Noticias Noticias Preferentes

M.NIGHT SHYAMALAN VS. HOLLYWOOD

night2.jpg

M. Night Shyamalan estrena el próximo 13 de junio su nuevo film, El incidente. Será su octavo film en una carrera tras las cámaras que abarca ya 15 años, desde el estreno de Praying with anger en 1993, que alcanzó su punto culminante, económicamente hablando, con El sexto sentido (1999), que recaudó en EE.UU. al término de su carrera comercial 293 millones de dólares, a los que hay que sumar otros 379 millones obtenidos en el extranjero. Casi diez años después, su carrera está a punto de aproximarse al filo. Y todo empezó con una llamada de teléfono.

En esa llamada de teléfono, sus interlocutores, los ejecutivos de Disney, decidieron promocionar su siguiente film, El protegido, como una pelí­cula de misterio, en contra de los deseos iniciales de Shyamalan –que siempre entendió la pelí­cula como una versión ultrarrealista de un film de superhéroes–. El director terminó aceptando.

“Recuerdo el momento en el que sucedió, dónde estaba yo sentado. Ese momento puede haber sido el mayor error que haya tenido que rectificar en los últimos diez años para que la viejecita no se me acerque y diga: ‘Oh, este es el tipo que hace estas pelí­culas de miedo con giro final'”, explica el director en la excelente entrevista que dedicó al diario estadounidense ‘The New York Times’.

Shyamalan no vive en Los Ángeles. Su oficina se encuentra en una pequeña granja de su ciudad natal, Filadelfia. Desde allí­, está puliendo los últimos detalles de El Incidente, protagonizado por Mark Wahlberg, Zooey Deschanel y John Leguizamo. Es su film más violento –calificado “R” en Estados Unidos– y con el que intentará recuperar la estima perdida entre el público y los crí­ticos tras el relativo fracaso de su último esfuerzo, La Joven del Agua –que costó 70 millones de dólares y recaudó 70 en todo el mundo, sabiendo que un film debe recaudar el doble de su presupuesto para empezar a dar beneficios–. Es una pelí­cula extraña y representativa de la actitud de su autor, que no esconde su deseo de apartarse de todo lo que suene a comercialidad o masificación dentro del cine estadounidense.

“Tengo dos opciones: o me conformo con el camino trazado o ir a por todas, así­ que ¿cuál voy a escoger?. No estarí­a donde estoy si, para empezar, no hubiera negado esas convenciones en primer lugar”, explica.

night1.jpg

En lo que se refiere a promoción de films, Shyamalan es un caso único. Es el único director actual que incluye su nombre dentro del tí­tulo del film (este detalle suele obviarse en las bases de datos). Lo correcto serí­a decir “El bosque, de M.Night Shyamalan”. Desde Hitchcock no se recuerda semejante idea. Y para el antiguo jefe del Departamento de Marketing a nivel mundial de Universal Pictures, David Weitzner, una idea completamente errónea. No sólo incluir el nombre: emplear el reclamo de los films anteriores del director para que vean su nueva pelí­cula es una completa sandez. Y egoí­sta.

“Demuestra pomposidad por parte de los estudios creer que el público va a responder a un mensaje que pide que vayan a ver la pelí­cula sólo porque es del director de otra pelí­cula. Es una estupidez y, hasta cierto punto, viene alimentado por el ego”, comenta Weitzner.

¿Por qué?, se pregunta el director. “El problema llega cuando se asume que si yo vendo la pelí­cula –porque me estoy vendiendo a mí­– estoy siendo egoista. Si Will Smith hiciera lo mismo, la gente lo verí­a de forma distinta”, añade. “¿Se supone que tienes que esconder la cabeza si eres un director? ¿Quién ha escrito esa regla en el negocio del cine?”.

El artí­culo nos habla además de la imagen de arrogancia del director, despertada por Janet Maslin, del propio NY Times, en un texto en el que calificaba a Shyamalan de “sicofante” y “vergonzoso”. No comparten esa opinión, sin embargo, la mayorí­a de los ejecutivos de los grandes estudios con los que Shyamalan ha trabajado. “Respeto a Night como cineasta, y me encantó trabajar con él”, explicó Alan Horn, productor de La Joven del Agua para la Warner Bros. “Apoyé la premisa que intentaba desarrollar, porque a veces funciona, y a veces no. No echo la culpa a un libro sólo porque crea que no se lo ha leí­do la gente suficiente”.

Este film iba a ser producido por Disney, pero el trato se fue a pique. Según Shyamalan –y aquí­ el director rompe una de las reglas favoritas de los que manejan las pelas: ‘no muerdas la mano que te da de comer’–, porque Disney “no valoraba el individualismo”. Estos comentarios causaron bastante malestar en la compañí­a del ratón. A Shyamalan la oferta –que recortarí­a sus privilegios como director de cara al producto final– le pareció un compromiso. “¿Querí­an que cogiera el dinero?. No. Que me prostituyera. Eso es lo que querí­an. ¿Sabes lo difí­cil que es no tomar el camino más fácil en Hollywood?”, concluyó el director.

  • http://isladeljota.blogspot.com el jota

    Rambo 4 termina “felizmente” con los intestinos del malo desparramados por el suelo y todo su ejercito desmembrado jejeje

  • https://lashorasperdidas.com -Lumiere-

    No te lo tomes a mal colega Pier, es una manera de argumentar, nada más tio, pero para nada los finales de Spielberg son felices, tiene de todo en su filmografia, y hombre que te quejes de los finales felices (que no sé que tiene eso de malo) y luego adores a Stallone por ejemplo, que las peliculas de Stallone no terminan siempre con final feliz?? Respeto tú opinión faltarí­a más pero a veces dices cosas que no se sostienen muy bien, dí­ que no te gusta Spielberg y no pasa (ya se sabe, sobre gustos…) pero los motivos que das no se sostienen mucho,la verdad, y para nada tí­o me molesta, a veces me meto tanto en lo que escribo que puede dar esa impresión pero nada más lejos de la realidad, un abrazo!!

  • tailerdurden

    Pier discrepo contigo en lo de los finales,por ejemplo,para mi los finales de Minority Report,Inteligencia Artificial,Salvar a el soldado Bourn,digo Ryan no tienen nada de felices,y si me apuras ni el de La guerra de los mundos es feliz,Tom Cruise sigue vivo!Es mi opinon,sin malos rollos,eh!

  • Pier

    Saltas demasiado compañero Lumiere para lo que he dicho, porque 1ero. te dí­ la razón en gran parte de las cosas pero igual vuelvo a lo mismo algo que no lo descalifica en su valí­a pero que hace que nunca Steven Spielberg vaya a ser de mis cineastas favoritos y que se resume en una sentencia simple:

    NO ME GUSTA UNO SÓLO DE LOS FINALES DE LAS PELíCULAS DE STEVEN SPIELBERG QUE HE VISTO.

    Sus finales casi SIEMPRE en los films que he visto FELICIDAD TOTAL.

    Y es que por eso Spielberg me parece muy conservador como seguramente debe ser su gran amigo George Lucas.

    Un saludo a todos!.

  • Sr. Libro

    Yo lo digo; Duel OBRA MAESTRA!!!

Críticas

vengadores endgame

Le podcast.

us nosotros jordan peele

Peele director vs. Peele guionista.

cap2

La deshonra es una larga travesía.

destroyer

La culpa como gasolina.

Richard E. Grant as "Jack Hock" and Melissa McCarthy as "Lee Israel" in the film CAN YOU EVER FORGIVE ME? Photo by Mary Cybulski. © 2018 Twentieth Century Fox Film Corporation All Rights Reserved

Mi único deseo es importarte.

Twitter

Podcast