Noticias

BATTLESTAR GALACTICA

En pocas horas va a dar comienzo el último capí­tulo de una de las series que más ha entusiasmado a los espectadores a lo largo del mundo.

Debo confesar, que a pesar de ser un fan acérrimo de la ciencia ficción, la primera vez que escuché las intenciones de la NBC de realizar un remake de Battlestar Galactica, la indiferencia se postró en mi cerebro. Nunca he sido seguidor de la serie original a pesar de guardarla en dvd. Siempre he sentido que las space operas no terminaban de convencerme a pesar de existir innumerables ejemplos que me llevan a dudar de mi propio convencimiento. Sin embargo, con esta reinvención de la serie del 78, debo confesar abiertamente, que mis  prejuicios atemporales sobre este subgénero han quedado completamente diluidos. No quiere decir esto que ahora voy a ponerme a ver como un poseso desbocado series de las caracterí­sticas de Star Trek o Babylon 5, pero sí­ que voy a ser menos receloso de la potencial calidad de las mismas hasta el punto de darles una segunda oportunidad. Cabe la posibilidad de que en ese maremágnum de odiseas espaciales televisivas, Battlestar Galactica (2003) sea una rareza en extinción, pero prejuiciosos como yo, que admitimos abiertamente nuestro error, daremos oportunidades constantes para encontrar alguna serie que se acerque mí­nimamente al viaje en el que nos embarcamos junto a los Adama, Tight, Boomer, Starbuck y Tyrol.

Un viaje que en mi caso, debo confesar, se inició cortesí­a de esta página web. Es de recibo reconocer, y no tengo ningún problema en hacerlo (¡todo lo contrario!), que decidí­ darle una oportunidad a esta serie, merced a los comentarios vertidos por Rafa Martin y Javier Ruiz De Arcaute. Tantas buenas palabras… tanto ensalzamiento de sus virtudes… nunca pasaron desapercibidas en mi subconsciente. Hasta que un buen dia, compré las primeras tres temporadas editadas en dvd y la miniserie original, guiado por las palabras de los citados anteriormente. Y viendo que ahora mismo estoy al borde del colapso por un final que lleva toda la semana comiéndome los nervios y que estoy escribiendo este texto, no tengo otra opción que agradecerles efusivamente a ellos dos, el descubrimiento que a mí­ y a muchos nos hicieron a través de Las Horas Perdidas la que se ha convertido, en mi caso, en la mejor serie de la televisión de toda la historia. Así­ que desde aquí­â€¦ ¡GRACIAS!.

El gran éxito de la serie, se debe sin duda alguna, a la facilidad que ha tenido no solo de atrapar a los fans de la ciencia ficción, sino también a los no-fans. Conozco muchí­simas personas, que considerando la ciencia ficción un género para niños y freaks, se han sentido profundamente embaucados por esta serie. Algo que Ron Moore ya explicó en alguna entrevista, porque la mayor dificultad a la que se enfrentaron desde el principio, fue intentar demostrar que lo que estaban creando no tení­a nada que ver con lo anteriormente realizado. No le falta razón, Battlestar Galactica (2003) se acerca mas a 2001 de Stanley Kubrick que a Star Wars. Podrí­amos considerar la nueva versión como la madurez del género en TV. Al igual que en la literatura, Dick, Asimov y Clarke llevaron el género a otros niveles, y Kubrick con la mencionada 2001 demostró la mayorí­a de edad del género en el cine, Moore y Weick han sentado un brillante precedente en el cual, las siguientes series de similares caracterí­sticas van a mirarse, con lo cual, estamos ante una revolución que significa un punto y aparte en el mundo de la televisión. Revolución cuyos efectos ya comienzan a percibirse, y es que en próximas fechas, lo que en un principio iba a ser una continuación de la memorable V, va a pasar a ser en una reinvención en clave hiperrealista. Pero hay más, ha sido tal su éxito a nivel de crí­tica y público, que el pasado dí­a 17 de marzo, se realizó una mesa redonda en las oficinas de la ONU, con varios miembros de distintas asociaciones del organismo, los creadores de la serie y algunos de sus actores en el cual se diseccionaron los males del mundo trasladados a este nuevo universo. Todo un hito sin precedentes que no hace sino demostrar que a pesar de no tener el reconocimiento del público mayoritario como puede tenerlo la serie Perdidos, sí­ está a la altura de su éxito.

Y aquí­ llega el quiz de la cuestión, ¿Cuáles son las claves del éxito de una serie como esta, que se ha emitido en un canal especializado, y por tanto minoritario como Sci-Fi?. ¿Por qué tiene una base de fans tan solida mas allá de los aficionados al género?. Creo sinceramente que son preguntas a las cuales debe responderse cada uno, porque todos tenemos esos pequeños detalles que han hecho que sigamos la serie hasta su final. Sin embargo, existen razones objetivas que han convertido esta serie en lo que es: Una obra maestra.

LAS 10 DIEZ CLAVES DEL ÉXITO

1. Las 12 colonias Vs La Tierra: Es innegable que la principal causa del éxito de la serie es la manera en la que los creadores han extrapolado nuestro mundo a este imaginario. Virtudes y defectos tienen su imagen y semejanza en esta Odisea. Encontramos elementos reconocibles que nos dan una cercaní­a a los hechos. Desde el holocausto judí­o, hasta el tema de la inmigración ilegal, pasando por el terrorismo islámico u otros temas igual de espinosos sin caer en la demagogia ni en ambigüedades.

2. Deus ex machina: Si narras un apocalipsis, no puedes pretender que todos sean felices y coman perdices. Debes mantener una coherencia lógica con lo que cuentas. En Battlestar Galactica (2003), el concepto Deus Ex Machina creado por los antiguos teatros griegos no existe. Toda trama que es abierta a lo largo de la serie está profundamente meditada para la consecución del final que se avecina. Cada detalle tiene su razón de ser y nada existe porque sí­. Ese es quizás uno de sus principales valores y lo que hace que muchas series acaben agotándose tras varias temporadas. Y es esa ausencia del Deus Ex Machina, lo que hace que capí­tulo a capí­tulo, la trama se vuelva más oscura y más deprimente, siguiendo la dinámica iniciada en el capí­tulo piloto que puede acabar con uno de los finales más descorazonadores jamás contados en una serie de tv (eso si no contamos el anime, donde tenemos el impecable ejemplo de Neon Genesis Evangelion, cuyo final es sencillamente… echadle un vistazo y me contáis).

3. Mitologí­a y religión: Nos encontramos ante una de las series que mejor sabe conjugar ambos conceptos. Por un lado tenemos el tema religioso, donde es evidente que las antiguas creencias de las 12 colonias (politeí­smo), se enfrenta constantemente con las creencias de los Cylon (monoteí­smo). Y quizás ese sea el quiz de toda la serie, podrí­amos analizarlo profundamente y nos encontrarí­amos con algo que pertenece a nuestra propia historia, con el nacimiento de la idea de un dios único que tuvo que encontrar su hueco en un mundo donde la creencia mayoritaria era la existencia de varios dioses en distintas civilizaciones (griega, romana, egipcia, azteca….). En nuestra historia, como bien sabemos, acabó imponiéndose la idea de un dios único. ¿Será este un detalle significativo de lo que puede suceder al final de la serie?, yo tengo mis teorí­as, que enlazan directamente con el otro aspecto reseñable de este punto: La mitologí­a.

Es imperativo remarcar, que a lo largo de la serie nos encontramos sistemáticamente, bien implí­cita, bien explí­citamente, con referencias a la mitologí­a griega  (el mito de Prometeo, el mito de Atenea, La caja de Pandora, Las 12 pruebas de Hércules…), mitologí­a romana y mitologí­a cristiana (en especial al antiguo testamento y al éxodo judí­o; a Jesucristo…), e incluso a textos clásicos como La Eneida de Virgilio,  Odisea e Iliada de Homero… e incluso… El silmarillion de Tolkien (All along the watchtower, y no digo más).

4. Moralidad y amoralidad: Otro de los aspectos mas destacados de la serie es que en ningún momento se juzgan los actos, simplemente se muestran su acción y posible reacción en función de los personajes. Aquí­ no hay moralina barata ni lecciones de ética. No hay personajes buenos ni malos, ni entre los humanos ni entre los cylons. Solo hay personajes complejos que en base a su forma de ser adoptan una actitud y otra que es juzgada por los espectadores. Puedes ser perfectamente partidario de un personaje para luego odiarlo y criticarlo y viceversa. El bien y el mal son relativos, ni los cylon son unos monstruos ni los humanos son los eternos hijos de la verdad y la razón, y esto se plasma en diversas situaciones como los intentos de golpe de estado, el intento de violación de un personaje, las discutibles o no decisiones de gente como Adama o Rosslin (¿a nadie le recuerda este personaje a Hilary Clinton?) y la facilidad que tienen para cruzar la fina lí­nea que separa el bien y el mal. Los personajes son en definitiva seres humanos con todas sus consecuencias. Es el espectador quien elige lo que es correcto e incorrecto. Y esto, le da una veracidad aplastante al conjunto de la serie.

5. Final Seasons a la altura: Hoy en dia, una serie sin un final season a la altura de las circunstancias no retiene al espectador para la siguiente temporada. Battlestar Galactica (2003) lo consigue, ¡y de qué manera!. Si por algo se ha caracterizado la serie ha sido por ofrecer una serie de alicientes extraordinarios en el último capitulo de cada temporada. Y sino… recordemos el capitulo final de la temporada 3, donde no hubo nadie que no se quedara absolutamente helado, o el capitulo 10 de la cuarta temporada (un final season por sí­ mismo), al que le siguió el capitulo 11, más espeluznante y memorable aún.

Demonios, la mayorí­a de los capí­tulos de la serie son absolutamente imprescindibles, aún no he visto ninguno que me haya defraudado, todo lo contrario, debo confesar, que cada uno de ellos ha sido mi momento de felicidad semanal. 33 Minutos, El Dí­a de la Bastilla, De Carne y Hueso, Valle de Oscuridad, Motines, La Granja… hasta el ultimo Daybreak Parte I son capí­tulos que han pasado a la historia por méritos propios. Extraño resultarí­a viendo los precedentes, que Daybreak Parte II decepcionara a los fans (y si nos remitimos a los comentarios de los actores, estaremos ante el mejor final de una serie de TV).

6. Principio, desarrollo y desenlace: Desde su propia concepción, tuvieron claro que la serie no debí­a durar más de 5 temporadas (al final han sido 4, una de ellas partida por la mitad por la huelga de guionistas del 2008). Esto ha conseguido evitar que la serie se alargue inecesariamente y todo tenga un sentido de la unidad sin fisuras. Podrí­amos ver la serie completa del tirón (miniserie de 3 horas, 73 capí­tulos, 100 minutos de pelí­cula de Razor más la próxima The Plan y los webisodes, lo haré) sin que se resienta y con la sensación de que estamos ante una pelí­cula de 4 dí­as de duración. Ha sido una de sus grandes bazas desde el principio, y es de agradecer que se hayan mantenido firmes en su postura pese a las presiones de la productora. Un 10 para los creadores.

7. Diseño de producción y realización: A la altura de una gran historia, debe estar el diseño de producción. Infinidad de homenajes a la serie original (los viper por ejemplo) y un gusto por la arquitectura más avanzada junto a elementos retro son sus mayores bazas. Incluso en Battlestar Galactica: Razor, se permiten el lujo de reinventar los cylons de la serie original de manera más que acertada. Todo apoyado con una realización fundamentada en la cámara al hombro (muy abusada últimamente pero que en esta serie se revela imprescindible), una textura granulada del metraje y unos tonos azulados y grisáceos que apoyan el ambiente deprimente y desazonador de la lí­nea argumental principal. Todo un acierto por parte de Moore y Weick.

8. El reparto: De todos los actores que podemos ver en pantalla, solo dos eran conocidos: Edward James Olmos (Gaff en Blade Runner) y Mary MacDonnell (curiosamente en Independence Day hacia de primera dama) que llevan el peso de la historia de manera más que admirable, comiéndose cada plano en el que aparecen (especialmente dignos de mención sus duelos interpretativos en la primera temporada). El resto eran completamente desconocidos pero han realizado un trabajo impecable. James Callis como Gaius Baltar está absolutamente memorable, Katee Shackhoff hace olvidar a Dirk Benedict en su recreación de Starbuck, Richard Hutch (Apollo en la serie original) compone a un terrorista idealista antológico y Jamie Bamber como el nuevo Lee Adama se revela como uno de los actores/personajes mas interesantes de toda la la serie (no olvido a gente como el veterano Michael Hogan que interpreta a Saul Tigh y otros tantos que merecen ser recordados también). Un reparto que conjuga veteraní­a y juventud y que componen unas interpretaciones que serán eternamente asociadas a ellos. ¿Alguien recuerda otra serie con un reparto tan perfecto?, servidor no.

9. All along the watchtower: El tema de Bob Dylan se ha revelado como una de las claves de la serie en la última temporada. El propio Dylan dice de este tema que el final de la letra enlaza directamente con el principio de ella, formando un proceso cí­clico, algo que nos recuerda… “esto ha sucedido anteriormente y volverá a suceder” que se repite a lo largo de toda la serie.

There must be some way out of here,” said the joker to the thief,
“There’s too much confusion, I can’t get no relief.
Businessmen, they drink my wine, plowmen dig my earth,
None of them along the line know what any of it is worth.”
“No reason to get excited,” the thief, he kindly spoke,
“There are many here among us who feel that life is but a joke.
But you and I, we’ve been through that, and this is not our fate,
So let us not talk falsely now, the hour is getting late.”
All along the watchtower, princes kept the view
While all the women came and went, barefoot servants, too.
Outside in the distance a wildcat did growl,
Two riders were approaching, the wind began to howl
.

10. La música: Bear McCreary se ha dado a conocer con la composición de esta banda sonora. ¿Alguien se ha detenido seriamente a escuchar los temas de cada una de las temporadas?. Como alguien dijo acertadamente una vez, tiene mas de Tigre y Dragón que de Star Wars. Cierto es que en determinados momentos, adopta el tema principal de la serie antigua y la modifica para adaptarla al contexto de la actual. Pero el tema de apertura de la serie, tanto el del prólogo como el de los tí­tulos de crédito son excepcionales. Ahí­ van algunos apuntes: Admiral and commander, A distant sadness, Kats sacrifice,  Someone to trust, Counter attack, By your command, Kobol’s last gleaming, Black market. Solo es una pequeña muestra de la calidad compositiva de este autor, que mezcla estridencias musicales con la calma de un mar de sueños. Melodí­as arábigas, mezcladas con reminiscencias egipcias y por supuesto griegas, junto a guitarreos del mejor Bob Dylan que nos hace pensar lo poco que deberí­a tardar en dar el salto a superproducciones cinematográficas. La música ideal para viajar por el espacio.

A grandes rasgos, cada uno de los puntos reseñados anteriormente merecerí­an una extensión mas amplia, más desarrollada y menos crí­ptica, especialmente los cuatro primeros. Lo haré, próximamente lo haré, un estudio más amplio de esta serie, una locura de viaje que merecerá la pena, tras releer ciertas obras que considero fundamentales para entender en toda su magnitud la serie, una serie densa y profunda como pocas. Pero necesitaré tiempo, bastante tiempo, porque cada capí­tulo está cargado de una simbologí­a y unas caracterí­sticas especiales que la hacen única.

Mientras tanto este artí­culo debe servir como preludio y homenaje de lo que nos aguarda esta noche. A partir de mañana, sólo nos quedaremos con una pregunta, ¿Y ahora qué?, ¿Dónde encuentro yo otra serie que me haga vibrar y que me emocione tanto?, ¿se hará algo tan grande y espectacular como esto?, ¿estará Caprica, su spin off, a la altura?, ¿responderemos a la llamada de la historia que nos narrará los orí­genes de la primera guerra entre humanos y cylons?. Y lo más importante, ¿será el dí­a en el que me ingresen en un hospital por un infarto?. Mi testamento ya está hecho y actualizado, ya sabéis, por lo que pueda suceder.

Javier Moreno.

  • sofia martínez

    Me ha gustado la serie, es una buena
    propuesta de ciencia ficción, funciona bastante bien.

  • naxete_69

    Suena interesante. Aunque espero que no expriman el tema hasta la saciedad que para mí­ ya quedó bastante zanjado con la serie original.

Críticas

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

1

Romance sin fin.

booksmart super empollonas

El último tren adolescente.

Twitter

Podcast