Críticas

HELLBOY II: EL EJÉRCITO DORADO

Hellboy II: El Ejército Dorado es la pelí­cula más conseguida de Guillermo del Toro porque por primera vez nos encontramos al realizador mexicano al lí­mite de sus posibilidades estéticas dentro de un contexo ligero y sin pretensiones, el terreno en el que más a gusto se encuentra. Primero: es ligera, entretenida, sólida, emocionante, y carece de cualquier asomo de seriedad, lo que la califica ya como candidata para que os gastéis seis euros en la entrada sin remordimiento alguno. Pero este film tiene algo más.

Hay que dar un ligero rodeo: Hellboy II se distingue dentro de la filmografí­a de Del Toro porque es la primera pelí­cula del realizador mexicano desde que encandilara hace dos años a crí­ticos y audiencia con El Laberinto del Fauno. Independientemente de si ese film gustó más o menos, es capital para entender la orgí­a visual que es la segunda entrega de las aventuras del personaje creado por Mike Mignola porque por primera vez Del Toro estaba integrando una historia dentro de un mundo fantástico, en la que el entorno era tan importante como los personajes. Anteriormente, Del Toro estaba mucho más concentrado en rodar la acción de la pelí­cula y dejar pelí­n apartadas sus inquietudes artí­sticas. Con El Fauno, esa opresión se ha terminado. Con Hellboy II, Del Toro está completamente desatado.

hell1.jpg

La trama es casi lo de menos pero tampoco se aleja de las inquietudes antes mencionadas. En un prólogo memorable, Del Toro, guionista para la ocasión nos explica cómo, harto de la humanidad, el prí­ncipe elfo Nuada busca completar las tres piezas que conforman la corona de su padre, el joystick que controla un ejército de robots invencibles con el que mandarnos a hacer puñetas. Una misión más para los autoproclamados freaks del Gabinete de Investigación y Defensa de lo Paranormal: el demonio Hellboy, su novia, la piroquinética Liz Sherman, el hombre pez Abe Sapien y la última incorporación al grupo, el experto alemán Johann Krauss, una enorme masa de niebla contenida dentro de un traje de humo.

Al igual que en la primera entrega, la columna vertebral del film es el aislamiento: los protagonistas del film viven alejados de la sociedad, que les considera unos monstruos. Pero en esta ocasión, Del Toro expande y desarrolla estos temas, sin olvidar el núcleo fundamental: esta gente funciona, mas que como un supergrupo, como una familia. A pesar del elevado número de protagonistas de la pelí­cula (cuatro), ninguno de ellos sobra, y la incorporación de Krauss es de lo más agradecida –la voz original la pone Seth McFarlane, el creador de Padre de Familia, y es impagable–. Por lo demás, Ron Perlman es Hellboy y Selma Blair, la chica rara de al lado y la quí­mica entre ellos es perfecta. Dado que este no es un film “importante”, el realizador mexicano permite que cada uno haga más o menos lo que le salga de las narices. Frente al nivel de recogimiento y tensión que solemos ver en los blockbusters habituales, es agradecido ver films como Iron Man o cómo este que nos ocupa, si bien Hellboy II está bastante más centrado en la historia, que culmina de una forma mucho más satisfactoria que en la primera entrega, os lo aseguro.

Lástima que esté tan centrado con tan poquita cosa, no obstante, porque el tal Nuada, al margen de ser un saltimbanqui lechoso y cabreado que parte y reparte con su lanza, no tiene mucho más; secundarios como Jeffrey Tambor terminan haciendose molestos –el actor en cuestión arrastra cada puñetero diálogo que tiene– pero lo que en otros films serí­a una deficiencia bastante gorda, la imaginación y la potencia visual de Del Toro pemiten que apenas prestemos atención a los pequeños fallos de la pelí­cula, principalmente una trama bastante pedestre, que en algunos momentos se arrastra más de lo necesario y peligra con derivar hacia el puñetero cachondeo –básicamente porque este film deberí­a durar 70 minutos–, y un villano de lo más anticarismático que te puedes encontrar por estos lares.

hell2.jpg

Esta capacidad artí­stica de Del Toro está más presente que nunca y, como ya dijimos, tiene su peso: es fascinante como es capaz de convertir una escena de acción en una secuencia poética sin solución de continuidad, como sucede con la espectacular batalla en el centro de la ciudad contra…contra mejor que lo veáis. Cuando nuestros personajes irrumpen en el mundo sobrenatural que se encuentra debajo de Nueva York, el film se convierte en un festival de sets, maquillaje, concepto y diseño de personajes, acompañado de la fotografí­a de Guillermo Navarro –a su nivel habitual, elegante, con personalidad, pero nunca molesta– y de un sentido del humor negro que parte del corazón de un verdadero freak: es oscuro, es pelí­n repugnante, pero no es para nada agresivo ni…ejem… real.

Cuando Del Toro se enfrenta con esa cosa ambigua, indefinible llamada “realidad”, como ocurrió en su anterior pelí­cula, es cuando comienzan los problemas pero Hellboy II es simplemente una pelí­cula estupenda de aventuras fantásticas, que sorprende a cada plano, sin ningún tipo de interés oculto y de la que, a un nivel superficial, sólo hay que lamentar el tí­tulo: esta no es la secuela de Hellboy. Hellboy, en realidad, era la precuela. Ahí­ nos engañaste, wey.

PD: Sí­. Hay un cameo. No digo más.


Guillermo del Toro | Guillermo del Toro, Mike Mignola | Ron Perlman, Selma Blair, Luke Goss, Doug Jones, Jeffrey Tambor, James Dodd, Anna Walton, John Hurt | Guillermo Navarro | Bernat Vilaplana | Danny Elfman | Anthony Caron-Delion, Peter Francis, John Frankish, Paul Laugier, Mark Swain, Judit Varga | Lawrence Gordon, Lloyd Levin, Mike Richardson, Joe Roth | Chris Symes | Universal Studios, Dark Horse Entertainment, Lawrence Gordon Productions | Universal Pictures | 8 |
  • declive

    si esta claro, me siento totalmente identificado con abe el sireno, cuando se pone a cantar la cancion es igual que yo enamorao de pedo jajaja

  • grijaldo

    A mí­ la escena de la borrachera me encantó,quien no se ha pillado un buen pedo por culpa de una tia?
    Y por cierto,el doblaje no molesta tanto como me esperaba.

  • declive

    PERO NO OS HABEIS DADO CUENTA DE QUE ABE SE ENAMORA DE UNA MUJER EN HELLBOY 2 PORQUE EN LA PRIMERA PARECE TOTALMENTE GAY???
    guillermo del toro lo ha hecho aposta pero el bicho tiene una pluma que no puede con ella

  • grendel

    ahi le has dado declive, como peli ligera ironman le da mil vueltas a hellboy2
    spilberg: “Si tu héroe tiene una historia de amor, eres un blando”??? joder, casi el 100% de las pelis de aventuras tienen una historia de amor y eso no es óbice para ser un blando XD El problema que tiene HellBoy es que las escenas esas son malí­simas.¿soy yo el único que lo piensa?tanto hellboy como con Abe. Por cierto que tiene su coña lo de Abe Sapiens, le muere su gran amor y como si nada, más fresco que una lechuga. Eso es un tio duro!! XDDDDDDDDDD

  • declive

    no, pero del toro teniendo mas presupuesto que en la primera podia haberse esforzado mas en sacar provecho a hellboy y ala historia en vez de hacer la misma pelicula que la primera parte solo que con mejores efectos especiales
    para ver una historia de superheroes ligera, simple pero bien hecha no hay mas que ver ironman

  • spielberg

    Ahora si no pones al héroe sentado ante una ventana pensativo, remordido por la culpa, eres un mediocre. Si te dedicas a hacer desfilar por la pantalla un derroche de imaginación en diseño y detalles, eres un plagiador de ésto, de aquello y de lo de más allá. Si tu héroe tiene una historia de amor, eres un blando. Si no justificas cad puta lí­nea del guión en 15000 referencias, eres un guionista flojo.
    Guillermo Del Toro ha hecho lo que ha querido: una peli ligera sobre un héroe imposible metido en una trama lineal y con apuntes épicos. Sólo la palabra “héroe” es lo que tiene en común con TDK. Como dirí­a Jules, Nolan no es que juegue en otra liga, es que practica otro deporte. Y a mí­ los dos me parecen ases en lo suyo. Pero no veo a Nolan haciendo El Hobbit, por ejemplo, ni falta que hace.

  • grendel

    puesta en escena: genial
    dialogos: mediocres
    carisma del prota: apenas
    y mención a parte las escenas “romanticas”: verguenza ajena es lo único que consiguió provocarme Del Toro

  • grijaldo

    Pues me ha gustado bastante,sin ser un peliculon es muy entretenida y a mi ver tiene un final cojonudo,un entretenimiento sin pretensiones,que tambien se agradece de cuando en cuando.
    Donde se sale este tio es en el plano visual,que bichos,que diseños,el ejercito es la rehostia y los fx están muchisimo mas cuidados que en la primera parte,para mí­ este tio es un puto crack!
    A ver que hace con El Hobitt,puede ser tremendo.

  • AGUSTIN.

    La acabo de ver y la verdad me ha entretenido sin mas tampoco esperaba otra cosa, el guion es bastante mejorable y acaba tirando por lo facilon pero la realizacion de Guillermo Del Toro es notable en el aspecto visual y la peli se entretiene mucho, tiene buen ritmo y las 2 horas que dura se pasan rapidas, me ha gustado mas que la primera (esta ni en el aspecto visual funcionaba) pero eso si para mi ni de coña es la peli mas lograda de Del Toro como se ha dicho en la critica inicial y desde luego es muy inferior a “El Caballero Oscuro” vamos es que no hay comparacion por ningun lado.

    Le doy un 6.

  • declive

    me la esperaba mas seria y ambiciosa que la primera parte pero en vez de eso tiene mas escenas que dan verguenza ajena, y el doblaje ya….se la acaba de cargar

Críticas

doctor sueno

Vine buscando cobre y encontré oro.

dolemite

Rudy Ray Moore, la segunda oportunidad de Eddie Murphy.

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

Twitter

Podcast