Críticas

EL REY DE LA MONTAÑA

El cine español parece ser que poco a poco ve la luz que le impulsa dentro de otras propuestas desviándose de los dramas sobre barrios marginales o las comedias de pareja. [REC], 3 Dí­as, Los Cronocrí­menes sitúan la acción dentro de un arco diferenciador de las constantes cinematográficas de nuestras fronteras.

Gonzalo López Gallego autor de Nómadas, une al protagonista de Intacto Leonardo Sbaraglia con la revelación de la flaqueza del bolchevique Maria Valverde. Ambos son llevados por senderos espesos dentro de las vegetaciones en parajes naturales donde se esconde una amenaza sin rostro. Deudora de filmes como Deliverance o incluso el diablo sobre ruedas, tiene un comienzo ciertamente espectacular en su árido paisaje.

No deja de sorprender cierta escena de sexo dentro de un contexto totalmente inesperado, obteniendo explicación casi a continuación sirviéndose para llevar al protagonista dentro de un punto de no retorno.

Es ese tipo de cine que trata de reflejar la violencia como algo irracional, inesperado y trágico en sus consecuencias. Un cine que como demuestra “El rey de la montaña” no pasa de moda porque pone al espectador al lí­mite, situando a los personajes en manos de unos terribles perseguidores y de una naturaleza que saca nuestros instintos más primarios para poder sobrevivir.

El tratamiento no obstante no es el cine de terror más sanguinario tal como podrí­a preverse, situándose en el THRILLER en su modalidad más angustiosa.

Personajes de los que nada o poco se sabe, ni sabemos donde trabajan, ni el transcurrir de sus vidas, creando una irrealidad sobre ellos que ayuda a mantener una intriga al espectador. Dos partes bien diferenciadas basculan en su largo recorrido, por una parte la visión de las victimas y las relaciones entre ellas, por otra parte el descubrimiento de sus verdugos causando sorpresa aunque siendo destapada la identidad de estos, observamos una cuesta abajo en la parte final de metraje.

La lástima es que las pelí­culas mencionadas arriba son tan patentes y recordadas en mi retina que no acabo de conectar del todo con esta propuesta. En resumen, una vez vista la pelí­cula sales pensando que lo que te cuentan ya lo has visto. Aquí­ reside su defecto.

Por otra parte hay variantes a este tipo de cine. Los personajes son más vulnerables (o llámese cobardes) y reales en sus acciones (llámese correr, correr y correr).

Tiene el mérito de que está rodada con pulso y se beneficia de una buena interpretación del gran Sbaraglia.

Sobre el mensaje que trata mandar la pelí­cula y que ha sido comentado en otras crí­ticas (en referencia al desenlace) me deja un poco indiferente, ya que me parece previsible, fácil y vací­a en cuanto a lo que trata de decirnos, pero por alguna extraña razón me inquieta, y me hace pensar como actuarí­a en tal situación. Es esa la razón por la que creo que el tiempo dirá si “El rey de la montaña” es una rareza o un tí­tulo de culto entre los aficionados a esas pelí­culas que sacan el lado más salvaje de la condición humana, siendo impecable en todos sus aspectos técnicos.

Lo Mejor: SBARAGLIA, el paisaje.

Lo Peor: Nos la sabemos, una parte final que flojea.

Andrés Pons Garcí­a (colaborador).


Gonzalo López-Gallego | Javier Gullón, Gonzalo López-Gallego | Leonardo Sbaraglia, Marí­a Valverde, Thomas Riordan, Andrés Juste, Pablo Menasanch, Francisco Olmo, Manuel Sánchez Ramos | José David Montero | Gonzalo López-Gallego | David Crespo | Juana Arance, Pello Villalba | Juanma Arance, Álvaro Agustí­n, Miguel Bardem, Juan Pita | Juanma Arance, Juan Pita, Elena Manrique | Goodfelas, Decontrabando, Telecinco | Buena Vista International | 6 |

Críticas

doctor sueno

Vine buscando cobre y encontré oro.

dolemite

Rudy Ray Moore, la segunda oportunidad de Eddie Murphy.

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

Twitter

Podcast