Noticias

ECONOMíA EN CRISIS

“En estos tiempos, a la gente le parece que se están privando de la diversión que representa comprarse un coche nuevo o darse un viaje”, afirma el presidente de Adams Media Research, Tom Adams. “Así­ que se sienten plenamente justificados a la hora de gastar el dinero en formas más baratas de entretemiento”.

“Cost-conscious” es la palabra que he traducido como “barata”, pero al margen de ello, éstas son las palabras textuales que resumen el ambiente general, de cara al comprador, que se está respirando ahora mismo en Hollywood. Digo de cara al comprador, porque los efectos de la crisis económica internacional se están haciendo sentir en las grandes compañí­as, que están recortando sus esfuerzos económicos, y así­ ahorrar gastos en estos tiempos de vacas flacas.

Así­, según indica el magací­n Time, NBC Universal recortará nada menos que 500 millones de dólares de su presupuesto para el año próximo, mientras que Paramount Pictures reducirá el número de films previstos para el año próximo: de 25 a 20. Estimando en unos 70 milloncejos el presupuesto medio de una pelí­cula, vamos a decir que son 350 millones que se quedan en la caja fuerte. Cabe suponer –y esto es mí­o– que los blockbusters no corren peligro, y sí­ aquellos films que corren el peligro de fracasar en taquilla, siguiendo un poco la lógica de la afirmación del primer párrafo.

bruck.jpg

“I don’t give a shit”.

Volviendo a la noticia. El analista Michael Patcher indica al magací­n que “una familia dispone de un presupuesto determinado que destina al campo del ocio y del entretenimiento”. “Lo que se va a ver es un cambio de entretenimiento de alto coste, a entretenimiento de bajo coste”. En este sentido, la revista destaca el espectacular crecimiento del sector de los videojuegos (un +20 por ciento este año respecto a 2007). “La gente no se va a esquiar cuando descubre que puede hacerlo en la Wii por menos de un dólar la hora”, añade Patcher.

En lo que se refiere al cine en casa, el formato Blu-ray puede ser el incentivo que la industria necesita. Con reproductores que se venden en EEUU por menos de 200 dólares, Adams espera que los consumidores se adapten al formato de alta definición de la misma forma que ocurrió durante la recesión de 1981, salvada por el VHS. “La adopción de nuevas tecnologí­as en el hogar”, explica, “parece un método efectivo para salvar la recesión”. El analista cita el descomunal éxito de Iron Man en Blu-ray, que vendió más de medio millón de copias en este formato en sólo una semana.

time.jpg

Sin embargo, no puede decirse que toda la industria del entretenimiento esté a salvo. Aquellos que dependen de entradas especialmente caras (como los conciertos o el teatro) sufrirán duramente los efectos de la crisis, según especifica la revista. Los productores de Broadqay se enfrentan a un duro 2009, y los nuevos estrenos tienen problemas para hallar a gente que les respalde. “En el mundo de los conciertos, todo el mundo está nervioso”, afirma el editor en jefe de la revista Pollstar, Gary Bongiovanni. “La verdad es que es un poco ilógico que la gente que tiene miedo de perder la casa, vaya y se gaste tres cifras en la entrada de un concierto”.

  • Angelo y Diabolo

    lo q me parece vergonzoso que cerraran cines en madrid para abrir teatros… si quieren cultura..? pq no habilitaron mas locales para hacer los teatros???

Críticas

doctor sueno

Vine buscando cobre y encontré oro.

dolemite

Rudy Ray Moore, la segunda oportunidad de Eddie Murphy.

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

Twitter

Podcast