Noticias

Lo que queda de Bardem

The New Yorker (gracias mil a The Playlist) relata la fascinante historia de este proyecto. Corre el año 2010. El fotorreportero Eugene Richards es contratado por Terrence Malick. Su misión es la siguiente: dada la historia de Richards como periodista en temas de ámbito social — concretamente pobreza, marginación, drogodependencia y enfermedades mentales –, el director le pide que ponga en contacto a conocidos suyos que quieran interactuar con Javier Bardem, uno de los protagonistas de la que iba a ser la siguiente película de Malick, To the Wonder.

En el film, Bardem interpreta a un sacerdote inmerso en una crisis de fe que dedica apoyo moral y espiritual a los desamparados. Para rodar estas escenas, Richards y el sacerdote en la vcida real Lee Stephens acompañan al intérprete a cárceles y hospitales de Bartlesville (Oklahoma), donde se rodó parte de la pelicula. Allí, Bardem entabló una serie de conversaciones que, en la más pura tradición de Malick, apenas llegaron al montaje final de la película.

Richards quedó tan fascinado, sin embargo, que acabó pidiendo permiso al director para reunir estas conversaciones en lo que tenemos aquí: Thy Kingdom Come, que se presentará en el próximo festival SXSW en marzo. Antes de dejaros el tráiler, quiero remitiros a la pieza original de The New Yorker, donde aparecen perfiles de los entrevistados (entre ellos un antiguo líder del KKK, una pareja de jóvenes padres, una mujer cuyo hijo murió asfixiado cuando ella dormía). “Muchos le conocían como el asesino de No es país para viejos; otros”, relata Richards, “le conocían como el marido de Penélope Cruz. Otros no le conocían de nada. Al final eso no le importaba a nadie. Estaba ahí para escuchar”.

Y aquí, el avance de este mediometraje de 43 minutos de duración. Por aclarar: este material fue captado por Richards siguiendo leves instrucciones estéticas de Malick, para integrar el look dentro de la película.

  • https://lacriticapirata.wordpress.com/ galeno report

    Hola, la película, me refiero a la última, me parece que sigue la tendencia de la saga, que es decreciente. La quinta, para mí, es totalmente predecible, hasta lo de la caja fuerte, por no hablar de “los lazos de sangre” y lo de “la brújula”, se carga la “coherencia” de la saga, y ya sé, que usar esa palabra con esta saga es mucho. Me recuerda a Men in Black 3, con lo del escudo terráqueo, que haría totalmente innecesario los acontecimientos de la primera película. Saludos

  • Meitantei872

    Pues algo me suena que se engancha a una lámpara de araña. No sé si será el inicio o alguna escena suelta, pero me pareció más divertida que la de La caja fuerte de ésta última.

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast