Reportajes

Entrevista a Manuel Sicilia

Tenemos el gustazo de inaugurar la nueva web con una entrevista a Manuel Sicilia, codirector junto a Raúl Garcí­a de El Lince Perdido, primera producción de Kandor Moon (unión entre Kandor Graphics y Green Moon, la productora de Antonio Banderas) que se estrenó en nuestras salas en Navidades y que está nominada al Goya al mejor largometraje de animación. Y además es lector nuestro, algo que nos llena de gustico.

1- Habéis dicho Raúl y tú muchas veces que el principal atractivo de la pelí­cula era el guión, ya que el nivel técnico ya estaba bastante avanzado en nuestro paí­s. ¿En qué aspectos del guión habéis trabajado más?

Desde que comenzamos con el proyecto dedicamos muchos de los recursos y energí­as al desarrollo de la historia. Como bien apuntas siempre hemos pensado que las producciones nacionales de animación, a pesar de sus limitados presupuestos, han tenido un muy buen nivel técnico-artí­stico. Y que quizás la historia se venia descuidando un poco más. Por eso, sin olvidar el resto de los aspectos, centramos muchos esfuerzos en crear una historia atractiva trabajando mucho en la estructura y la caracterización de los personajes.

Creemos que el resultado ha sido bueno, en poco tiempo la pelí­cula ha obtenido el premio a mejor largo de animación en Animadrid, una mención especial en Animacor, y la nominación a los Goya. Además tanto las crí­ticas en prensa como los comentarios del público han destacado el trabajo de guión y la forma en que la historia y los personajes conectan con el público. (Hemos colgado algunas de las crí­ticas en el raí­z de nuestra web www.ellinceperdido.com).

Creo que el éxito que ha experimentado la animación en los últimos años, ha venido dado más que por una evolución visual, por la búsqueda de un público más amplio, más allá del infantil. Y ese es el camino que hay que seguir.

2- A nivel técnico se nota que hay un avance, y aunque la distancia con las superproducciones norteamericanas es cada vez menor, ¿creéis que se podrá competir de tú a tú con ellos en un futuro próximo?

A pesar de las grandes diferencias de presupuesto pienso que poco a poco podremos acercarnos. “El lince perdido” es nuestro primer paso en esa dirección, la pelí­cula se ha vendido a más de 35 paí­ses, y en estos momentos estamos en conversaciones con Sony para la distribución americana. Planet 51 por ejemplo ya tiene fecha de estreno en Estados Unidos. Pienso que esta es la lí­nea que hay que seguir. Hay que ser ambiciosos y crear una marca de animación de calidad.

Sin duda tenemos ese potencial, pero el principal problema es que la animación es un producto que necesita de grandes presupuestos para hacer productos que lleguen al estándar visual que están marcando los grandes estudios, y que cada dí­a es más alto. El espectador paga lo mismo por una pelí­cula española que por una americana y le da igual si tu presupuesto es 70 veces menor, lo que quiere es que tu les des lo mismo.

Por eso creo que en lugar de quejarnos lo que debemos hacer es crecer y perseguir ese estándar, subir en calidad y en presupuesto en cada pelí­cula, y para ello el primer paso es hacer pelí­culas que gusten a la audiencia potencial. Debes conseguir que la mayor cantidad de público posible vaya a ver tu pelí­cula para crear industria, crecer empresarialmente y hacer productos cada vez mejores y mas arriesgados.

3- Y a nivel de la cinematografí­a española, ¿creéis que el cine de animación español podrá funcionar también en taquilla como lo han hecho pelis nacionales de éxito?

Mi teorí­a es que a pesar de que parece existir un rechazo hacia el cine español cuando hay un producto que conecta con el público, la tortilla se vuelve y ese rechazo se transforma en un apoyo entusiasta, de forma que el boca a boca hace que se logren taquillas importantes. Pelí­culas como [Rec] o El Orfanato por poner un ejemplo, han dado con lo que quiere el público y han tenido resultados iguales o superiores a producciones de Hollywood.

Hay que destacar que por ejemplo en una pelí­cula de terror, relativamente puedes combatir con las mismas armas que producciones de mayor presupuesto: una buena premisa, un buen guión, una narrativa adecuada, una buena música que te apoye las situaciones, etc. Pero en la animación, esto no es exactamente igual, por la naturaleza del proceso de producción en el que tienes que crear cada elemento desde cero, el presupuesto tiene un impacto mucho mayor.

Esto es especialmente significativo en lo referente a la promoción. Por poner un ejemplo, productos bajo mi punto de vista poco afortunados como Bee Movie lograron taquillas en España de hasta 9 millones de euros apoyadas en buenas campañas de marketing y publicidad. Los altos presupuestos de las pelí­culas de animación hacen que a las producciones españolas les cueste contar con partidas importantes para marketing. Aún así quiero puntualizar que es importante que las productoras nacionales consideren ese gasto como algo fundamental no como algo accesorio.

4- La pelí­cula, como las buenas historias de animación, utiliza una aventura para resaltar ciertos valores, algo muy oportuno teniendo en cuenta que su público potencial son los niños. ¿Por qué habéis considerado que el tema de la ecologí­a debí­a ser el principal para vuestro primer largo?

En realidad ha sido algo circunstancial, este no era el primer proyecto que iba a realizar Kandor. Y precisamente por eso ha supuesto un desafí­o muy interesante del que creemos que hemos salido bien parados. Tenemos que admitir que en principio nos daba mucho miedo. Desde la génesis del proyecto hemos trabajado codo con codo con técnicos de Medio Ambiente, y para ellos el cine es un mundo bastante ajeno. Todas sus sugerencias iban en una dirección demasiado didáctica o divulgativa. Es por esto que el proyecto nos asustaba.

Pero entonces fue cuando aparecimos con una historia, que a priori no tení­a nada que ver con todos los planteamientos iniciales. Nosotros querí­amos hacer una pelí­cula de aventuras, como las que veí­amos en las matinales cuando éramos pequeños, con misterios, traiciones, el mejor cazador del mundo, un viejo millonario con un secreto, etc. Fue en ese momento en el que hicimos “nuestro” el proyecto. Tení­amos una historia que sí­ querí­amos contar, con la que nos identificábamos y que nos gustarí­a ver en un cine.

Y lo hicimos de forma que esa historia recogí­a todos los valores ecológicos que se querí­an incluir, aunque no de una forma explicita. Si quieres llegar al niño tiene que ser con un producto que le divierta. Si el sospecha que intentas enseñarle algo, seguro que rechaza el producto. Aun recuerdo cuando mis padres me regalaron para reyes un juego de mesa de Viaja por España o algo así­, creo que no llegue ni a abrirlo. Me puse a jugar a En busca del Imperio Cobra, era del año anterior pero molaba mucho más.

5- También el diseño de personajes, tanto a nivel visual como de carácter, es algo vital. ¿Era esa una de las asignaturas pendientes también en la animación española?

Pienso que en lo referente al diseño de personajes en particular y en diseño de arte en general en España hay un gran nivel, una profesionalidad que además esta reconocida internacionalmente. Piensa en el ejemplo de Carlos Granjel, un diseñador español creando muchos de los personajes de las pelí­culas de Dreamworks o de Tim Burton.

En el proceso de creación y definición de personajes hay tres factores muy importantes: el diseño en sí­, la forma en que ese diseño se traslada al 3D y la caracterización de ese personaje. Nosotros debemos aprovechar que los puntos uno y tres son bastantes independientes del presupuesto. Ahí­ lo que cuenta son el talento y las ideas. El segundo punto es el más delicado en ese sentido. Por ejemplo, en El lince Perdido como primer proyecto del estudio decidimos no usar pelo. Ya que una parte importante del presupuesto se iba en la creación de este (si lo quieres hacer bien) y en resolver cada uno de los casos especiales que se dan en cada plano de la pelí­cula. Siendo nuestra primera pelí­cula preferimos centrar los esfuerzos en otras áreas que consideramos más importantes: el guión, la narrativa visual, la intencionalidad en el manejo de la luz u otro de los puntos que comentábamos antes, la caracterización de los personajes.

Esto es algo fundamental, hay que tener claro que todos los medios artí­sticos y técnicos que se usan en animación deben estar al servicio de la historia. Si la historia no funciona, el proyecto habrá fracasado a pesar los millones de polí­gonos y las miles de horas de render. Hay que conseguir que el público se involucre con los personajes, que les importe lo que les pasa. Y esto se consigue un buen guión y una buena animación.

En relación a esto estamos muy orgullosos de los personajes de la pelí­cula. Hemos procurado que los personajes dentro de ser arquetipos son sean estereotipos. Nuestros malos son malos por un motivo, y vemos en la pelí­cula su evolución y los motivos que les llevan a actuar como actúan. Felix, el lince, esta en peligro de extinción por su mala suerte, y eso le afecta, y como todo héroe experimentara un crecimiento interior y exterior que le llevara a evolucionar durante la historia.

Pero quizá el ejemplo más significativo sea Gus, un camaleón paranoico con la cabeza llena de teorí­as conspirativas; es un cascarrabias, pero que al mismo tiempo admira y tiene una gran lealtad hacia Félix, lo seguirí­a a cualquier parte. Esta caracterización, unido a sus problemas con el camuflaje (y que su voz es la misma que la de Bender, Abraham Aguilar.) hacen de él un personaje muy interesante. Esto incluso llego a ser preocupante cuando en los pases previos todo el mundo salí­a hablando del camaleón y pidiendo un spin-off, es un roba planos.

Lo siento, me he enrollado.

6- Por otro lado es cierto que mucha gente echa en falta un mayor riesgo en la animación. ¿Creéis que se puede hacer animación sin que se dirija a un público esencialmente infantil y juvenil? ¿Se pueden hacer más Wall-Es y menos Space Chimps?

Por supuesto, “el lince perdido” sin ser un producto excesivamente arriesgado, no es la tí­pica pelí­cula de animación. En algunos de los pases de testeo con público (que han resultado tremendamente útiles) la peli funcionó mejor con los adultos que con los niños. Hay gags y tramas incluidas expresamente para ellos. La historia sin llegar a ser enrevesada, no es lineal ni simple. Nuestra idea para los próximos proyectos es continuar y potenciar esa lí­nea.

En nuestro siguiente proyecto Góleor: la Balanza y la Espada si que hacemos una apuesta un poco mas arriesgada, pero sin olvidar el publico infantil.

Hay que tener en cuenta que ciertos proyectos son lujos que los estudios deben poder permitirse. Si nos fijamos en la carrera que ha llevado Pixar, y el riesgo que ha asumido en Wall-E pienso que es consecuencia de una evolución, y del proceso de creación de una marca que le ha permitido dar un salto cualitativo hacia un producto mas arriesgado.

Durante toda su carrera Pixar ha obtenido siempre, más ingresos con cada pelí­cula más que con la anterior, pero esta tendencia se rompió con Los Increí­bles. Mi lectura es que esto fue un “capricho” que se dieron (y que nos dieron) en un momento en que ya se lo podí­an permitir. Tampoco debemos tener en cuenta que a partir de ciertas cantidades, ingresar un poco menos tampoco es tan traumático, sobre todo si a cambio tienes un gran reconocimiento de crí­tica tan importante.

En este sentido, Wall-E incluso trasciende ese riesgo. Es una apuesta por innovar cinematográficamente incluso mas allá del campo de la animación.

7- Antonio Banderas, productor de la cinta, en cierta manera actúa como mecenas de muchos nuevos talentos ¿en qué aspectos ha ayudado su participación en el proyecto?

En este proyecto Antonio llegó cuando estaba muy avanzado, así­ que no ha podido involucrarse tanto como a él y a nosotros nos hubiese gustado en los procesos creativos y de producción. Aun así­, ha sido muy útil contar con el, y cualquier sugerencia suya era tenida en cuenta.

Antonio conoce muy bien el mundo de la animación. Gracias a su participación en Shrek ha adquirido una gran experiencia, especialmente en lo relacionado con como obtener la mejor caracterización del personaje a través del acting al poner las voces; y también en lo relacionado con la industria y los aspectos de marketing y promoción.

Para nuestro siguiente proyecto, la idea es que su implicación sea mucho mayor, participando desde las fases iniciales de guión y definición del proyecto, reservando una voz para el, y aprovechando su experiencia para reclutar y dirigir el casting americano de voces.

8- ¿Qué nos puedes decir de vuestro nuevo proyecto? ¿Alguna sorpresa a la vista?

Bueno Góleor es nuestro proyecto emblemático. Nació prácticamente con el estudio, es nuestro niño mimado. Hemos trabajado en el guión (no continuamente) durante casi nueve años. Y creemos que hemos conseguido una gran historia.

En concreto tiene un final totalmente atí­pico para una pelí­cula de animación.

En cuanto al presupuesto vamos a dar un salto muy importante en relación a El Lince Perdido y ya estamos trabajando en mejorar todos los aspectos técnicos y visuales para reducir al mí­nimo la distancia con las producciones de los grandes estudios. Estamos trabajando en el desarrollo de mejoras o nuevos métodos para tareas relacionadas con el modelado, un nuevo sistema de animación de personajes, un nuevo esquema de iluminación, incorporación de pelo, simulaciones de ropas, etc. Nuestra idea es alcanzar un nivel visual que permita compararnos con las producciones de los grandes estudios y buscar una distribución internacional de primer orden, tal y como han hecho otras producciones como el El Valiente Desperaux o Planet 51. Otra de las innovaciones es que esta pelí­cula se realizará para ser estrenada en salas preparadas para estereoscopí­a, siguiendo la tendencia del mercado.

Como anticipo a todo esto, estamos trabajando en un cortometraje titulado provisionalmente La Muerte y la Doncella en el que ya se podrán ver algunos de estos avances.

9- Por último, y a nivel personal, ¿cual ha sido tu peli favorita de animación de 2008?

Sin ninguna duda Wall-E.

Soy seguidor habitual de esta página y se que algunos lectores querrán colgarme por esto, pero ahí­ va (no olvidéis que es una opinión personal): siendo claramente la mejor pelí­cula del año no me parece una pelí­cula perfecta. Su primera media hora es increí­ble, pero la parte que se desarrolla en el crucero, aun siendo muy divertida no me parece tan redonda. La pelí­cula tiene dos partes muy distintas, con dos ritmos y dos códigos visuales que me cuesta unificar (además las imágenes con humanos reales no ayudan a esto). En este sentido debo admitir mi absoluta debilidad por las pelí­culas de Brad Bird. Por alguna razón me llegan de una forma más directa. Mi admiración general para Pixar se particulariza en él. El Gigante de Hierro, Los Increí­bles y Ratatouille me perecen tres obras maestras.

Muchas gracias por la oportunidad de responder a esta entrevista y enhorabuena por la web.

Muchas gracias a ti, esperamos tenerte de vuelta con Góleor.

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • superivp

    juas muy buena esa entrevista, dice verdades como puños, a ver si la se lo toman en serio y van por ese camino 😛

  • grijaldo

    Buena entrevista si señor.
    Lo que me gustaria que le hubieses preguntado es por el presupuesto,algo vital en una peli de animacion.
    Y lo de crear industria lo llevo oyendo desde mis dias en la animacion,pero para eso hace falta dinero y de eso no andamos muy sobrados en este pais,aparte de que hay mucho lito en este negocio.
    Recuerdo cuando curré en El Cid,4.5 millones de euros de presupuesto y solo faltaba que nos pagasen con arroz,que sueldos tan ridiculos señor,ahí­ fue cuando decidí­ dejarlo.
    Ojalá tengan exito y la cosa mejore para que se pueda vivir dignamente de la animacion en España por que de momento…

  • Perry

    Me uno a las felicitaciones por las entrevistas. Lo dicho muy interesante.

  • Abril

    Hola!!!
    Felicidades Por la entrevista, muy buean y muy interesante!
    Saludos!!!

  • Leto

    “Por eso creo que en lugar de quejarnos lo que debemos hacer es crecer y perseguir ese estándar, subir en calidad y en presupuesto en cada pelí­cula, y para ello el primer paso es hacer pelí­culas que gusten a la audiencia potencial. Debes conseguir que la mayor cantidad de público posible vaya a ver tu pelí­cula para crear industria, crecer empresarialmente y hacer productos cada vez mejores y mas arriesgados.”

    de ahi han de partir las ideas para realizar una buena pelicula. crear INDUSTRIA, crecer EMPRESARIALMENTE. muy interesante la entrevista, enhorabuena gente de LHP.

    y estoy de acuerdo con manuel sicilia en casi todo en su ultimo parrafo, pero para mi los increibles esta algo por debajo de el gigante de hierro y (sobre todo) ratatouille. y la segunda parte de wall – e es mas convencional, si, pero tiene escenas q son joyas (no me cansare nunca de mencionar el baile de eva y wall – e).

Críticas

la perfeccion

La trampa solvente.

vengadores endgame

Le podcast.

us nosotros jordan peele

Peele director vs. Peele guionista.

cap2

La deshonra es una larga travesía.

destroyer

La culpa como gasolina.

Twitter

Podcast