Reportajes

El camino al Oscar de ‘Ha nacido una estrella’

Las primeras tomas de contacto con la carrera al Oscar de este año nos ha dejado con una sensación de incertidumbre ya que a la espera de futuros acontecimientos indicativos aún no ha surgido esa aspirante que sea la rival a batir, ni tampoco un buen puñado de títulos que se disputen las migajas de una temporada de premios. Tan solo tenemos aproximaciones que satisfagan a la industria (Ha nacido una estrella, Green Book) o a la crítica (Roma, La favorita, If Beale Street Could Talk) mientras que otras se agarran como pueden a un bote salvavidas para poder mantenerse a flote durante la travesía. Los que nos dedicamos durante meses a observar la carrera al Oscar solamente pedimos diversión y emoción hasta el final no una temporada anodina dominada por un solo título, como la de hace una década con Slumdog Millionaire. Veremos con qué nos topamos a lo largo de estas semanas.

Comienza por lo tanto una nueva temporada de “Four Your Consideration” dedicada a analizar las opciones de esos títulos que aspiran a tener su momento de protagonismo en la carrera al Oscar. Arrancamos con Ha nacido una estrella de Bradley Cooper que aúna varias cosas a su favor: es una propuesta de estudio, se ajusta a un “crowdpleaser” y además encajaría en una candidata idónea a ese premio que se ha optado a dejarse en cuarentena reservado a las películas populares reavivar el interés de una audiencia que en los últimos años se está dando a la fuga.

Ha-nacido-una-estrella-de-Bradley-Cooper

El primer largometraje de Bradley Cooper es el tercer remake del film de William A. Wellman estrenado en 1937 y que sigue la historia de amor de una estrella en declive (en este caso del mundo de la música) y una aspirante a la que lanza al estrellato.

El acontecimiento

Desde inicios de esta década la Warner ha estado intentando poner en pie una nueva versión de Ha nacido una estrella para acercar la historia narrada por William A. Wellman en el film de 1937 a las nuevas generaciones de espectadores. La cinta de Wellman estaba protagonizada por Janet Gaynor y Fredric March, dos de los mejores intérpretes de la industria y ya reconocidos con el Oscar, fue un gran éxito y dio pie a dos versiones la primera de 1955 de George Cukor que derivaba en musical clásico y que tenía a Judy Garland (en la interpretación de su vida) y James Mason como protagonistas, y la segunda de 1976 llevada a cabo por Frank Pierson, ambientada en la industria musical, y concebida por Barbra Streisand a la que acompañaba un eficaz Kris Kristofferson. Salvo la de Cukor, porque fue una producción especialmente costosa para la época, todas las versiones de Ha nacido una estrella dieron muchísimo dinero y es que esta historia tiene todos los ingredientes para conectar de lleno con el público: es una reflexión sobre el mundo del espectáculo y lo efímero que es el éxito y se narra a través de la historia de amor de una pareja que representan su cara y su cruz.

Clint Eastwood fue el primer director al que la Warner le encomendó la labor de llevar a cabo esta cuarta versión pero terminó en tierra de nadie tras la maternidad de la que iba a ser su protagonista, Beyoncé, aunque se barajaran otras opciones. Gracias a Clint Eastwood, Bradley Cooper (que protagonizó y produjo El francotirador) entró en contacto con el proyecto y al final llegó a un acuerdo con el Estudio para dirigir, protagonizar, producir y escribir. Lady Gaga finalmente fue estrella de la música elegida para encarnar a la aspirante a artista que termina convirtiéndose en una celebridad. Con un presupuesto de 40 millones de dólares, sin contar en los posteriores destinados al marketing y distribución, la película se rodó durante la primavera del año pasado.

La Warner eligió el festival de Venecia como plataforma de lanzamiento del film, el Estudio estaba muy confiado tras el excelente resultado que tuvo su primera toma de contacto con los exhibidores y quería ir a por todas para desplegar su artillería y captar la atención mediática. Las imágenes de una Lady Gaga encantadísima en su papel de superestrella desembarcando en el Lido hicieron más que cualquier crítica embriagada por el cinismo. La acogida de la prensa en el certamen italiano fue buena pero nada que ver con la clamorosa recepción que tuvo el film en el festival de Toronto más destinado al gran público en donde se presentó con una enorme expectación. Fue sorprendente que no se situara entre las tres películas más votadas por los espectadores aunque tampoco lo necesitaba porque su campaña ya estaba por encima.

Ha-nacido-una-estrella-Venecia

Ha nacido una estrella se estrenó en los Estados Unidos el 5 de octubre con una calificación de 90% en Rotten Tomatoes y de 88 en Metacritic. Hasta el momento ha recaudado en los Estados Unidos 151 millones y su taquilla mundial asciende a 257 millones de dólares.

La crítica la destaca por su efectividad, demostrando que la que cuenta es una historia imperecedera que puede funcionar incluso dentro de ochenta años. Otro punto destacable es la excelente dupla formada por Bradley Cooper y Lady Gaga, que han sabido darle dimensiones a sus personajes, él ha aportado hondura a ese cantante que está quemado por la vida, y ella ha sabido despojarse de la diva que se ha construido y nos ha dejado ver a la mujer que está detrás.

Opciones en los Oscars

Warner es consciente de que tiene un as en la manga y su campaña promocional está siendo apabullante. El film de Cooper ha cosechado muy buenas críticas, especialmente en los Estados Unidos, su rendimiento en la taquilla está siendo notable y puede ser de largo recorrido, cuenta con una estrella mediática como Lady Gaga que quiere ir a por todas, y es muy difícil que las demás aspirantes puedan competir con semejante mastodonte por lo menos a la hora de llamar la atención. Pero cuenta con una gran desventaja que podría dejarla en la cuneta y es que en estos tiempos de sobreexposición mediática tiene todas las papeletas para que le tengan manía, y eso ya se ha podido comprobar nada más estrenarse con los “no es para tanto” de rigor.

Bradley Cooper ha sorprendido con su debut en la dirección, el film destaca por una primera hora vibrante, en el que vemos el inicio de esa historia de amor y el progresivo salto a la fama de Ally y el inevitable deterioro de Jackson y también por la acertada fotografía de Matthew Libatique. Pero es en el apartado de mejor actor en donde realmente puede encontrar su oportunidad para ser premiado ya que ha sabido dotarle de humanidad y profundidad a un personaje que en versiones anteriores de Ha nacido una estrella necesitaba ser más explorado. Y también es un buen momento para reconocer a una estrella que ha sabido ir mucho más allá de lo que la industria pudo haber imaginado en un primer momento.

La faceta como actriz de Lady Gaga también ha sido aclamada por la crítica y es que la cantante ha sorprendido por su naturalidad incluso en las situaciones más dramáticas y sus agentes de prensa se están aprovechando de ello para organizar la que probablemente será la campaña más apabullante de esta edición.

Las aspiraciones de Ha nacido una estrella son las de entrar en las siguientes categorías: mejor película, dirección, actor (Bradley Cooper), actriz (Lady Gaga), actor de reparto (Sam Elliot), montaje, fotografía y canción.

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

  • Miguel Surribas

    Que ganen todo, es un peliculón de principio a fin. Cooper está en estado de gracia tanto en la dirección como en la actuación. De Lady Gaga qué decir, es una fuerza de la naturaleza en esa cinta.

  • Belmondo

    Totalmente de acuerdo. TODOS tenemos nuestras historias, y el que crea lo contrario, seguro que está peor que ninguno. XD

  • zmanuel twz

    Igual es algo que llevo bien, no es que siento que limite mi vida, evito estar en sitios muy concurrido(salvo recitales en donde no me estreso). Es algo que uno siempre ha tenido, es como tener un par de manías, aunque si no la controlas te genera estrés, y depresión. Aunque es raro para lo de afuera entender que un barbijo o uno lentes, pueda hacer sentir seguro a otro. Y creo que todo viven con algo, el que no depresivo, es bipolar, o no sabe socializar, o no tienen autoestima…. No he conocido una persona “normal” en vida.

  • Belmondo

    Joder @zmanuel twz, pues aunque sea algo que tengas controlado, siento mucho lo que me cuentas. Agradezco que aún haya gente que cuente este tipo de cosas e intente normalizar situaciones que a mucho nos quedan a años luz, y es por ello que a veces no nos ponemos en el lugar del que tenemos enfrente.

    Un saludo y de nuevo, gracias por la confianza.

  • Belmondo

    Yo la de “Bohemian Rhapsody” la vi anoche. Luego en el post del “box office” USA cuelgo mis impresiones sobre ella. Pero vamos, que me quedo de largo con la de Lady Gaga.

  • zmanuel twz

    Michael Jackson tiene dos etapas, la de los noventa era una mezcla de mamarrachez y espantajería, antes de eso si era espectáculo y show.

Críticas

Captura1

Malas personas. Grandes soldados.

tu hijo

Vivas recupera el espíritu de ‘Secuestrados’ para contar una historia de venganza que no es tal cosa.

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

Twitter

Podcast