Críticas

CAÓTICA ANA

Test de Las Horas Perdidas:

Si tienes el cuerpo temblando, sudores frí­os, palpitaciones, la mirada turrrrrbia, la piel tiende ponerse verdosa, y te sientes perdida, sin rumbo y en el loooooodooooo, entonces:

A. Te ha sentado mal tu dosis habitual de pastillas Juanola.

B. Has ido a ver Caótica Ana de Julio Medem.

En mi caso es lo segundo.

Tení­a marcada en rojo la fecha del estreno de Caótica Ana de Julio Medem. Esperaba con entusiasmo el regreso a la ficción del realizador donostiarra después de Lucí­a y el Sexo, o Elena y el Dildo si se prefiere, estrenada hace seis años, primero porque Julio Medem me parece unos de los realizadores más auténticos y fascinantes de nuestro cine y segundo porque el nivel del cine español en lo que llevamos de este año es muy pero que muy decepcionante, salvo alguna que otra honrosa excepción, así­ que deseaba ver algo que me diese una dosis de optimismo sobre nuestro cine. Al igual que el Medem hipnotizador de Caótica Ana iré del diez al cero.

10. “Una sala que proyecta cine español es una sala vací­a”. Por momentos le di la razón a los exhibidores que se pusieron en huelga a comienzos de junio. Acudo a la primera sesión de unos multicines de los que no diré el nombre, y entro a una sala para 100 espectadores que estaba completamente vací­a, me sentí­ protagonista de Angustia hasta que se animaron a entrar los espectadores. No eramos ni diez los que estábamos allí­ y dos de ellos eran una parejita que daba la sensación de haberse metido en la sala de rebote así­ que ver lo que se dice ver la pelí­cula eramos ocho. Al grano Marí­a, a hablar de la peli…

publico-caotica-ana.jpg
“¡Jo tí­o qué metafórico es todo esto!”

9. Caótica Ana gira en torno a una Heidi chill out que en lugar de vivir en las montañas de Los Alpes junto a su abuelo, vive en una cueva de Ibiza junto a su padre, un hippy alemán, obvio, y que por las noches se va a Amnesia, se pone hasta arriba y ve objetos fálicos de consideración bastante considerable por todas partes, lo de que se ponga hasta arriba de sustancias es una suposición porque de lo contrario, como dirí­a la Obregón ¡qué fuerrtee!.

8. La muchacha es pintora y se dedica a vender sus cuadros en el rastro, allí­ es descubierta por Justine, una mecenas que la invita a su residencia de estudiantes en Madrid. Allí­ la joven moza convivirá con otros estudiantes de Arte en una comuna, versión cutre de la escuela de Un Paso Adelante, en donde los alumnos dan rienda suelta a su creatividad y realizan todo tipo de performances (leedlo tal cual lo harí­a Belén Esteban). Yo estaba tan impactada con el paralelismo con la famosa serie de Antena 3 que me dio la sensación de ver a un UPA Dance por ahí­, y efectivamente allí­ estaba, eso sí­, en pelota picada. Ana conocerá en la escuela a Lidia, la tí­pica joven que lleva aprendido de memoria el discurso “nosotras parimos, nosotras decidimos”, y a Said, un chulazo bereber que pondrá a Anita cachonda como una perra loba.

caotica-ana-bebe.jpg
“Mira qué planos más guapos”.

7. Pero la joven tiene un problema y es que de repente tiene ataques de angustia. Para ello tendrá a mano a Anglo un hipnotizador, no hay nada como tener uno a mano para sacarte de estos apuros y no dar el cante en reuniones familiares, y gracias a él descubrirá que ha tenido un sinfí­n de vidas pasadas tantas que dejarí­a a Iker Jiménez, Aramí­s Fuster y a la niña de El Exorcista temblando. Todas esas vidas tienen algo en común, todas han sido mujeres jóvenes y todas han muerto de una manera violenta. Descubrir el origen de sus reencarnaciones puede ser determinante en la resolución de esta caótica historia.

caotica-ana-hipnotizador.jpg
“En realidad hipnotizo para ligar”.

6. Esto es lo que Julio Médem nos pretende contar en Caótica Ana. Pero a diferencia de sus anteriores trabajos, a pesar de los esfuerzos tanto suyos como mí­os, no me sentí­ cómplice en ningún momento con la historia de Ana la Caótica, y hacia mitad del metraje me daba todo igual.

5. No conecté con la protagonista, interpretada por Manuela Vellés, una actriz que debuta con este trabajo. De presencia interesante y que no lo hace mal aunque en algunos momentos estaba algo verde. No me sentí­ fascinada por ese personaje, tal vez el fallo no estaba en la actriz sino en el personaje escrito por Medem, que hasta ahora nos habí­a regalado grandes personajes femeninos. El resto de actores cumple más o menos con el papel que le han tocado en suerte.

4. Cuando antes hice mención a los esfuerzos de Medem por intentar mantener la atención del espectador me referí­a a la introducción de animaciones protagonizadas por las pinturas de la protagonista, amenizadas por la excelente música de la compositora Jocelyn Pook. Cuando sus esfuerzos no eran suficientes intentaba apretar aún más las tuercas forzando efectos de sonido, acelerando el montaje o subiendo al máximo el volumen de la música, no sé si imaginaba que algún espectador echarí­a la siesta durante la proyección….

3. Al igual que en Lucí­a y el Sexo, Julio Medem no sabe cómo rematar el final de esta pelí­cula. Pero si en la anterior decide darle un giro radical a la historia para darle un Happy End Scooby Doo, en Caótica Ana da la sensación de pérdida del control sobre su obra, y hace que Ana protagonice un delirante episodio final con vuelta de tuerca incluida.

2. Tampoco conecté con el discurso polí­tico de Medem. Peca en exceso de ingenuidad, el “las mujeres son el sí­mbolo de la creación y los hombres de la destrucción” y ese mensaje de quiero un mundo sin guerras y sin injusticia es más tolerable en un adolescente de instituto y en una aspirante a reina de la belleza.

1. Y relacionándolo con el apartado anterior, el número demagogo final de la protagonista, sobraba.

0. Si has elegido la opción B en el test de Las Horas Perdidas, al igual que a mí­ no te ha gustado Caótica Ana. Mi malestar se debe a la tremenda decepción que me he llevado con esta pelí­cula. Una auténtica pena.

LO MEJOR: El Universo Medem. A pesar de todo vemos algunos destellos de su personalidad, esta pelí­cula serí­a impensable en las manos de otro realizador. Manuela Vellés, una actriz bastante prometedora. La fotografí­a de Mario Montero y la genial música del Jocelyn Pook, que sustituye con éxito a Alberto Iglesias.

LO PEOR: Medem querí­a abarcar muchas cosas y se le ha ido completamente de las manos. Le falta magia y su discurso polí­tico peca de ingenuo y demagogo.

Aún así­ no la voy a suspender, recomiendo su visión y probablemente con el tiempo le daré una nueva oportunidad.


Julio Medem | Julio Medem | Manuela Vellés, Charlotte Rampling, Bebe, Asier Newman, Nicolas Cazalé, Matthias Habich, Gerrit Graham, Raúl Peña, Lluis Homar | Mario Montero | Iván Aledo | Jocelyn Pook | Montse Sanz | Julio Medem | Simón de Santiago, Enrique López Lavigne, Koldo Zuazua | Sogecine SA, Alicia Produce | Hispano Fox Film | 5 |

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

  • http://www.myspace.com/sessionumerada biniwoo

    Pues sí­. Vaya mierda de peli… Pretenciosa y con más finales que El Retorno del Rey.

    Según imdb ha costados 9 millones de €… QUE VERGíœENZA!!!!

    La prota muy sobreactuada a veces, como dice la crí­tica. Bebe genial, lo mejor de la peli. Y el casi cameo de Lluis Homar no viene a cuento.

    La factura técnica muy bien pero con ese presupuesto y con cámaras de alta definición, que quieres.

    MUY MUY MUY ABURRIDA

    un 3

  • http://silogismosdefindesemana.blogspot.com/ victorbalaguera

    Mierda pura e hipócrita.

    Hací­a años que no salí­a tan cabreada de una sala de cine…

  • https://lashorasperdidas.com -Lumiere-

    Pelicula pretenciosa que intenta ir de moralista y de reflexiva sin conseguirlo, tratando a veces al espectador como si fuera estupido, menudo coñazo de pelicula joder, mucho moralismo pero luego no tienen reparo en cargarse realmente a una paloma pa rellenar 20 segundos de pelicula, lamentable, para Heidis Chill-Out!!! No tengo nada mas que decir de esta basura,paso, ni una vez mas señor Medem, ni una vez mas…no te creas tan bueno que no meas Channel numero 5 tio…

  • Ronan

    Doniphon, muy interesante tu réplica a mi comentario… Lo de la dicotomí­a hombre/mujer entiendo que es simplificador y muy general, pero pese a todo, lo mantengo. Basta con echar un vistazo alrededor para ver, en las guerras, quién mayoritariamente está protegiendo a los niños, quién es violado, quién en definitiva sufre en peso las consecuencias de los conflictos armados, que en su mayorí­a tienen su origen en… hombres. ODIO las generalizaciones y por ello pese a todo añado que tb hay numerosas excepciones en ambos sexos, pero globalmente me parece que los hechos cantan. Las ONGs en varias ocasiones han explicado que para fomentar la prosperidad en un paí­s pobre hay que empezar por las mujeres, porque lo que aprenden ellas es lo que van a transmitir posteriormente a los hijos, transformando finalmente la sociedad entera. Desde luego que Medem no ha descubierto la pólvora… Pero repito que aún así­ me fastidian las tonterí­as que dice el personaje de Bebe y me fastidia que al final ella acepte que su novio le va a ser infiel y punto.

    Sobre la comercialidad del cine de Medem… No sé si entiendo bien lo que quieres decir: la peli no aspira a “conectar con un amplio sector de público”, pero “persiguen de antemano una masiva aceptación popular”? La lí­nea divisoria entre ambas cosas la veo muy tenue, francamente. Supongo que la palabra comercial no termina de estar clara nunca. Para mí­ algo comercial aspira solamente a entretener al público, y el autor antepone el efecto en el público que su obra tendrá a sus propios deseos iniciales (o sea: que nadie simpático muera y las parejas acaben juntas y felices). Además, las metáforas, los diálogos poco claros y cualquier cosa que dificulte la comprensión inmediata del guión está prohibida. Pero claro, si hilamos más fino, creo que entre la comercialidad y la no comercialidad hay miles de tonos de gris. Hay pelí­culas consideradas comerciales con guiones bastante complejos y elementos desagradables para el público, y hay pelí­culas en principio no comerciales que a mí­ me parecen insustanciales y excesivamente simples pretendiendo ser profundas. (Como ejemplo de lo primero, se me ocurre “Memento”, de lo segundo, la segunda parte de “Tropical Malady”).

    Está claro que la peli de Medem tiene elementos comerciales (lo guapa que es la protagonista y lo muchí­simo que se explota su fí­sico, idem de su novio árabe, el mensaje buenrollero…)… a cambio, hay elementos que me resultan anticomerciales: la poca claridad de ciertas escenas, los diálogos rimbombantes y artificales, los inesperados momentos gore y escatológicos (no he visto el trailer, pero pongo la mano en el fuego de esto no vamos a ver nada en ellos), la ausencia de humor, y en general el hecho de que mucha gente saldrá del cine sin saber qué ha visto y (lamentablemente) despotricando del “cine español”.

    Lo siento por la parrafada =S

  • Deckard

    Ya, es posible que pueda pasar eso si te gusta mucho el director y tal, a veces ser objetivo es más difí­cil.
    Pero bueno, sí­ he tenido decepciones con directores que me gustan y agradables sorpresas con directores que me disgustan.
    Un saludo!!

  • http://www.myspace.com/sessionumerada biniwoo

    Pero Deckard, a la que salvas una peli porque la dirige quien sea, estás diciendo que es mala (o aceptamos irregular) pero como la ha dirigo un director que te gusta, pues no la suspendes. En ese momento, la objetividad de la que tú hablas se va a la mierda.

  • steve james

    death proof es un peliculon. leeros las crí­ticas de jordi costa (de lo poco bueno) en el fotogramas de septiembre y vereis..estoy completamente de acuerdo con ese hombre

  • doniphon

    Siento los errores. No me acostumbro al teclado del portatil.

  • doniphon

    “estoy de acuerdo con el fondo de la peli: los hombres son por lo general el origen de la violencia en la historia”

    Mmmmmm…acabo de revisar “Yo, Claudio”: viendo a Libia, descubro nuevas acepciones de la palabra violencia.

    Por otra parte, recordemos que la dicotomí­a HOMBRE = fuerza bruta y violencia / MUJER = sensibilidad y capacidad procreadora es la base misma del pensamiento machista desde la noche de los tiempos. Por eso ellas se quedaban en casa a fregar,a tocar el piano (si eran ricas) y a parir un heredero mientras el hombre “hací­a las cosas últiles”. Así­ que, enhorabuena por Medem, que en su feminismo descubre de nuevo que la mujer es etérea y procreadora.

    “Me parece digno de valorar que Medem haga un cine tan poco comercial”

    Bueno, el gran problema es que su cine sñi es comercial. Es uno d elos directores que má srecaudan dentro del magro cine español. Cierto que no es “comercial” a lo Michael Bay. Pero es que ese es precisamente su defceto imperdonable. Michael Bay hace peliculas palomiteras de poco seso y mucho espectaculo pirotécnico. Es lo que promete y es lo que da. Medem pretende hacer arte y luego resulta que en su cien sólo ves arquetipos bienpensantes premeditadamente pensados como clichés de “cultura”. Es como Gala. Su novelí­stica es comercial a lo Stephen king, o a lo Dan Brown, pero es tan abrumadoramente comercial como la de ellos. En els entido negativo: mo porque “conecte con un amplio sector de público”, sino porque sus obras se construyen a base de clichés estereotipados, vulgares y cursis, que persiguen de antemano una masiva aceptación popular por la ví­a de la trivialización de cualquier pensmaiento serio.

  • Deckard

    En el fondo es cuestión de gustos Adrenocromo, suelo ver las pelis con una mentalidad y dentro de esa mentalidad soy más o menos exigente.
    Yo me alegro de ser de los que la han disfrutado.
    Simplificar el cine es una lástima, es como pensar que un cuadro es una fotografí­a y que una fotografia es un cuadro.
    Y tal vez simplicar no sea la palabra, pero hay pelis, como esta “Caótica Ana” que aunque sean fallidas no hay porque rechazarlas.
    Que una peli no te guste no significa que sea mala, simplemente no es para ti, y hay que saber ser objetivo más allá del “lí­mite” cinematográfico que tenga nuestro gusto por el séptimo arte.

Críticas

doctor sueno

Vine buscando cobre y encontré oro.

dolemite

Rudy Ray Moore, la segunda oportunidad de Eddie Murphy.

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

Twitter

Podcast