Críticas

SOY LEYENDA

SPOILERS-FREE 

No he visto muchas pelí­culas que sean capaces de contener, a la vez, todo lo bueno y todo lo malo que significa la palabra ‘Hollywood’. Por lo menos, no como Soy Leyenda. Dando por sentado que es disfrutable, entretenida y todo lo que uno quiera, es un film que durante una hora y cuarto es, simplemente, una exhibición de puesta en escena, interpretación, montaje, diseño de producción y, en alguna parte, algo parecido a caracter, alma y personalidad propia. Desgraciadamente, su último acto contiene inconsistencias, horteradas y lo que es peor, capitaliza en su punto débil: su obligación de ser una pelí­cula amable, comercial, y (tómese esta palabra en el sentido menos ofensivo posible, por favor), cobarde. Y sin embargo, ésta es la peli de palomitas de las navidades. Ni más ni menos.

SPOILERS

Una no acreditada Emma Thompson da la noticia del siglo: la humanidad -y más concretamente ella- ha encontrado una cura para el cáncer que, desgraciadamente, termina su ciclo de acción con efectos no deseados (léase fallecimientos masivos y una gran parte de los supervivientes convertidos en…ejem, vampiros). Corte a tres años después, en un Nueva York desolado, habitado por el único hombre vivo: el cientí­fico Robert Neville, que dí­a tras dí­a persiste en encontrar un reactivo contra el virus, a costa de perder todo lo que le queda de cordura, acompañado casi exclusivamente por su fiel, valiente y leal (y algo tonta) perra Sam-. De ésto pasamos a ver una hora y quince minutos que combinan la excelencia técnica de unos efectos especiales a los que tendrian que mandar el Oscar por correo; junto con cierto sentido y encanto personal, encarnado en Will Smith, alma y pilar de esta pelí­cula.

concept1.jpg

Ésta imagen y las siguientes forman parte del arte conceptual de la peli.

Mi amor incondicional por este actor es de sobra conocido por los asiduos de la página, y Soy Leyenda no me hace sino reafirmarme. Llevando sobre sus hombros una producción de 150 millones de dólares como quien se estuviera mordiendo las uñas, Smith refleja todas las cualidades del hombre cotidiano e inspira tal simpatí­a que llega a cualquier tipo de audiencia. Es por eso por lo que es el único actor que realmente considero que es capaz de llenar salas. Pero eso no se gana con sólo una cara bonita (Orlando Bloom y Paul Walker saben de que estoy hablando). Hace falta carisma y de eso Will Smith anda bastante sobrado. Es por ello que es capaz de vendernos la última escena que tiene con su perra, que pone final a los setenta y cinco minutos mencionados (uno desearí­a que la pelí­cula se terminara justamente ahí­, lo que la hubiera convertido en un verdadero pepino nuclear de pelí­cula). Neville come, se ejercita, investiga… pero sobre todo espera algo. Si espera a un superviviente o que alguien le libre de su miseria, es algo que a veces no nos queda muy claro. Es un matiz, pero es interesante y Tito Will lo vende perfectamente. 

Pero a pesar de lo que diera a pensar esta carta de amor homoerótico, hay que decir que a Smith quizás se le va la mano un poco en el último tercio del film y, con todo, es sólo parte de un cuadro global, presidido por la espectacular representación de una ciudad vací­a, devastada, muerta y absorbida por la naturaleza. El empleo del ordenador en Soy Leyenda consiste en incorporar detalles para enriquecer la narración y convencer al espectador. No es nuevo y Zodiac también lo hací­a. Ésa es la función principal de un efecto especial. Dicho éso, la precisión alcanzada aquí­ es algo de lo que, por primera vez en meses, se puede decir que es “lo nunca visto” y “para cagarse”: calles forradas de hiedra, fauna salvaje vagando por las calles, planos largos de cientos de coches sumergidos en el cauce de un rí­o, un espectáculo apocalí­ptico y, sobre todo, la espectacular sensación de vací­o que convierte este ambiente en algo incómodo, espantoso, por suceder todo a la luz del dí­a. Y piensas “joder, encima con vampiros”. Vampiros, ah… la parte que empuja esta pelí­cula desde el limbo “ciencia ficción semirrealista” hacia los terrenos del cine fantástico puro y duro. Smith matando chupasangres…repartiendo hostias…esto va a ser la leche. Venga esos vampiros.  

La madre que parió a los “vampiros”.  

Se te cae el alma a los pies. Privados de cualquier rasgo reconocible o distintivo, pertenecen a la modalidad genérica “bicho tipo Gollum” creados í­ntegramente por ordenador a imitación de los seres humanos que, por mucho que se empeñe Zemeckis, son más difí­ciles de reproducir que un edificio hecho polvo. No dan miedo y se comportan como absolutos imbéciles. Atacan organizadamente dependiendo de cómo le brote al guión.  Además, no es que tengan mucho que aportar a la historia: no tienen inquietudes (como sí­ sucedí­a en la versión anterior de la novela de Matheson, con Charlton Heston) y simplemente, se limitan a saltar, comer y asustar pero como parecen moñas, es necesario un golpe de efecto. Y Lawrence los presenta más de lo que deberí­a. Los perros vampiros -oh, sí­, los hay- son otro cantar, y protagonizan una sensacional escena con un suspense imaginativo. Llegados a este punto en el que aparece la figura del director, hay que decir una cosa: es el único aspecto en el que Lawrence la pifia un poco. Pero técnicamente hablando, lo borda de forma total y absolutamente perfecta, demostrando en las escenas de “terror” que menos, de vez en cuando, es más. Y que es mejor dejar cosas a la imaginación. La primera presentación de los vampiros es, sin que sirva de precedente, muy efectiva.

concept2.jpg

Soy Leyenda tiene sus problemas, pero el menos responsable es Francis Lawrence, que da una lección de habilidad cinematográfica y de sentido común poco habitual en Hollywood: una puesta en escena orgánica, fotografí­a atmosférica, no hay dos planos que se repitan, saca partido del escenario Y NO USA APENAS BANDA SONORA.  No, Lawrence no sólo no es el culpable ni mucho menos, sino que este tí­o comienza a convertirse en un director a seguir. El verdadero culpable…

…si hay culpables, deberí­an ser dos. Del primero no estoy muy seguro, porque es imposible saber hasta qué punto ha metido las manazas en esta pelí­cula. Creo es Akiva Goldsman. El tí­o que casi ejecuta la saga de Batman como quien rompe el cuello a un pollo, así­ como creador de guiones que son maquillados por la habilidad de sus directores (me refiero a Una Mente Maravillosa, por ejemplo). Mientras no puedo estar seguro qué escenas, diálogos, ha incorporado exactamente, tengo dos pistas: la primera, el “and” en sus créditos, que da a entender que no ha trabajado con Protosevich y que le llamaron para reescribirlo (si lo hubieran hecho juntos aparecerí­a, como estipula la ley, un “&”).

concept3.jpg

La segunda pista es que, en su último acto, Soy Leyenda es un desfile de moralina asquerosita, donde nuestro héroe (Smith es particularmente responsable de ésto) es repentinamente humanizado a través de otros dos personajes que sólo existen para justificar UN JODIDO PLANO DE CÁMARA, POR EL AMOR DE DIOS y de repente destapa una fijación obsesiva por Bob Marley (el espí­ritu cantante jamaicano es, aparentemente, su guí­a en para la vida -hombre, el tí­o liaba petas con papel de periódico-). Y además, descubrimos que le mola Shrek. Sí­. Shrek. Gracias por aportarnos este dato, tan relevante para el desarrollo de la historia.  

Añadiamos a Dios (no el Dios Dios, me refiero al Dios de Akiva Goldsman, el siempre duro-pero-justo Dios de Hollywood, vamos) a la ecuación y sumemos a toda la mezcla el problema mencionado de los “vampiros”, un refugio secreto de lo más conveniente (y tácticamente estúpido) y un anteriormente inmaculado Smith a punto de caer en las redes de El Prí­ncipe de Bel-Air sin saber por qué. El resultado es que el último acto asesina al film, le roba todas sus bazas, y sólo un último contraataque de nuestro héroe termina dando un poco de energí­a lo que es en general, el clí­max final más decepcionante que me he echado a la cara en mucho tiempo. Pero todo esto al final es una gilipollez. La pelí­cula hace sin esfuerzo lo mí­nimo que se le pide, que es entretener. Pero si buscamos algo enriquecedor, terrorí­fico, extraño, aislado, no lo encontraremos aquí­. Esta peli es una superproducción. A ver si con un poco de suerte, el “director’s cut” nos da una sopresa. Ojalá sólo dure setenta y cinco minutos.


Francis Lawrence | Mark Protosevich y Akiva Goldsman, basados en la novela corta, del mismo nombre, de Richard Matheson | Will Smith, Alice Braga, Charlie Tahan, Willow Smith, Dash Mihok, Joanna Numata | Andrew Lesnie | Wayne Wahrman | James Newton Howard | William Ladd Skinner, Patricia Woodbridge | Neal Moritz, David Heyman, James Lassiter, Akiva Goldsman | Michael Tadross | Warner Bros. | Warner Española | 6 |
  • http://angeloydiabolo.blogspot.com/ Angelo y Diabolo

    el final alternativo es mas penoso todavia… pero en fin, como la interpretacion que hizo en ali de la mano de mike mann no creo q llegue a alcanzar el señorito will en mucho tiempo….

  • bolivar0

    me gusto mucho, no se porque critican el final,la verdad me impresiono y le dio otros puntos de vista(el perro se muere pero no como lo esperan)

  • Vito

    tienes mucha razon esto no lleva a ningun lada a parte que siempre alguien suelta el final de las peliculas, pero en fin

  • rapsodos

    Bueno y los que no tienen la puta culpa de las tonterias que discutis a veces y esto acaba en un destripe de todos los finales que?
    De verdad que quitais las ganas de decir nada…

  • Vito

    o es que te has picado por lo que le he dicho a JUALELE, en fin esta bien que lo defiendas pero sus coemntarios no es que sean muy normales que digamos

  • Vito

    bueno y tu por que dices el final… en fin no se tanta culpa tengo como tu, pero cualquiera puede verlo en el youtube qu se ve en todo su esplendor y mejor que en el cine, yo ha caso he dicho que ese era final no lo has dicho tu solito

  • galleto

    ea Vito y encima me jode el final (de REC)…

  • Vito

    ea raquel y encima me jode el final, hay como este este pais dios… hombre se supone que gana como es normal pero… y si pasa como rec y todos infectados… me pregunto como sera la niña medeiros, lo suyo que lo haga andy gouluhm por que seria clave y lo haria genial y aocojonaria a los americanos

  • raquel

    toma eso ,saludos Vito

  • Vito

    o cualquiera de uwe bolw seguro que se har pajas con la escena del famoso tiroteo de esa “maravilla” house of dead :) tenies mucha razon declive se fumado no la palmera sino la selva entera :)

Críticas

it2

El retorno por compromiso.

1

Romance sin fin.

booksmart super empollonas

El último tren adolescente.

Serenity_2019-12

Ecos de ti.

port

Ama como quieras.

Twitter

Podcast