Críticas

Un lugar tranquilo

John Krasinski se sienta en la silla de director por segunda vez en su carrera con esta película de terror tan tremendamente sencilla, casi minimalista, que podría describirse casi como un ejercicio puro de dirección y manejo de la tensión. Una película recorrida, eso sí, por otra muy sencilla pero también muy efectiva trama emocional que le da el empaque necesario para que el ejercicio no quede sólo en eso.

Un lugar tranquilo va directa al grano, sin explicaciones ni porqués. Una familia sobrevive a duras penas en los estertores de la humanidad, mermada por unos infalibles cazadores de otro mundo que se guían por el sonido. Toda la información de ese mundo la sacamos de la secuencia de apertura, donde las rutinas, el entorno abandonado y una fugaz imagen de un viejo periódico describen a la perfección el contexto, la tensión y el peligro. Un grave e inocente error marcará, a partir de esa secuencia ejemplar, el devenir de una familia cuya máxima aspiración es llegar al día siguiente sin que el dolor arruine la piña que forman.

un lugar tranquilo 1

Así se genera lo que casi es una cuenta atrás a un enfrentamiento donde las grandes grietas emocionales y riesgos asumidos (un embarazo en el momento y lugar menos propicio para ello) marcan claramente el camino. El juego que establece Krasinski, no es tanto qué pasará, sino cuándo y a qué precio.

El gran mérito de la película es, por tanto, crear una escalada de tensión de inicio a fin, donde cada descuido sonoro puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte. Algo que alcanza su punto álgido en la gran secuencia de la película, donde el personaje de Emily Blunt se convierte en la culminación de todos los temores que se han ido asentando previamente.

El trabajo a nivel de sonido es, lógicamente, la gran clave de la propuesta, más aún con los cambios de punto de vista de una película donde uno de los personajes, la hija mayor, es sordomuda. La privación de ese sentido en un entorno en el que resulta esencial para medir el propio nivel de riesgo es bastante estremecedora. Con todo, el guión creado por Bryan Woods y Scott Beck junto al propio Krasinski raciona bastante estos momentos, eligiendo, dentro del riesgo de una película con mínimos diálogos y una inusual “calma” sonora, el camino más confortable para el espectador. Prefiere jugar al contraste de puntos de vista en los momentos clave que a situarnos, con todas las consecuencias, en el punto de vista del único personaje con un sentido anulado.

La principal trama emocional de la película gira precisamente entre este personaje y su padre. Ambos con una gran culpa y herida por curar, resuelta de una forma tan efectiva como, de algún modo, esperada. Pero es de esas cosas que no molestan e incluso reconfortan en una película cuyo reto es otro, el de tener al espectador con el culo prieto durante hora y media.

un lugar tranquilo 1

El mayor o menor entusiasmo que pueda generar la película dependerá ya del gusto de cada uno por esta clase de títulos que más que buscar una historia sorprendente o un relato complejo, deciden explorar las máximas posibilidades de una idea muy acotada. Otros títulos lo han jugado a nivel espacial (por ejemplo, Enterrado, de Rodrigo Cortés) y aquí optan por lo sonoro de una forma mucho más elaborada que en otro buen título reciente, No respires. Muestra al espectador lo importante que es el trabajo de sonido a nivel narrativo y le obliga a hacer un sano ejercicio de atención auditiva y de descongestión sonora en una época en la que rara vez disfrutamos de verdaderos silencios que aquí valen mucho más que cualquier golpe de efecto (alguno hay).

NOTA PARA POSIBLES ESPECTADORES: Si pensáis ir a verla, dejad las palomitas para otro día. Lo agradeceréis enormemente.


John Krasinski | Bryan Woods, Scott Beck, John Krasinski | Emily Blunt, John Krasinski, Millicent Simmonds, Noah Jupe, Cade Woodward, Leon Russom | Charlotte Bruus Christensen | Christopher Tellefsen | Jeffrey Beecroft | Marco Beltrami | Michael Bay, Andrew Form, Bradley Fuller | Scott Beck, Celia D. Costas, Aaron Janus, John Krasinski, Allyson Seeger, Bryan Woods | Platinum Dunes, Sunday Night | Paramount Pictures |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • manjenfy

    Sitios recomendados para ver películas un-lugar-tranquilo/ en este sitio >> GOODMOVIENOW.BLOGSPOT.COM

  • logan

    Creo sinceramente que el problema no es comer palomitas, es cómo las comes. Educación simple y llana. Yo no dejaré de comerlas y no por ello, disfrutaré más o menos de esta película.
    A mi me molesta igual la peña que las come con la puta boca abierta…las palomitas, las chuches y las chocolatinas. Y no te digo nada de los que apuran el refresco con la cañita. Si fueramos más educados y menos garrulos, no necesitaríamos que nos dijeran qué y cuando comer palomitas en un cine.

  • I am Chas Tenenbaum.

    Justo la vi en la sesion de la noche ayer y que bien me lo he pasado.
    Con una trama y desarrollo de lo mas sencilla logran crear una atmosfera terrible haciendo que hasta el mas despistado este atento a la pantalla.
    Quizás el final sea lo que menos me guste pero el resto es tan disfrutable que hasta lo paso por alto.
    Y ni hablar de ESA escena, una maravilla, yo estaba abrazando a mi pareja de la tensión xd.
    Muy recomendable.

    Y dejo dos apuntes curiosos, justo en las escenas mas tensas había un tipejo unas cuantas filas adelante con su celular chateando por Wapp, vergonzoso.
    Y segundo, en aquella escena del sótano inundado un colega ha soltado la frase del siglo:
    SPOILER SPOILER SPOILER

    “Ahogalo mujer”, media sala no pudo contener la risa.

  • Black

    Si vives en Madrid, en el barrio de Prosperidad hay unos cines (Cines Morasol) rescatados por la cadena Conde Duque, al que no suele ir mucha gente.
    Son unos cines pequeñitos con salas pequeñitas, alguna de ellas poco más que un salón de casa. En más de una ocasión me he visto alguna peli solo con mi pareja o siendo 3 o 4 como mucho.
    Pero claro, es un cine de barrio al que a veces la gente va para pasar la tarde porque no tiene nada mejor que hacer y para según qué días, horarios y películas, te puede tocar la “china”, como a mí el otro día, de tres crías que iban y venían, entrando y saliendo cada dos por tres, o gente comentando la película como si estuviese en su puta casa. Aunque lo normal es o estar solo o como mucho 4 gatos y con educación.

  • manuwar

    Cojonuda, con momentos de una tensión brutal, escenas antológicas (ESA escena es ya historia del género) y actuaciones monumentales, especialemente de una Emily Blunt emiliblunteando como solo ella sabe. Película con unos cuantos hallazgos e ideas de lo más refrescantes, aunque a veces dan ganas de que hubiese llevado su propuesta, su concepto, más al límite. Realmente esto, al final, sigue siendo una película de terror muy comercial, y las concesiones al espectador son más abundantes de lo que a priori pudiera parecer: hay bastante música, bastante sonido, un buen puñado de jumpscares que se podían haber ahorrado (maldito vicio….también fue lo peor de otra peli tan cojonuda como IT) e incluso más diálogo del esperado (realmente si te das cuenta….se les oye perfectamente hablar bajito). Es entendible desde el punto de vista comercial (y vaya resultados que está dando), pero como espectador curtido en el género y ávido de experiencias genuinamente rompedoras, eché de menos algo más de riesgo.
    Pero sin duda merece muchísimo la pena, y se agradece ver en cine propuestas algo más fuera de lo común, sobre todo cuando en los trailers pasaron algo tan resobado como ‘Verdad o Reto”.

    Observaciones en spoiler:

    – Los bichos no me dijeron gran cosa. Son feos e imponen, pero me da la sensación de que está todo ya tan inventado en lo referente a diseño de criaturas, que cada nueva película con bichorl parece una competición de a ver quién lo hace más amorfo.

    – ¿La niña no hiló demasiado fino a la hora de dar con la forma de exterminarlos? Quiero decir….la primera vez que el implante coclear chifla ella estaba de espaldas y ni se pispió, y la segunda, en el silo, si que se queda algo pillada, pero creo que manejó con rapidez una información que prácticamente solo tiene el espectador.

    – Tiene gracia que el final con Blunt cargando el rifle a lo Ripley, sea seguido a los pocos segundos de créditos del nombre de Michael Bay. Solo faltó un one-liner con ella diciendo “que empiece el rocanrol”.

    Experiencia en el cine: pues a parte de unos cuantos cuchicheos esporádicos de cuatro marujas en la fila de alante que no me molestaron demasiado, no hubo gran cosa. Porque a la mema que dijo tres veces “puf, cómo sea toda la película así” la corté enseguida con un bufido y un cagamento.

    Eso si. Para alucinar la pedazo de pedorra que se tiró prácticamente TODA la puta hora y media de película mirando el movil. Tuve que aguantar toda la peli con una mierda de luz por el rabillo del ojo.
    La gente se ha vuelto imbécil de remate.

  • Zarzaparrilla

    ¿Qué ha pasado con un comentario bastante largo que puse en esta crítica?

  • Dave Sancho

    Yo no soy muy de Shyamalamadingdong, pero la última media hora de Señales me parece portentosa.

  • Jorge Kosky

    Esta película caerá en casa para disfrutarla con la atmósfera adecuada. No soy fan del cine de terror de sustos, si este film tira mucho más por la ambientación, seguro que me gustará más.

    Un saludo

  • ANDRÉS SALDEÑO

    Me ha recordado cuando fui al cine a ver CUBE… en la parte donde una trampa se activaba con el sonido. Jamás he percibido el silencio en el cine como con esa secuencia. Se cortaba la tensión del publico en el que no se oía absolutamente nada. Ni una respiración. Fue impresionante. Jamás me ha vuelto a pasar. Quizás esta peli lo logre.

  • George Kaplan

    Voy, voy…

Críticas

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

ant-man-y-la-avispa

Aquí hemos venido por las risas.

Twitter

Podcast