Noticias

Cannes 2018. 8ª jornada: Lars Von Trier sigue haciendo de las suyas

Ayer Cannes acogió con los brazos abiertos a su hijo pródigo Lars Von Trier. Hace siete años el loco danés comentó en la rueda de prensa en donde presentaba su película Melancolía que entendía a Hitler, sus palabras indignaron tanto que el director tuvo que pedir disculpas pero eso no evitó que fuera declarado “persona non grata” por la organización del certamen. El castigo por no decir el paripé ha durado algo más de un lustro y Cannes no podía dejar escapar a uno de sus cineastas preferidos y ganador de la Palma de Oro por Bailar en la oscuridad aunque no ha sido seleccionado a concurso.

Lars-Von-Trier-vuelve-a-Cannes

En The House That Jack Built sigue durante varias décadas a un asesino en serie, interpretado por Matt Dillon, que mutila y estrangula a sus víctimas siendo las mujeres su principal objetivo. En la cinta también intervienen Bruno Ganz, Uma Thurman y Riley Keough. Tanto en el pase de premiere como en el correspondiente para los medios acreditados ha habido deserciones por la violencia extremadamente explícita que se muestra, indignaron especialmente aquellas contra niños y animales. A pesar de la controversia, viniendo de su responsable no era para menos que levantara ampollas, y de que más o menos se coincide en que hay momentos en los que se pasa de aburrida, buena parte de la crítica la considera una obra fascinante por su absoluta falta de moral y prejuicios.

Va el tráiler.

Y el póster, inspirado en La barca de Dante, de Delacroix.

DdQxjO8VQAAIQ50

del111

A concurso sí que ha ido En guerra de Stéphane Brizé en donde de nuevo vuelve a confiar en Vincent Lindon como protagonista. El actor fue reconocido con el premio de interpretación masculina en el 2015 por su anterior colaboración con el cineasta: La ley del mercado. Brizé sigue hablando de la crisis del capitalismo y en esta ocasión fija su mirada en los empleados de una fábrica de automóviles que en el pasado lograron un acuerdo con la compañía por el que los trabajadores aceptaban reducir su salario a cambio de proteger sus puestos durante al menos cinco años. Ese tiempo no ha pasado y la compañía ha tomado la decisión de cerrar la fábrica por lo que los empleados pasarán a la acción para evitarlo. Esta propuesta ha interesado muchísimo más a la prensa francesa que a la internacional que ha destacado (aparte de la encomiable actuación de Lindon como ese trabajador que se convierte en el líder del movimiento) el hecho de que el director haya decidido tomar distancia y no se ponga de parte ni de los que reivindican sus derechos ni de los administradores de la empresa.

En-guerra-premiere-Cannes

Esta noche se presenta Solo: A Star Wars Story pero la crítica la verá mañana. Al igual que también corresponden a la siguiente jornada Under the Silver Lake de David Robert Mitchell y Burning de Lee Chang-dong.

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

  • Naxeteeee

    Hombre lo del manifiesto que hay que cumplir si o si no lo siguen a rajatabla desde la primera película en donde se les descubrió el pastel pero que han cogido manías del postulado Dogma aparece hasta en sus últimas películas, lo de la cámara en mano, rodar en escenarios naturales sin usar sets y la ausencia de iluminación en las escenas lo ha usado en películas posteriores aunque no en todas, por eso dije que sigue subordinado a ciertos tics de ese movimiento.

  • manuwar

    Bueno, tanto como subordinado al Dogma….Trier solo hizo una.
    Las tres que vinieron después tenían sus “particularidades”, pero no las vincularía al Dogma o a ninguno de sus postulados, al menos que yo me de cuenta.

  • Naxeteeee

    Lo de las reglas impuestas a las que se tienen que atener los del manifiesto Dogma sonaron muy bien en el papel pero Thomas Vinterberg confesó que durante el rodaje de “Celebración” usó un tipo de iluminación especial y se saltó el formato de 35mm y Von Trier usó música en “Los idiotas” cuando las propias reglas del movimiento que ellos habían creado, lo prohibían.
    Vamos, que querían ser los nuevos renovadores del lenguaje cinematográfico a lo Godard y se destaparon como unos caraduras de tomo y lomo.

  • Alberto_g

    Luego dirán que qué malvado el feminismo destrozando la carrera de señores.
    Si, ya vemos a este señor preocupadísimo en el ostracismo después de saber la clase de director abusivo que es.

  • Dave Sancho

    Muy cierto. Creo que como creador atenerte a unas reglas propias está muy bien, hasta que esas reglas acaban convirtiéndose en una imposición que frena tu capacidad para transmitir emociones en el espectador. Celebración tampoco la acabé, y creo que no llegue a 15 minutos XD

    P.D. Siempre me ha parecido curioso como una de las reglas Dogma es que las historias tienen que desarrollarse en el aquí y en el ahora. Y al final para mí todas forman un universo propio que no siento para nada reconocible y en el que me es muy difícil entrar.

  • Naxeteeee

    Von Trier es un tipo con talento pero está demasiado subordinado al movimiento del Dogma que supuestamente fue lo más revolucionario en su época y que con el tiempo se ha revelado como el megatimo del siglo. Lo malo del dogma es que como experimento para estudiosos del cine pudiera pasar pero como espectador hay que realizar un esfuerzo atroz para aguantar películas de más de 2 horas con ese estilo tan mareante y cargante. Pero vamos quién soy yo para opinar del tema cuando no aguanté ni 15 minutos de “Celebración” la que supuestamente es la mega obra maestra de ese movimiento…

  • Naxeteeee

    Un director fagocitado por su primer éxito pero que incluso en sus películas más fallidas como “Sunchaser” o “37 horas desesperabas” demostraba tener un talento para la dirección inusual. Lástima que le metieran muy pronto en la “lista de los apestados”, hubiera sido capaz de regalarnos unas cuantas obras más…

  • JLM

    Creando revuelo es un figura, eso seguro. Esa es otra: que sus movidas parezcan provocativas da que pensar, hasta él mismo se descojanará…si Trier es un provocador, que “mierda” es Pasolini???

  • Dave Sancho

    Entiendo a que te refieres. Yo me enfrente a él por primera vez en la universidad haciendo un trabajo sobre Anticristo, en el que analizaba la famosa escena a cámara lenta, y ya ahí me dejo con el culo torcido. Creo que está tan obsesionado con epatar en cada secuencia que a veces se le olvida construir un historia. Es como si pensase las pelis escena por escena y luego las uniese, al menos es la sensación que me ha dado lo que he visto de él (que por otro lado no ha sido mucho). En cuanto a lo del talento, la verdad es que yo no soy nadie así que no me creo legitimado para dar una opinión de ese tipo (tú has visto más cine, eso para mí si te legitima para dar esa opinión). Solo hablo de lo que a mí me transmite. Pero creo que hasta para provocar hace falta talento. No todo el mundo lo hace bien.

  • JLM

    Yo con TRIER tengo dos problemas muy graves: 1.-no me interesa su lenguaje cinematográfico, me llega a irritar 2.-me da la eterna sensación de que no me cuenta absolutamente nada, como si estuviera mas pendiente de saltarse el eje y provocar que de cualquier otra cosa…en definitiva, me parece un auténtico timo. Incluso dudo de su talento real, una opinión personalísima

Críticas

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

ant-man-y-la-avispa

Aquí hemos venido por las risas.

sicario el dia del soldado

El camino a la redención.

theendlessport

Nunca caminarás solo, hermano.

Twitter

Podcast