Opinión

Un nuevo paso en la promoción viral

Entre todos los anuncios de películas que hemos visto esta noche con motivo de la Super Bowl, ha habido uno que se ha llevado la palma. No tanto por el anuncio en sí, que es un tráiler de lo más convencional, sino por la estrategia de lanzamiento que Netflix ha utilizado para la película de marras, la tercera entrega de Cloverfield.

De la mano del tráiler ha llegado la noticia de que el estreno de la película tendría lugar apenas unas horas después en la plataforma. Lo nunca visto.

Pero pongámonos en antecedentes. La saga Cloverfield, aparte de haber dado, a falta de ver esta nueva película, dos dignísimas propuestas de ciencia ficción, ha destacado desde sus inicios con su forma de jugar a generar, retorcer o romper las expectativas.

La película inaugural, Cloverfield (titulada en España con el horrible Monstruoso), vino precedida de una prolongada campaña viral cuando lo viral era algo verdaderamente novedoso. Hablamos de 2008, Twitter era una red social en ciernes y Facebook aún no se había convertido en el acumulador parasitario de noticias que es ahora. Sin embargo, los responsables de la promoción supieron ver el potencial que ya tenían estas redes para favorecer el boca a boca y lo fueron alimentando a partir de una enigmática web en la que fueron dejando extrañas pistas de audio, confusos clips de vídeo y demás material que, por separado, no daban para conformar ninguna idea concreta pero que, en conjunto, y sabiendo que J.J. Abrams estaba detrás como productor (era la época de la fiebre de Perdidos), era un manantial de pajas mentales que llevaron a que fuese una de las películas más esperadas del año y, sobre todo, una de las campañas más disfrutables para cinéfilos y amantes de las conspiraciones. Todo era nuevo y el juego no podía ser más estimulante (de hecho, bastante más que la película en que culminó todo).

Con Calle Cloverfield 10, estrenada 8 años después, el juego fue diferente. Un título inicial engañoso, Valencia, ayudó a mantener en secreto cualquier vínculo con la película inaugural. De hecho, inicialmente el proyecto no tenía nada que ver y su guión original, The Cellar, únicamente se centraba en la parte de la película que transcurre en ese búnker personal en el que conviven tres desconocidos que se ocultan de una enigmática amenaza exterior. Fue a raíz de ese enigma cuando vieron la posibilidad de jugar a vincular ambas producciones y convertir el guión inicial en una especie de primo-hermano de Cloverfield. Con todo, esa intención se ocultó a gran parte del equipo hasta el punto de que la actriz protagonista, Mary Elizabeth Winstead, no supo el título definitivo hasta poco antes del estreno, cuando ya se especulaba seriamente con la posibilidad de que Valencia fuera en realidad un título enmarcado en el mismo universo que Cloverfield. No hubo campaña viral, sólo rumorología a partir de la sinopsis y, una vez más, la presencia de Abrams en la producción.

El tercer título que nos ocupa, The Cloverfield Paradox, que hasta hace unas horas era conocido como God Particle, no había ocultado demasiado la vinculación con este mismo universo aunque no se haya oficializado hasta hoy mismo. En esta ocasión el golpe de efecto ha venido de la mano de su estreno que, para más inri, tiene lugar pocos días después del 10º aniversario del lanzamiento de la peli inaugural. Hace apenas unos días sabíamos del interés de Netflix por estrenar esta película en su plataforma y, en un tiempo récord, nos hemos visto con un spot en la Superbowl anunciando el estreno inmediato en la plataforma.

La saga saga no sólo no rompe su tradición de reventar las expectativas de los espectadores, sino que establece un precedente único, el del lanzamiento ipso facto tras encontrar distribución. Un movimiento tremendamente audaz por parte de Netflix que ha conseguido que un título modesto se convierta en el centro de atención de una noche plagada de tráilers de películas mucho más relevantes a nivel industrial que The Cloverfield Paradox.

Cabe preguntarse si esta ruptura de las “normas” promocionales puede dar lugar a un nuevo tablero de juego en lo que a formas y tiempos de promoción se refiere. Luchar contra el poder mediático de las grandes franquicias, que acaparan el grueso de salas cinematográficas, mediante tácticas de promoción de guerrilla que desconcierten a los grandes estudios, con toda la inversión que hay en sus prolongadas campañas repletas de carteles y tráilers para mantener vivo el interés desde meses antes del estreno.

Desde luego, como la jugada le salga bien a Netflix, puede que se acelere aún más este trasvase de la que podría llamarse “clase media” de las producciones de Hollywood de las salas a las plataformas digitales.

DVO6JyLVAAA407h

A todo esto hay que añadir que hay una presunta cuarta entrega ya rodada, con el título provisional de Overlord, que según parece será una precuela ambientada en la Segunda Guerra Mundial, con un grupo de soldados norteamericanos que no sólo se enfrentarán a los nazis, sino a extrañas fuerzas fruto de sus experimentos.

Si Netflix se hará o no cargo del estreno de esta cuarta película es una incógnita.

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • KonatinaIII

    Visto lo visto, esta claro Netflix es el nuevo directo a video, ni calidad ni guión ni nada. Casi podían ponerle las rayas del tracking del VHS para darle mas vidilla

  • karrie

    un-nuevo-paso-en-la-promocion-viral >>> GONEW123MOVIES.BLOGSPOT.COM

  • http://www.juankiblog.com Juankiblog

    Ya, pero a nivel crítico les suda relativamente el pingajo lo que digan. Lo que les importa es lo que vean sus suscriptores. Si la peli ha resultado ser un éxito en su plataforma no creo que estén llorando por mucha mala crítica que reciban. Igual que con las pelis de Adam Sandler, que eran terroríficas pero lo petaron todas y cada una de ellas.

  • Erald

    Entre estas cosas y las estrategias de Disney de dinamitar las superproducciones y el infinito reinicio de todo lo existente… auguro un futuro muy negro para el cine.

  • terrormaniaco

    Estaría genial que empezaran a promocionar películas de terror y sci-fi como comedias románticas de Jennifer Aniston. Y luego ya en el cine… ZASCA!

  • Alvaro Talavera

    Me refiero sobre todo a nivel crítico. Ahora mismo parece que están en modo adolescente rebelde que acaba de descubrir Nirvana y piensa «que hablen de mí, aunque sea mal».

Críticas

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

ant-man-y-la-avispa

Aquí hemos venido por las risas.

sicario el dia del soldado

El camino a la redención.

theendlessport

Nunca caminarás solo, hermano.

Twitter

Podcast