Noticias

Cannes 2018. 7ª jornada: Kore-Eda conquista con ‘Shoplifters’

Que el Festival de Cannes está atravesando una crisis no se le escapa a nadie y es bastante aclaratoria esta información de Variety que nos dice que Thierry Fremaux fue amenazado con el despido hace un año por incluir en la competición dos producciones de Netflix sin el respaldo de los miembros de la junta directiva en donde se incluyen personalidades vinculadas al mundo de la exhibición en Francia. Son varios los frentes que tiene abiertos el certamen y que están provocando que el que sea el centro de atención cinematográfica mundial durante estos días esté pasando con más pena que gloria y que se esté hablando más de las transparencias de Kendall Jenner (la verdadera guapa del clan) que de los títulos vistos que aspiran a la Palma de Oro. Aunque también es verdad que el nivel está siendo superior al de la anterior  que llegó a ser calificada como la peor edición de los últimos decenios por los cronistas más veteranos, hay una frase de Oti Rodríguez Marchante que me chifla “a los porteros de discoteca de Cannes se les ha colado gentuza en chándal y zapatillas” y no se refería a algunos de los acreditados sino a los cineastas. No solamente mantiene un conflicto con Netflix y con la prensa a la que tiene castigada porque hay que “proteger a las películas que compiten de las críticas” sino que también lo tiene con la industria cinematográfica estadounidense, y no solamente con las majors, ya que por lo general ha sido condescendiente hacia ella y ha mantenido la actitud de “os estamos haciendo un favor” que los usamericanos ya no están tan ansiosos de ir a Cannes, de hecho el estreno de Solo: A Star Wars Story de Ron Howard no será tal porque la cinta ya se pudo ver hace unos días en su premiere en Los Ángeles.

La 71ª edición ya ha atravesado su ecuador y si aún no ha aparecido ese mirlo blanco que define una cosecha (aunque Lazzaro Felice de Alice Rohrwacher se acerca bastante a eso) sí que hay títulos que han causado muy grata impresión: Cold War de Pawel Pawlikowski, Three Faces de Jafar Panahi, Plaire, aimer et courir vite de Christophe Honoré o Leto de Kirill Serebrennikov.

El japonés Hirokazu Kore-Eda es uno de los habituales de cualquier cita festivalera especialmente de Cannes. Deslumbró a la crítica por Nadie sabe y por De tal padre, tal hijo se llevó en el 2013 el premio del jurado. Con Shoplifters narra la historia de una familia de rateros que acoge en su seno a una niña que parece que ha sido abandonada. Con ellos la cría es feliz pero un infortunio sacará a relucir la oscuridad de ese hogar. La crítica prácticamente se ha rendido ante Kore-Eda que vuelve a ofrecer lo mejor de sí mismo en un terreno que domina a la perfección. La prensa ha alabado que sea un drama desgarrador pero que en ningún momento es forzado y que además de en el guión se sustenta en su reparto. Junto a Lazzaro Felice presentada ayer es una apuesta que hay que tener en cuenta de cara al palmarés.

Shoplifters-photocall-Cannes

Su compatriota Ryûsuke Hamaguchi (responsable de Happy Hour) ha presentado Asako I &II. A quien se refiere el título es una joven de 21 años que vive en Osaka y que se enamora de Baku, un chico de espíritu libre que desaparece repentinamente. Dos años después la protagonista ya viviendo en Tokio conocerá a Ryohei que parece un calco de su antiguo amor aunque su personalidad no tenga nada que ver y terminará enamorándose de él.  Basada en la novela de Tomoka Shibasaki ha convencido bastante a la crítica por su capacidad para hablar de la necesidad que tenemos de establecer contacto con los demás de una manera poética y sin ser pedante.

Asako-I-II-premiere-Cannes

BlacKkKlansman ha supuesto el regreso de Spike Lee a la competición en la sección oficial de Cannes 27 años después de Fiebre salvaje. En este film narra la historia de Ron Stallworth un agente de la policía de Colorado Springs al que le designaron la tarea de infiltrarse en el Ku Klux Klan que había puesto un anuncio en un periódico como reclutamiento, la cuestión es que Stallworth es negro. En el film es interpretado por John David Washington y le acompañan Adam Driver y Topher Grace. La respuesta que ha tenido ha sido muy buena por ser tremendamente entretenida sin renunciar a poner el dedo en la llaga a la América de Trump porque la situación que narra no ha cambiado nada en décadas.

Blackkklansman-premiere-Cannes

Y la imagen del día. Lars Von Trier ha vuelto a Cannes con The House That Jack Built de la que se hablará mañana.

The House That Jack Built Cannes

En la próxima jornada más con Stéphane Brizé y Solo: A Star Wars Story de Ron Howard.

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

  • jose manuel lagos ahumada

    Yo prefiero a su herman Kylie, aunque esta ultima tiene tanto plastico encima que resulta peligroso ofrecerle fuego.

  • Hastur Jr.

    Ya…
    Ves estas fotos y empiezas a hacerte preguntas sobre feminismo y coherencia… Esas tías no es que se hayan confundido de gala, sino de planeta.

  • manuwar

Críticas

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

ant-man-y-la-avispa

Aquí hemos venido por las risas.

Twitter

Podcast