Críticas

Un lugar tranquilo

John Krasinski se sienta en la silla de director por segunda vez en su carrera con esta película de terror tan tremendamente sencilla, casi minimalista, que podría describirse casi como un ejercicio puro de dirección y manejo de la tensión. Una película recorrida, eso sí, por otra muy sencilla pero también muy efectiva trama emocional que le da el empaque necesario para que el ejercicio no quede sólo en eso.

Un lugar tranquilo va directa al grano, sin explicaciones ni porqués. Una familia sobrevive a duras penas en los estertores de la humanidad, mermada por unos infalibles cazadores de otro mundo que se guían por el sonido. Toda la información de ese mundo la sacamos de la secuencia de apertura, donde las rutinas, el entorno abandonado y una fugaz imagen de un viejo periódico describen a la perfección el contexto, la tensión y el peligro. Un grave e inocente error marcará, a partir de esa secuencia ejemplar, el devenir de una familia cuya máxima aspiración es llegar al día siguiente sin que el dolor arruine la piña que forman.

un lugar tranquilo 1

Así se genera lo que casi es una cuenta atrás a un enfrentamiento donde las grandes grietas emocionales y riesgos asumidos (un embarazo en el momento y lugar menos propicio para ello) marcan claramente el camino. El juego que establece Krasinski, no es tanto qué pasará, sino cuándo y a qué precio.

El gran mérito de la película es, por tanto, crear una escalada de tensión de inicio a fin, donde cada descuido sonoro puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte. Algo que alcanza su punto álgido en la gran secuencia de la película, donde el personaje de Emily Blunt se convierte en la culminación de todos los temores que se han ido asentando previamente.

El trabajo a nivel de sonido es, lógicamente, la gran clave de la propuesta, más aún con los cambios de punto de vista de una película donde uno de los personajes, la hija mayor, es sordomuda. La privación de ese sentido en un entorno en el que resulta esencial para medir el propio nivel de riesgo es bastante estremecedora. Con todo, el guión creado por Bryan Woods y Scott Beck junto al propio Krasinski raciona bastante estos momentos, eligiendo, dentro del riesgo de una película con mínimos diálogos y una inusual “calma” sonora, el camino más confortable para el espectador. Prefiere jugar al contraste de puntos de vista en los momentos clave que a situarnos, con todas las consecuencias, en el punto de vista del único personaje con un sentido anulado.

La principal trama emocional de la película gira precisamente entre este personaje y su padre. Ambos con una gran culpa y herida por curar, resuelta de una forma tan efectiva como, de algún modo, esperada. Pero es de esas cosas que no molestan e incluso reconfortan en una película cuyo reto es otro, el de tener al espectador con el culo prieto durante hora y media.

un lugar tranquilo 1

El mayor o menor entusiasmo que pueda generar la película dependerá ya del gusto de cada uno por esta clase de títulos que más que buscar una historia sorprendente o un relato complejo, deciden explorar las máximas posibilidades de una idea muy acotada. Otros títulos lo han jugado a nivel espacial (por ejemplo, Enterrado, de Rodrigo Cortés) y aquí optan por lo sonoro de una forma mucho más elaborada que en otro buen título reciente, No respires. Muestra al espectador lo importante que es el trabajo de sonido a nivel narrativo y le obliga a hacer un sano ejercicio de atención auditiva y de descongestión sonora en una época en la que rara vez disfrutamos de verdaderos silencios que aquí valen mucho más que cualquier golpe de efecto (alguno hay).

NOTA PARA POSIBLES ESPECTADORES: Si pensáis ir a verla, dejad las palomitas para otro día. Lo agradeceréis enormemente.


John Krasinski | Bryan Woods, Scott Beck, John Krasinski | Emily Blunt, John Krasinski, Millicent Simmonds, Noah Jupe, Cade Woodward, Leon Russom | Charlotte Bruus Christensen | Christopher Tellefsen | Jeffrey Beecroft | Marco Beltrami | Michael Bay, Andrew Form, Bradley Fuller | Scott Beck, Celia D. Costas, Aaron Janus, John Krasinski, Allyson Seeger, Bryan Woods | Platinum Dunes, Sunday Night | Paramount Pictures |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • EverGreen

    ¿Palomitas? una cajilla de maníes con chocolate, te llevas uno o dos a la boca entre escenas, y listo. Fué lo que hice.

    En fin, fue una gran experiencia. Krasinski muestra sobriedad como narrador bebiendo del mejor Shyamalan en sus salsa para los momentos de suspense puro, y en lo dramático tampoco desentona. y que decir del elenco (lo de su esposa Emily y la bañera estuvo entre los momentos más tensos que viví en una sala). Si ya me cae bien como actor y persona, ahora con esto me dan ganas de seguir sus próximos proyectos en la batuta principal.

  • EverGreen

    Gracias por el puto spoilerazo. Lo que necesitaba, y más viniendo de ud, señor “reporten a los trolls sin vida aquí”.

    ?

  • Fleishmann

    El que venga aquí a leer antes de verla agradecerá mucho tu comentario y spoiler. Gracias.

  • Nahuel Benvenuto

    Una pelicula comun y corriente sin nada destacable, esta bien hecha y ya, y el personaje de la niña deberia haber muerto

Críticas

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

Twitter

Podcast