Noticias

Sitges 2018 – Días 2 y 3

Por Fernando Polanco.

En la crónica de hoy os hago un repaso a las jornadas del viernes 5 y del sábado 6. Dos días que, la verdad, han dado mucho jugo.

MANDY

¿Qué pasaría si Rob Zombie fumara índica en vez de sativa y le regalaran una caja de crayolas? Pasaría Mandy.

Las expectativas estaban a niveles cósmicos. La segunda película de Panos Cosmatos consiguió con un tráiler lo que a Hollywood le costaría millones en marketing. En esta ecuación fílmica: gore, una paleta de colores lisérgica y Nicolas Cage. El actor interpreta a un leñador cuya mujer es secuestrada por una banda de moteros “cenobitas” y los miembros de una secta cristiana. Y digo secta cristiana porque se está hablando mucho de satanismo pero a la hora de la verdad llevan crucifijo, tienen su propia iglesia de madera y Cage se refiere a ellos tal que “Jesus freaks”.

El público está dividido. Soy consciente de que hay gente a la que le ha parecido vacía, lenta y aburrida. Lo sé. Pero también sé que salí de ver Mandy con los ojos de Candy Candy. Me quedé completamente absorbido por la atmósfera “tripera”, el catálogo de “perfect shots” de Benjamin Loeb y los sintetizadores de ultratumba de Jóhann Jóhannsson (como sabréis, recientemente fallecido).

Sé que no tengo que convenceros de nada y odio dar la chapa recomendando pelis en plan “pesao” pero dejadme soltar dos detalles del arranque de Mandy que hablarán por sí solos y os harán salivar.

La frase inicial de la peli: “When I die, bury me deep, lay two speakers at my feet. Wrap some headphones around my head, and rock and roll me when I’m dead”.

Y la canción de apertura:

STRANGER THINGS (EXCLUSIVA TEMPORADA 3)

Ah, no, perdón, que lo que hemos visto no es Stranger Things sino Summer of 84… Y es que los directores de la celebrada Turbo Kid se han subido a la (eterna) ola de la nostalgia ochentera para ofrecernos un Cluedo juvenil con ecos de Los Goonies o Noche de Miedo.

Si por algo destaca Summer of 84 es por su impecable calidad técnica, por la cantera de jóvenes actores que ha puesto en el punto de mira y por su guión calculado al milímetro. Sin embargo, hay tanta precisión en la película que uno siente lo mismo que cuando se zampa una tortilla precocinada de esas de Palacios: cumple su función básica pero le falta algo (¿el alma?).

Honestamente, no le encuentro la gracia a esto de ver la misma película eternamente como si viviéramos en un “día de la marmota” del cine de EGB ochentero pero, claro, lo dice alguien que podría ver el mismo capítulo de “Los Simpson” trescientas veces.

Durante la presentación, uno de los directores dejó caer que quizá les volvemos a ver por aquí con Turbo Kid 2 próximamente.

PROSPECT

¿Os acordáis de El Cosmonauta? Pues si en una realidad alternativa Michel Gondry hubiera tomado las riendas de ése proyecto y las cosas hubieran salido bien, habríamos tenido algo parecido a Prospect: una historia de cosmonautas perdidos en un planeta exótico con una dirección artística artesanal que daría gusto tocar.

La historia nos plantea el aterrizaje forzoso de un padre y una hija en un mundo vegetal primo lejano de la luna de Aniquilación. El guión se desarrolla con orden y efectividad centrándose en el drama minimalista entre los pocos ocupantes del planeta. Ojalá una adaptación de alguna de las historias de Ursula K. Le Guin comandada por el equipo de esta producción tan estimulante.

ATERRADOS

Ángel Sala la vendió como “el [REC·] de Argentina” pero para mí ha supuesto una decepción como un troncho. Aterrados narra las reacciones de todo un vecindario a una serie de fenómenos poltergeist que no son lo que parecen y este es su tráiler:

De entrada, me remito a las palabras de su propio director durante la presentación: “después de 9 años intentando rodar este proyecto, cuando conseguí la financiación la hice con pereza”. Y se entiende (todos los que nos dedicamos al mundo del cine empatizamos con su calvario).

En Aterrados, los actores están desubicados, la mitología descuartizada y el tono de comedia involuntaria desacredita los dos o tres sustos que merecen la pena. Tengo colegas cuya opinión respeto bastante que han pasado canguele con ella y puede ser que ignorando las lagunas narrativas y el evidente problema de multi-protagonismo se puede disfrutar de este “tren de la bruja” efectista e inverosímil.

PIERCING

Un hombre se despide de su familia para ir a trabajar pero se aloja en un hotel para cumplir una fantasía: asesinar a una prostituta.

Adaptación de la novela homónima de Murakami que ha gustado a la mayoría por su peculiar guasa y humor negro. Con poco (dos actores, un par de localizaciones y un montaje muy “jugón”) consigue un pulso que no decae y se lleva al espectador a lugares bastante incómodos en los que la risa es la única salida.

Después de sorprendernos el año pasado con The eyes of my mother, Nicolas Pesce se convierte con Piercing en un francotirador fílmico. Dos de dos. Hay que agradecerle también el homenaje a Profondo Rosso en una maravillosa secuencia musicalizada con su tema principal.

LIFE AFTER FLASH

Documental que intenta retratar las subidas y bajadas de la carrera de Sam J. Jones aka. Flash Gordon pero que acaba siendo un panfleto de la iglesia evangélica que le salvó de la vida de sexo, drogas y mayas. Una pena que no haya hurgado en las etapas verdaderamente interesantes y una pregunta que me surge después del visionado: ¿cómo hizo el bueno de Sam para tocar fondo dos veces y seguir estando cachas con 64 años?

ASHER

A Ron Perlman le ha entrado la crisis de los casi-70 y se ha marcado un Liam Neeson por derecho. Según dijo él mismo al presentar la película, su intención es ir jubilándose poco a poco de la interpretación y dedicarse a la producción de proyectos. Ésta es su primera (auto)producción a medida y ofrece 105 minutos de testosterona que huelen a neftalina. Por ahora, de lo peorcito que hemos podido ver en el festival.

asher

Para acabar, varias recomendaciones rápidas. Primero: What keeps us alive, con un desenlace que yerra el tiro pero que compensa por el ejercicio de suspense que nos deja sin respiración durante su primera media hora (dejo el tráiler al final). Y segundo, tres títulos que no he podido ver pero de los que hablan maravillas: May the devil take you (por lo visto provoca pesadillas), The night comes for us (hostias a mansalva) y Cut of the dead (que tuvo una ovación de más de cinco minutos durante sus créditos).

  • Sandgal Ar L’oine

    Respecto a Prospect, me gustó el corto que lo originó, aunque en el trailer se ve que han ampliado la trama y el elenco actoral, tiene buena pinta, a ver si sorprende y no es un cliché tras otro.

  • Nahuel Benvenuto

    Todas tienen buena pinta, a ver si caen

  • Hastur Jr.

    Y creo que está mal promocionada: Jess Franco la hubiese titulado “Sangre en el Lago de las Lesbianas” o algo por el estilo.
    Tampoco quiero hacer leña del árbol caído, oye… aunque he visto vídeos de primera comunión con más suspense, tiene algún que otro momento interesante (la cancioncita malrollera que luego vuelven a poner en los créditos, o esa operación limpieza con luz negra). Pero el balance final es negativo.
    Para esta noche tengo programada “Aterrados”: en el peor de los casos, puede que me ría y todo.

Críticas

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

Twitter

Podcast