Noticias

El Departamento de Justicia revisará el actual sistema de distribución cinematográfica en EEUU

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha anunciado este miércoles que revisará los llamados Decretos de Consentimiento de Paramount Pictures: el resultado de la sentencia del Tribunal Supremo de Estados Unidos en el caso del Gobierno contra el estudio mencionado, y que sentó los límites del sistema industrial cinematográfica en Estados Unidos tal y como la conocemos desde 1948 hasta ahora, en lo que supuso la ruptura del monopolio de los estudios en los canales de producción, distribución y exhibición cinematográficos.

El dictamen del Supremo, por ejemplo, puso fin a prácticas como la compra de películas en paquetes, las licencias exclusivas geográficas, o la imposición de un precio mínimo en las entradas. Ha sido una normativa que no siempre se ha aplicado a rajatabla — hablamos en su día de ciertas excepciones bajo cuerda, como ocurrió con el estreno de La Guerra de las Galaxias –, pero que se ha tratado de todas formas de doctrina imperante hasta nuestros días.

El Departamento de Justicia aduce en su web que toma esta decisión para aclarar un panorama francamente complejo y anticuado, que ha dado origen a una jurisprudencia repleta de sentencias relacionadas que no tienen cabida en la sociedad de la comunicaciónn contemporánea, y que en último término enfangan los esfuerzos de innovación, al ser muchas de ellas a perpetuidad, con el riesgo incluso de que puedan contravenir la actual legislación sobre monopolios.

“Como consecuencia de todos estos cambios, y del hecho de que los decretos han estado vigentes durante más de setenta años, el Departamento ha abierto una revisión para determinar si los decretos deben ser modificados o cancelados”, explica el departamento en el comunicado.

Este anuncio tiene lugar en un momento en el que el Gobierno estadounidense pugna por hacer que se escuche su voz en un caso que se antoja trascendental para el futuro de la comunicación en Estados Unidos, el de la adquisición de Time Warner por AT&T, en lo que supone la combinación de dos destacadísimos creadores de contenido y distribución del mismo. El tribunal ha favorecido la unión de ambas compañías, pero el Gobierno estadounidense ha apelado el fallo, citando el riesgo que puede representar a los consumidores.

Entre líneas, varios analistas observan que la administración Trump tiene cierto interés en salir favorecida de estas negociaciones al ir incluida en el acuerdo la cadena CNN, un medio crítico con el presidente norteamericano. Si este caso llega hasta el final, podría llegar incluso ante el Supremo de EEUU, donde las opiniones conservadoras, y favorables al mandatario, gozan de mayoría.

Aquí os dejamos la nota de Justicia.

  • Lowtek

    Esta noticia es bastante más político/económica que de cine. Le afecta a Hollywood y tal, correcto, pero es en esencia política. La idea que subyace, lo del antimonopolio, se me antoja extraña en la era donde los políticos desean ferréos oligopolios, de facto monopolios pactados entre caballeros que lucen guantes blancos pero tienen el alma más corrompida que las aguas del río ganges. Ejemplos de esto tenemos muchos aquí en EU se legislo para reducir el número de OMVs y de empresas de telefonía móvil lo que en mi humilde va encontra de la tan manida libre, lo será siempre que haya verdadero control, competencia. Y dudo que estando por ahí Disney no meta mano de alguna manera.

  • mogu the dog

    que les den a los satanicos pedofilos esos.

  • Jorge Alberto Castillo Verdugo

    Mi preocupación es que Trump aproveche esta situación para apretar las tuercas al mundo de Hollywood, muy crítica por lo general con sus ideas.

  • Nahuel Benvenuto

    Huh, mas vale tarde que nunca, supongo

Críticas

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

Twitter

Podcast