Críticas

Brawl in Cell Block 99

Dos años después de que S. Craig Zahler dijera “aquí estoy” con la estupenda Bone Tomahawk, llegaba este título que no es sino la confirmación de un gran cineasta que muestra un amor incondicional por los personajes, el salvajismo en pantalla y el juego con el tono de las películas. Aprovechamos el estreno de Brawl in Cell Block 99 en formato doméstico para hablar de ella.

De entrada choca bastante el ritmo pausado, casi contemplativo, de una película cuyo título alude al salvajismo carcelario. También el tono cotidiano y el retrato de un protagonista, Bradley Thomas, de rabia contenida en una bondad alejada de los estereotipos de este tipo de cine. Su historia es la de un perdedor cansado de perder, consciente de que no habrá mejora en su vida, tanto personal como económica, que no pase por saltarse las normas y barreras que la sociedad ha hecho insalvables para alguien como él. Así, Bradley, decide dar un paso adelante, de forma prudente y controlada, para salvar su matrimonio y su propia vida, a pesar de los posibles riesgos. Pero como él mismo dice en la primera conversación con su mujer, vuelve a tocarle la leche desnatada cuando él la toma entera.

brawl 1

Sin desvelar nada más allá de lo que constata el título, algo se tuerce y Bradley acaba con sus huesos en la cárcel. Una cárcel que se convertirá en su infierno y su redención contrarreloj cuando la vida le ponga contra la espada y la pared.

Es en este instante cuando Zahler, como hiciera en Bone Tomahawk, cambia de marcha y de tono, y lo que era una película sobre un pobre hombre cansado de que le toquen malas cartas, se convierte en una fiesta salvaje cuando le toca la peor mano de todas. Zahler trata a su protagonista y su estructura narrativa como un volcán dormido a punto de entrar en erupción. Saca la artillería pesada de golpe y sin mesura una vez se supera el punto crítico, con unas dosis de violencia de la de aplaudir aguantando la arcada, convirtiendo al hasta entonces entrañable Bradley en una máquina asesina sin que eso traicione su esencia en ningún momento.

brawl 2

Lo mejor de todo es que cada paso adelante de Bradley supone, en realidad, diez pasos atrás en su vida y sin embargo son los únicos posibles. Le toca escarbar más aún en la mierda para encontrar una salida, dispuesto a lo que sea para no perder lo que más quiere y para hacerse cargo de sus propias decisiones hasta las últimas consecuencias. Uno de esos dogmas de guión que el director sigue a rajatabla en el mejor contexto posible para ello.

Zahler firma así una película inusual hoy día, disfrutable en muchos aspectos, de violencia salvaje, por momentos cómica de puro exagerada, y sin que ello convierta la película en una parodia en ningún instante. Todo gracias a un guión y dirección muy inteligentes que utilizan su pausada primera mitad para crear un compromiso irrompible entre espectador y protagonista. Un protagonista encarnado de forma impecable por un tipo como Vince Vaughn, casi siempre anclado en la bufonada y que aquí demuestra, como hiciera en la segunda temporada de True Detective, que tiene talento y sutileza para mucho más.

brawl 3

También cabe destacar la puesta en escena de Zahler, con un dominio de los angulares durante toda la película que ayuda a ubicar la película en un espectro sensorial distinto al de la mayoría del cine de Hollywood actual y que sirve a su vez para potenciar las diferencias de escala entre la vida en libertad y la vida en una celda mugrienta, y también entre la altura de Vaughn y el resto de personajes, a los que saca una cabeza que aquí parecen dos. Algo muy similar a lo que hace con el sonido, donde la temprana escena donde Bradley destroza un coche sirve tanto para dar un primer vistazo a lo que lleva dentro y su tolerancia al dolor, como para establecer la referencia sonora de los mamporros que iremos viendo más adelante y que suenan a martillo pilón.

Zahler se perfila con sólo dos películas en el heredero más digno de Tarantino gracias a un cine de espíritu muy similar, muy cercano al cine de género de los 60 y 70, y a su vez con una personalidad propia muy definida que no le haga parecer un imitador o un cineasta que juegue más al codazo cómplice referencial que a construir historias brillantes en sí mismas.


S. Craig Zahler | S. Craig Zahler | Vince Vaughn, Jennifer Carpenter, Don Johnson, Udo Kier, Marc Blucas, Dion Mucciacito, Geno Segers, Victor Almanzar, Tom Guiry, Willie C. Carpenter, Mustafa Shakir, Fred Melamed |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Agr2000

    En “Hasta el último hombre” /”Hacksaw Ridge”, lo hace bien de sargento joputa, y después en una escena lo clava, en plan ‘yo decido vivir, joperras!’.
    También en la T2 de True detective.

  • Titan

    Hombre yo mido 1’84, no es que sea bajito. Y cuando vi a vince en persona, me hice un poco de cacota, porque el tio impone

  • gatorock

    A mí me sorprendió mucho el cambio de tono mediado su metraje. Para mí, pasó de ser un duro drama criminal/carcelario a poco menos que un actioner slasher gore y excesivo. No es que me esté quejando, ojo, que la disfruté bastante, pero desde luego es una propuesta sorprendente. Si no sabes lo que vas a ver, mejor.

    Por otro lado me gusta Vaugh desde Swingers, así que consumo sus proyectos sin problema. Su papel en True Detective me pareció con mucho lo mejor de la serie y esa química intensa y pegajosa con Kelly Reilly, hipnótica.

    1 saludo

  • Derdhal

    Si no recuerdo mal mide 1,96 o algo asi, normal que parezca que le saca tres cabezas al resto.

  • VictorHugoNajera

    Suscribo por completo, excepto en la parte de True Detective, la verdad que la actuación de Vince me pareció muy floja y en algunos puntos risible pero menudo bofetón (o pisotón en este caso) me he llevado con la actuación de este señor en la película en cuestión, esa presencia, esas miradas de ira contenida, la fisicalidad que aporta en las escenas de acción y un momento puntual de una llamada teléfonica al final de la cinta, es que está enorme.

  • I am Chas Tenenbaum.

    Film que no baja del notable.
    Zahler tiene desde Bone Tomahawk toda mi atención, se le nota un amor por los personajes digno de admirar.
    Me encanta como se toma el tiempo de contarte la historia de forma pausada sin necesidad de aburrir o llegar a ser muy repetitivo, pero me encanta aún más la forma en que afronta los cambios de tono de manera tan natural.
    En fin, una pelicula magnífica de un director con un futuro muy brillante.

  • Sandgal Ar L’oine

    Oído cocina! Gracias por el aviso.

  • Nahuel Benvenuto

    Pues suena muy bien, la voy a mirar, buena critica, para cuando la de Mute?

  • http://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    Y la banda sonora, amigos, que es brutalísima. Tiene temazos como éste: https://open.spotify.com/track/50LLdn4KpQmlvnX0kf2uSN

  • Nachop Pikachop

    Más lenta aún y con menos acción, aviso ^^ A mí me dejó a medias…

Críticas

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

Twitter

Podcast