La Warner esperaba que Blade Runner 2049 fuese su Mad Max: Furia en la carretera de este año y el film de Villeneuve ni ha puesto patas arriba a la crítica y la reacción del público no tiene nada que ver con la que tuvo el film de George Miller hace dos años.

Las mayores aspiraciones de Blade Runner 2049 están en los apartados técnicos, principalmente en los de diseño de producción, efectos visuales y dirección de fotografía. Roger Deakins podría verse visto finalmente recompensado con la estatuilla en su decimocuarto intento y a decir verdad no hay entre las aspirantes de este año una rival que pueda competir con este trabajo. Las posibilidades de entrar en las candidaturas de mejor película y sobre todo mejor dirección son más remotas.

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

  • Julio9000

    Lo mismo puedo decir; tomas como norma otras pelis lentas pero justificadas, que NO tienen porque justificar la lentitud de esta.

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast