Series

Nuevas complicaciones para ‘American Gods’ con la salida de su showrunner sustituto

Hoy es el día de los disgustos.

Tras la forzosa marcha de Bryan Fuller y Michael Green el año pasado tras entrar en conflicto creativo y monetario con la productora de la serie, la adaptación de American Gods para el canal Starz ha vuelto a pillar un nuevo bache con el anuncio de la marcha del showrunner sustituto que habían designado para continuar su trabajo el pasado mes de febrero en esta serie que adapta la novela de Neil Gaiman sobre la lucha entre dioses del mundo antiguo y las deidades del mundo moderno.

Según THR, que fue también la que publicó los pormenores de la salida de Fuller y Green, el nuevo showrunner, Jesse Alexander (Alias, Héroes, Hannibal, Star Trek: Discovery), lleva un mes apartado de la serie de un modo ciertamente ambiguo. Según una fuente cercana, el guionista “ha sido despedido pero a la vez *no* ha sido despedido”. Es el gato de Schrödinger de los showrunners.

Esto se debe a que Alexander ha sido relegado de sus funciones (se le ha pedido que deje de supervisar el montaje, ni participar en ningún otro aspecto de la producción o postproducción) pero no se le ha echado expresamente para ser reemplazado por otra persona. Fremantle, la compañía detrás de la serie, ha preferido apartar a Alexander de su trabajo por la puerta de atrás antes que enfrentarse a otra ronda de publicidad negativa como lo que ocurrió con los anteriores showrunners, cosa que al final va a ocurrir tras esta filtración de THR.

La producción de la segunda temporada está muy avanzada, con Alexander habiendo entregado ya múltiples borradores del episodio final, pero todos los ejecutivos de Starz y Fremantle los rechazaron y pidieron su reescritura, que va ya por la séptima versión. Estos continuos conflictos han contribuido a diversos retrasos que han hecho que vayan seis semanas retrasados en su calendario inicial –y en este negocio un día de retraso implica dinero perdido– y tras ese desbarajuste han tenido que parar el rodaje.

Según una de las fuentes, los actores no han recibido todavía su copia del guión del episodio final de la segunda temporada porque, literalmente, “no hay guión”. En lugar de rodar este episodio, tal y como deberían estar haciendo en este momento, el equipo de la serie está empleando este tiempo para hacer regrabaciones y completar escenas de episodios pasados.

Recordemos que Fuller y Green habían completado un total de seis episodios antes de terminar despedidos, los cuales se tiraron al cubo de basura y se comenzó su reescritura de cero. El encargo inicial de 10 episodios se redujo a ocho y Alexander comenzó a manejar la producción, pero la transición no fue tan suave como se esperaba.

Los problemas con los guiones se produjeron desde el primer día de ensayo, con muchos de los involucrados desde la primera temporada queriendo honrar la visión original y protegiendo aspectos importantes de los personajes y trama. Ian McShane, particularmente, tuvo muchas quejas con los diálogos y puso de su parte para reescribirlos en el propio set de rodaje y la producción se vio obligada a elevar a Orlando Jones (Mr. Nancy) en calidad de guionista para que estos cambios se hiciesen de manera regulada según la WGA, ya que la organización estipula que debe haber un guionista presente cuando se hacen este tipo de reescrituras y no se pueden dejar en manos de un “simple” actor. El resto de guionistas se paseaban por el set con notas tomadas a mano en medio de los continuos “combates a gritos” entre el nuevo showrunner y McShane.

Otra de las fuentes describe que los conflictos que hubiese durante la primera temporada se quedan cortos comparados con lo que ha ocurrido durante la producción de esta segunda. Los problemas han venido motivados porque Starz cedió el control a Fremantle para que llevase la serie de la forma que considerase, pero Fremantle es una productora especializada en reality shows y American Gods es de las pocas series de ficción en su catálogo, por lo que no tiene la experiencia ni recursos necesarios para llevarla a buen puerto sin un buen guía. Además, Stefanie Burk, una de las ejecutivas de la compañía y responsable de su compra tras el intento de adaptarla para el canal HBO, ha sido descrita como el “pegamento” que mantenía todas sus piezas unidas, pero acaba de dejar Fremantle para irse a Film Nation. “Fremantle se inmiscuyó de maneras que no han ayudado a la serie para mantener una visión creativa coherente o mantener la producción en orden”, concluye el informador.

american-gods-gaiman

Neil Gaiman junto a Bryan Fuller, el director David Slave, Michael Green y el actor Ricky Whittle.

Nuevamente, THR alude a que tanto los roces de Fremantle y Starz, así como la decisión de darle a Neil Gaiman, autor de la novela en la que se basa la serie, un mayor control creativo han influido en la tensión actual. Recordemos que en su día Gaiman negó que hubiese cualquier tipo de problema con la visión creativa de la serie debido a los cambios de Fuller y Green, los cuales se tomaron diversas licencias para adaptar su obra, pero ahora vuelve a resurgir la misma información.

Fremantle le ha dado a Gaiman todo lo que ha pedido para mantenerle contento, ya que tienen un acuerdo global para adaptar el resto de su obra, y el autor co-escribió el inicio de la segunda temporada junto a Alexander, además de supervisar decisiones creativas y su dirección, pero la realidad es que Gaiman no ha estado realmente presente en un día a día en el set de rodaje tal y como se podía prever cuando se le calificó de co-showrunner. Gaiman tiene otros compromisos, como la serie de Buenos presagios (Good Omens) para Amazon, y físicamente no ha podido dedicarle igual atención a ambas.

Por ello, Gaiman dio su visto bueno para que Alexander fuese su hombre de confianza y cargase con la serie de una manera habitual, pero esto no fue bien recibido por el anterior equipo. Se comenta que tanto actores, como lo mencionado arriba con McShane, como miembros del equipo técnico y algunos ejecutivos no estaban para nada contentos con la nueva visión de este showrunner para adaptar este material y seguían prefiriendo lo que habían ofrecido sus anteriores responsables hasta ahora.

Fremantle decidió continuar con Alexander porque se le percibió como alguien manejable que no iba a protestar como lo hicieron Fuller y Green y además sus guiones fueron del agrado de Gaiman, ya que se ajustaban mucho a la novela. Desde que comenzó a desarrollarse esta segunda temporada la idea detrás de toda ella fue que la adaptación se pareciese todo lo posible al libro. La forma en que Fuller y Green construyeron y desarrollaron el mundo de American Gods en la primera temporada fue una causa de irritación constante para Gaiman, detalla uno de los informantes del artículo. No se sabe el grado de implicación que Gaiman tuvo a la hora de su marcha pero hay quien asegura que una decisión tan importante no habría sido tomado sin su consentimiento.

Debido a la contratación de Alexander para tener un mayor control sobre él, la dirección de la temporada ha tirado por una ruta más convencional y, aunque el showrunner estuviese respaldado por Fremantle y Gaiman, Starz está descontenta con su trabajo y prefería el “tono atmosférico e hipnótico que Green y Fuller crearon”.

Tras el retiro forzoso de Alexander, hubo un intento de ascender a otro de los guionistas habituales a su cargo pero esa persona, cuya identidad no se ha revelado, dejó la serie en cuando le concedieron el puesto. Ante la ausencia actual de showrunner, la serie está ahora mismo en las manos de Chris Byrne, director de segunda unidad de Hannibal y de la primera temporada de American Gods, y la productora Lisa Kussner.

Irónicamente, con el despido de Fuller y Green, motivado en gran medida por sus peticiones monetarias dado el tremendo gasto a nivel de producción y efectos especiales que esta serie requiere, Fremantle pretendía reducir la inversión de presupuesto en esta segunda entrega pero el tiro les ha salido por la culata y ahora están “gastando frenéticamente” con vistas a terminar la temporada de una vez por todas y quitársela de encima. El gasto es mayor de lo inicialmente previsto y el dinero invertido se está usando para “darle chispa a lo que resulta plano sobre el papel”. Las regrabaciones continúan, como se comentaba anteriormente en el artículo, y muchos ejecutivos están descontentos con lo “baratos” que lucen algunos episodios, especialmente los episodios cuatro y cinco, los cuales han recibido un extenso trabajo adicional para intentar arreglarlos.

“‘American Gods’ tiene una profunda y compleja mitología y un estilo visual único que hace de esta serie una de las producciones más ambiciosas de la televisión, y una por la que seguimos comprometidos a entregar a nuestra audiencia”, ha comentado por su parte un portavoz de Starz. “Estamos seguros de que cuando los fans vean el primer avance de la segunda temporada en unas semanas durante la Comic-Con de Nueva York, estarán de acuerdo en que ha merecido la pena la espera”. El estreno sigue previsto para algún punto de 2019.

  • Eric Schanabrier

    La primera temporada (que no acabé) tenía algo bastante raro, y ahora veo que eso era un sindiós (badmtss).

  • New_Rodro

    Nah… cuando a Guillermo del Toro le dejen rodar “En las montañas de la locura” es cuando de verdad el fin será inminente.

    https://uploads.disquscdn.com/images/a2057689e86d672ccdb3c4fea590cb3c2893ee194a52113bfc7223f8b252c418.gif

  • Cerebro

    Muy cierto, con Justice League habia mucha camaradería entre todos los actores, directores y…. https://uploads.disquscdn.com/images/2b3816afe39d9956e7fd5956579a996539cd6e51a00d2284c19e9db9da81432d.png

  • Jorge Alberto Castillo Verdugo

    Llamadme loco pero el Destino está pidiendo a gritos que no se haga la segunda temporada de American Gods. Si este llega a emitirse posiblemente invoquemos el Anticristo y llegue el Apocalipsis.

  • JoakinMar

    Mas bien equipo y camaradería con los productores, que son los que al final toman estas decisiones. Mucha camaradería había entre equipo y reparto de Guardianes de la Galaxia y eso no ha evitado que James Gunn acabe en la calle.

  • Cerebro

    Menudo lío tienen ahí joder!

    Lo que es esta noticia y la de Warner es para que le sirva de ejemplo a los que desean entrar al mundo del cine que creen que todo es maravilloso, como llegar y pararse a las cámaras o poner a tal actor a decir cuatro imbecilidades, pues no; esto se trata de equipo y camaradería, si no hay eso, mal les va ir. Y claro, no puede faltar…..DINERO.

  • New_Rodro

    Alexander: “Mr. McShane, aquí le traigo el nuevo guión.

    McShane:

    https://i.imgur.com/pmgxO6x.gif

  • MisterFloppy

    La primera temporada no me pareció ninguna maravilla y la verdad es que ahora me está dando bastante pereza tener que comerme todas estas mierdas “behind the scenes” de cara a la segunda.

  • JoakinMar

    Vamos, que Freemantle ha querido hacer como AMC llevó a cabo con la segunda temporada de The Walking Dead. La diferencia es que en la segunda, pese a la marcha de Darabont, lograron salir adleante. Estos, en cambio, veremos. Desde luego, ni se sabe como terminarán esta temporada y veremos a quien le cuelgan el San Benito de tomar las riendas de la tercera.

    Lo peor es que los actores y el equipo estaban con Fuller y Green y quisieron mantener lo mejor posible su visión, pero está visto y comprobado que esta temporada va a ir por otros derroteros, encima, auspiciado todo por Gaiman. Reoconozco que la primera temporada fue en su tramo final algo farragosa, pero aún así, me gustaba la visión que ofrecía.

    Visto lo visto, la cosa pinta fea. Sea cual sea la decisión, habrá que estar atentos. Si por mi fuera, que traigan de vuelta a Fuller. Total, que al menos le dejen llegar hasta la tercera temporada como hizo con Hannibal.

  • Fran

    Con lo bien que estuvo la primera temporada,… que puto desastre.

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast