Series

Alan Wake ultima su salto a la TV

Vaya por delante y como dije en el subtítulo: aquí un fan de Alan Wake, videojuego de la desarrolladora finlandesa Remedy Entertainment (los creadores de Max Payne) y aparecido en Xbox en 2010. Vayan también por delante mis agradecimientos a Mikel por el toque de atención.

Alan Wake está preparando su salto a la televisión. Lo hará de la mano del showrunner Peter Calloway, productor de Legion, y con el guionista de la obra original, Sami Järvi — conocido más bien por su nombre artístico, Sam Lake — como productor ejecutivo. 

Terror “stephekingniano” (me ha costado) llevado de maravilla. Nuestro protagonista es el escritor de novelas de misterio cuyo nombre da título al juego y de la horrible aventura que atraviesa en la bucólica localidad montañosa de Bright Falls cuando su mujer desaparece misteriosamente, y la novela que nunca escribió comienza a traspasar los límites de la realidad.

Quiero remitir especialmente a la noticia original de Variety, aparecida en su relativamente nueva sección de videojuegos que lleva el ex de Polygon Brian Crecente, que acompaña declaraciones de otro de los productores de la futura serie, Tomas Harlan. En sus palabras, la idea consiste en comenzar a vender la serie a partir de octubre a varios estudios que ya han mostrado su interés por la “biblia” escrita por Calloway, una que respetará la mezcla que define el juego: “La visión de Sam comprendía obras como En los límites de la realidad; Ventana secreta, secreto jardín, de Stephen King, Hitchcock, Doctor en Alaska y mucha televisión norteamericana”, explica.

alan1

“Es el bebé de Sam y queremos colaborar estrechamente con él”, añade Harlan, quien destaca la facilidad con la que se ha trasladado el material, dado que “Alan Wake ya era una serie de televisión en forma de juego”, habida cuenta de los constantes añadidos durante el desarollo de la aventura en forma de interrupciones televisivas, a través de la ficticia serie Night Springs, creada específicamente para el juego.

Lake interviene para confirmar que la serie de televisión de Alan Wake recogerá ideas tanto del juego original como de su “spin-off”, American Nightmare, aparecido dos años después. Junto a Wake aparecerán otros habituales del juego, como el ocasional acompañante y amigo Barry Wheeler o la sheriff Sarah Breaker.

Asimismo, Lake ha confirmado que en la serie aparecerán ideas previstas inicialmente para la secuela, y múltiples conceptos adicionales para futuros juegos de una franquicia que lamentablemente nunca terminó de desarrollarse por completo — desde entonces, Lake ha participado en los juegos Quantum Break y el futuro Control, presentado en el último E3 y con una pinta bastante, pero bastante prometedora.

Aquí, la noticia en Variety.

  • Xalba

    Es bastante buena, pero tampoco diría que sea una de las joyas de Carpenter. Dejaba la sensación de quedarse a medio gas, de que podía haber dado más de sí. Pero aún así, es un buen trabajo del maestro, sobre todo por su malrollera ambientación y la buena mano de Carpenter para las escenas, además de que ha envejecido bien y se ha ido revalorizando para los fans del género. Se puede decir que es el mejor intento de película lovecraftiana que se haya hecho hasta ahora. Lástima que una vez más la taquilla no acompañara y que en consecuencia fuera la confirmación de que un artesano como Carpenter no encontraba su lugar en la industria de los 90. Irónicamente desplazado por el genero que apadrinó, el slasher que vivía una segunda juventud con “Scream”
    y que proporcionaba a los chavalería las dosis de sustos y adrenalina que demandaban, o sea; lo contrario del estilo de Carpenter.
    A partir de aquí, ningún gran estudio apostaba ya por él, y su carrera entró en barrena. La del Pueblo de los Malditos es insulsa y volvió a pegársela, al igual que la de Marte que es una cutrada indigna de él. Tuvo que romper sus reglas y apostar por lo seguro haciendo por primera y única vez una secuela de uno de sus más laureados, esa divertida secuela-remake-parodia de Rescate que desgraciadamente terminó por confirmar que el público le había dado la espalda. Ya solo le quedo una última bala en el cartucho, con ese “Vampiros” que le daba una necesitada vuelta de tuerca a estas vilipendiadas criaturas, reducidas a la infamia por esa dañina moda gótica, que los rebajaba a lloricas apuestos que se pasaban la eternidad melancólicos y traumatizados. Carpenter trae a vampiros sucios, sanguinarios y con muy mala leche, aprovechando para homenajear a su amado western. Si a eso le sumas a un James Woods en modo motherfucker total, y le adjudicas un final marca de la casa, te sale el que para mi sí es la última joyita de John Carpenter. Lástima que un tío con talento como él no haya tenido el respaldo del público y se haya visto reducido a cobrar el cheque para que el mediocre de turno se casqué un remake de sus clásicos. Y según me han dicho, casi mejor que no vea “The Ward”. Es igual, siempre será un auténtico maestro del terror por méritos propios.

  • Manchester Black

    Que mala suerte tiene Remedy con las franquicias. Max Payne se quedó en barbecho hasta que vino Rockstar para darla un cierre, Alan Wake empezó como idea de saga de terror exclusiva para solo tener un juego y dlc, Quantum Break era muy ambicioso al juntar juego + serie pero todo se fue al traste con un control diabólico y el cambio de política de Microsoft dejando de lado el contenido multimedia. A ver si ahora con Sony les va mejor.

  • Cerebro

    xD

Críticas

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

Twitter

Podcast