Críticas

RED DE MENTIRAS (BODY OF LIES)

Ridley Scott es una puta máquina. Hace pelis como el que hace churros, últimamente viene dirigiendo una peli al año y los resultados son excepcionales. Es cierto que no llegan al nivel de Alien, Blade Runner o Gladiator, pero siempre son de lo mejorcito del año.

Si mal no recuerdo Body of Lies es la cuarta colaboración entre Scott y Russell Crowe, se nota que han hecho buenas migas ya que este rudo actor rara vez repite con un mismo director. Imagino que se habrán tomado juntos unos buenos copazos. El caso es que tener a Crowe a tu disposición es una garantí­a de calidad, ya sea gordo como una foca monje como en esta ocasión o cuadrao como en Gladiator, Crowe siempre lo clava.

body-of-lies-1.jpg

A su lado está un DiCaprio de pelo oscuro y ojos marrones desempeñando un papel parecido al de Diamantes de Sangre. Sobrevivir en el puto infierno es lo mejor que sabe hacer, no importa si las cosas se ponen feas, es tan resolutivo, astuto y afortunado que siempre sale airoso. Puede quedar magullado cual filete a medio cortar y con los huesos astillados del compañero clavados en su piel a modo de metralla, pero vivo al fin y al cabo. Una vez más DiCaprio se ha empeñado en demostrar que es un gran actor y además, desde que ha decidido adaptar Akira y Ninja Scroll, se ha ganado toda mi simpatí­a.

El guión, de William Monahan (Infiltrados, El reino de los cielos) y basado en la novela de David Ignatius, me parece tremendamente completo. En él podemos encontrar partes de thriller polí­tico en plan realista, acción, tramas resueltas de manera muy cinematográfica, un poquito de romance y toques de humor entrañable que aligeran la carga dramática en momentos puntuales. Es raro porque la peli cambia de registro cuando le sale de las narices, pero también se agradece que te de pequeños respiros que resultan ncesarios para que nuestro cerebro asimile la red de tramas, mentiras e intereses polí­ticos y personales que se tejen a lo largo del film. Puede que en ocasiones creáis que os estáis perdiendo dentro de esa red, pero os aseguro que al final os habrá quedado todo bien clarito y sin que tengáis la sensación de que os toman por gilipollas.

body-of-lies-3.jpg

Yo de mayor quiero ser como Ridley Scott. Me encanta el tratamiento que hace de los personajes y como resalta mediante detalles aquellas caracterí­sticas que los van a definir y que van a ser importantes dentro de la historia. Además me gusta mucho el efecto aterrador que consigue cuando Roger Ferris (DiCapullo como dice mi amiga Ana), jugándose la vida en uno de los sitios más conflictivos del mundo, habla por teléfono con Ed Hoffman (Russell Crowe), un tipo que se encuentra en los EEUU atendiendo a su hijos en su perfecta rutina primermundista mientras decide, con cierto tono jocoso, el futuro de miles de personas en Oriente Medio.

Aparte de esto, técnicamente es muy buena, con una fotografí­a bonita, con su cámara en mano para rodar la acción y con ciertos detalles macabros no aptos para espectadores sensibles.

body-of-lies-2.jpg

Body of Lies consigue una extraña pero interesante combinación de peli denuncia (criticando la polí­tica que se gastan los yankees en Oriente Medio) y producto de entretenimiento al más puro estilo americano. Esto parece contradictorio y lo cierto es que queda un poco raro porque hace que te preguntes: ¿A qué coño juega Ridley Scott? Yo finalmente opté por apuntarme el mensaje (hay mejores mensajeros) y disfrutar con el resto de la peli, que mola un huevo.


Ridley Scott | William Monahan, David Ignatius (novela) | Russell Crowe, Leonardo DiCaprio, Mark Strong, Golshifteh Farahani, Alon Abutbul, Oscar Isaac, Ali Suliman | Alexander Witt | Pietro Scalia | Marc Straitenfeld | Robert Cowper, Alessandro Santucci, Marco Trentini | Zakaria Alaoui, Donald De Line, Ridley Scott | Michael Costigan, Charles J. D. Schlissel | De Line Pictures, Scott Free Productions | Warner Bros. | 7 de noviembre de 2008 | 7 |
  • mariana

    Me decepcionó totalmente. El argumento es casi un calco de Spy Games, con jefe de inteligencia que manipula al agente, y este en peligro por una mujer.
    DiCaprio es de las veces que menos me ha gustado en los últimos tiempos, y Crowe, bueno, me ha parecido penoso, desganado y lleno de tics, con ese constante mirar por encima de las gafas.
    Strong tiene una presencia en pantalla que barre a los otros dos.
    Buenos efectos, bien hecha, pero algo ya visto en los últimos años, y sobre todo, lo que es imperdonable en este tipo de pelí­culas: aburrida, una historia mal construida.

  • light

    Que conste que, actualmente, sólo Axl Rose forma Guns n’ Roses, puesto que el resto de los miembros del grupo (o casi todos, ahora no lo recuerdo) forman parte de Velvet Revolver junto con el ex cantante de Stone Temple Pilots (creo que se escribí­a así­).

    Queda claro que sin Slash Guns n’ Roses no es nada

  • http://www.myspace.com/hughthespidermoore hugh moore

    Venga, coño, que esta pelí­cula es un soberano coñazo. Lo interesante se acaba a los 40 minutos, más o menos, justo en la conversación entre Dicaprio y Crowe en el parque, en los USA, donde se supone ellos sientan las bases de los acontecimientos por venir en los siguientes minutos del film. Esa escena es ridí­cula, por favor. Como el atentado en la base militar y el personaje del arquitecto, y la enfermera y su trama, y el clí­max y el puto flash para los lerdos que no recuerdan personajes. ¿Se puede caer más bajo? Supongo que sí­ (si no mirad American Gangster y sus últimos minutos).

    Sinceramente, si la pelí­cula fuera de cualquier otro director ahora os la estarí­as cargando a base de bien.

    Un consejo: si aún no la habéis visto y os pica la curiosidad, mejor le echais un vistazo a “The Kingdom”, de Peter Berg.

  • Silvia Broone

    bueno…yo no soy fan perdida de Ridley Scott, así­ que no me he levantado indignada al final de la peli, clamando: ¿Dónde está el director de Alien y Blade Runner???
    Ridley es un buen director, garantí­a de ritmo, intensidad y personalidad; pero la peli en conjunto…ni fu ni fa.
    la trama es muy confusa, eso no me lo discute ni San Pedro, yo de un montón de cosas no entendí­ nada. Y luego, lo que más me cabrea es que tras una escena de acción elegante, intensa, marca de la casa, tenemos que aguantar unos sonrojantes diálogos entre Crowe y Dicaprio, en los que cada lí­nea pretende ser la frase definitiva sobre la guerra de Irak. U otros, tí­picos de las pelis de acción: “Si vamos a cooperar, nunca me mienta”, y chorradas por el estilo. Se vé que guiones como el de Blade Runner hay muy pocos.
    Vamos a entrar en la era pos-Bush, y también el cine lo reflejará. El cine tení­a un malo que era Bush, y dio lugar a un género muy cansino, en plan: “los americanos no se enteran, son unos prepotentes, y fuera de su mundo occidental y acomodado no saben una mierda”. Puede que sea verdad, pero me canso de pelis con mensaje. Espero que con Obama la cosa cambie, hasta en el cine. Porque ni a Dicaprio ya le aguanto esos discursos en plan: “estais combatiendo a un enemigo al que no entendeis. no comprendeis su dolor y no os enterais de nada”.
    No deja de ser una buena peli de acción. Y es verdad que te hace pensar un poquito al final, porque uno no puede evitar la incómoda sensación de que por muy teatral y efectista que sea la forma en que te lo cuentan, la pelí­cula tiene un fondo de verdad, y en algún punto del planeta está pasando algo parecido. Eso se lo concedo, a Mr. Scott.

  • http://rambovuelve.blogspot.com/ jrambo

    Respecto a la crí­tica polí­tica solo hace referencia a lo equivocado del planteamiento de intentar acabar con el terrorismo islámico a base de satélites y tecnologí­a punta. Abogando más por apoyarse en los musulmanes más moderados.

    Por lo demás el personaje de Crowe, bastante histriónico por otra parte, tiene un par de dialógos en el que resume perfectamente la situación actual en Oriente Próximo. Sobretodo en una de las primeras escenas.

    Por cierto, genial la hermana de la enfermera en la comida sobre la situación iraquí­ y la respuesta clara y contundente de Dicaprio. A ver si alguno se entera…

    Resumiendo, un producto aceptable. Pero de Scot esperamos mucho más

Críticas

vengadores endgame

Le podcast.

us nosotros jordan peele

Peele director vs. Peele guionista.

cap2

La deshonra es una larga travesía.

destroyer

La culpa como gasolina.

Richard E. Grant as "Jack Hock" and Melissa McCarthy as "Lee Israel" in the film CAN YOU EVER FORGIVE ME? Photo by Mary Cybulski. © 2018 Twentieth Century Fox Film Corporation All Rights Reserved

Mi único deseo es importarte.

Twitter

Podcast