Noticias

UN PERIODISTA EN ‘STATE OF PLAY’

Lo que sigue a continuación son extractos de un magní­fico artí­culo escrito por el periodista del ‘Washington Post’, R.B. Brenner, sobre su implicación en el film State of Play, en el que participó en calidad de asesor para asegurar que la profesión periodí­stica queda fielmente representada en la pelí­cula de Kevin MacDonald, en la que Crowe investiga la muerte de la amante de un congresista interpretado por Ben Affleck. El artí­culo es divertido, cercano y revelador.

“Conozco a Crowe desde hace menos de 48 horas y no se si me considera útil o me ve como la peste”, explica Brenner, reunido con todo el grupo un seis de enero de 2008. Brenner explica al grupo que “en la mayorí­a de los casos, las fuentes del periodista están protegidas por encima de todas las cosas”. Pero. “Comienzo a mirar a Crowe a la cara mientras me preparo para sacar un ‘sin embargo’… le digo, sabiendo que una palabra suya y me vuelvo al aeropuerto de una patada: ‘Sin embargo, si hay vidas en peligro, tus deberes como ciudadano se anteponen a tus derechos como periodista”.

La respuesta no parece satisfacer a Crowe, empeñado en ver el lado más innoble de la profesión, según Brenner. Pero MacDonald emerge como aliado. “Esta conversación que acabamos de mantener tiene que entrar en la escena como sea”, apunta el director. Crowe se rí­e. “No ha estado mal, tí­o”, afirma el actor.

brstcr2

Helen Mirren es aún mas guai. Brenner acabó interpretando un papel en la peli: dos lí­neas delante de una de las más grandes actrices del siglo XX y lo que llevamos de XXI. “Me hace reí­r y me sonroja, me susurra una felicitación tras perder mi virginidad delante de la cámara”. Brenner es actor con todos los pronunciamientos: “llevo encima una tarjeta de la Unión de Actores, me he llevado a casa una silla con mi nombre, he acompañado (Rachel) McAdams a una obra de teatro y he visto cómo se echaban encima suya sus fans adolescentes. He acompañado al productor Andrew Hauptman a ver un partido de fútbol hasta Chicago a bordo… oh, sí­, y Crowe me ha dado un abrazo de machote”.

LOS ACTORES PREGUNTAN

Brenner también conoció a Brad Pitt cuando el actor todaví­a estaba implicado en la peli –abandonó la producción una semana antes del rodaje–. “Me preguntó cosas tan inteligentes como predecibles, mientras yo le respondí­a de la manera más indiferente que podí­a fingir, sabiendo que todos mis colegas estaban merodeando por mi oficina”, explica Brenner, quien no obstante comenzaba a advertir “preocupantes cuestiones” sobre el uso del periodismo en el film.

“Primero: las celebridades que viven acosadas por los paparazzi son capaces de discernir algunas, pero no todas, las diferencias entre un periódico y un tabloide”, apunta Brenner. “En segundo lugar, la serie de la BBC en la que se basa la pelí­cula describe un mundo del periodismo que, si bien parece enormemente divertido, es una pesadilla: los periodistas no pagan a sus fuentes en Estados Unidos, ni graban subrrepticiamente imágenes en una habitación de hotel –en EE.UU. es un delito y causa de despido–“.

El director terminó imponiéndose en esas discusiones. “Al final, la historia es lo que manda”, le explicó MacDonald, a pesar de las quejas de Brenner. “Le decí­a a MacDonald que si aspiraba a que su film se elevara por encima del thriller, reflejar ajustadamente el código de conducta de mi profesión deberí­a tener más relevancia”.

“Helen Mirren atiende a la conversación mientras me sigue preguntando términos periodisticos: la noticia de portada se conoce como A-1”, prosigue Brenner, bastante chafado por su desencuentro con MacDonald. Pero para Crowe son todo palabras de admiración. “El primer dí­a de rodaje se improvisó una lí­nea absolutamente perfecta y tremendamente realista. De alguna forma, sin que yo le dijera nada, habí­a captado algunos detalles de mi mundo”, señala el redactor. En otra escena, Crowe toma notas en una conferencia de prensa. “Apuntó justamente lo que cualquier otro periodista habrí­a apuntado: todas las cosas que se decí­an que eran merecedoras de ser noticia. Cuando no se decí­a nada interesante, simplemente escuchaba”.

ORGULLOSO DEL FILM

“No es que sea un crí­tico entrenado, pero al final estoy orgulloso del film. Nos recuerda que contar la verdad es prácticamente imposible cuando uno se acerca mucho a la gente a la que investiga. Me pagaron para ser un asesor, pero terminé siendo amigo de muchos de los miembros del equipo”, va concluyendo Brenner, bastante satisfecho por lo que parece.

“Escuché cosas que habrí­an valido para un magní­fico artí­culo. Pero no las he escrito. Si lo hiciera, serí­a un hipócrita de la peor clase”. “¿Esta es toda la historia?. No. Ni se acerca”, termina el redactor.

Aquí­, el artí­culo (previa suscripción gratuita) en su totalidad.

  • Vito

    hombre es que maximo es muy grande jejejeje

  • corgan

    joder en la foto parecen aragorn y frodo, que desproporcion.

  • grijaldo

    “son tan parecidas ambas pelis como un cojón y un polo capitán cola…”

    Jajajajajajaja….Impagable macho,se me estan saltando las lagrimas…jejejeje….

  • Fare

    “Mi nombre es Máximo Décimo Meridio, comandante de las tropas del norte, general de las legiones Félix, leal servidor del verdadero emperador, Marco Aurelio. Padre de un hijo asesinado, marido de una mujer asesinada, y alcanzaré mi venganza, en esta vida o en la otra”.

    Hay quien sintió como los huevines se le subí­an cuando escuchó ésta fráse, yo me descojoné vivo con mi viejo en el cine la mañana de sábado que la vimos después de la visita al médico, recuerdo perfectamente que eramos nosotros dos en la sala, creo no habí­a nadie más. ¿Mala hora para ir al cine? Sí­, pero anda que no me descojoné con cosas como:

    «El general que se convirtió en esclavo, el esclavo que se convirtió en gladiador, el gladiador que desafió a un imperio»

    Si éso no es artificial y hueco, es que Ridley Scott aún puede ocultar todos los defectos del guión con su talento visual, lo que en parte puede alegrarme un poco.

    Por cierto, he tenido que buscar las fráses, pero la de Máximo Décimo Meridio y su venganza es bastante conocida, no he tenido que buscarla mucho. Eso sí­, cine de entretenimiento puro y duro.

    Antes de que me tachen de gafapasta, quiero dejar clara una cosa. Me gusta Gladiator como cine de entretenimiento, pero me jode que intenten vendermelo como una reflexión profunda de algo que no es, eso si que no me gusta.

    Saludos

  • golfos

    ¿Máximo Décimo Meridio artificial? Lo que hay que escuchar…

  • Vito

    tienes razon por ejemplo la interpetacion de master & commander y de motin a bordo

  • Fare

    Me parece un poco desencaminado llamar a Crowe “el De Niro de nuestro tiempo” ya que De Niro aún no ha muerto y está en facultades de regalarnos aún buenas actuaciones, si deja de hacer estupideces, claro. Lo mismo digo de Pacino.

    Por otra parte, “El Método” es algo que ya enseñaban en el Actor´s Studio, lo que pasa es que Marlon Brando tenia la capacidad de llevarlo a lí­mites insospechados. Lee Strasberg era otro actorazo de método y lo desarrolló antes que Brando, fue uno de sus mayores precursores.

    Aun así­, hay otros grandes actores de método hoy en dia, Mickey Rourke también estudió en el Actor´s Studio y sus mejores actuaciones son claramente de método, ese hombre es un gran actor de carácter que parece estar pensando algo jodidamente imposible de entender mientras tú ves la pelí­cula, y él hace como que actúa. Lo cual lo hace aún más interesante.

    Otros actores de carácter… Sean Peann es otro, no es lo mismo carácter que Método, muchos lo confunden, por que por ejemplo Heath Ledger era otro que le metí­a carácter a sus personajes de una forma brutal y no tení­a ninguna formación teatral.

    En realidad, admiro a Ledger, por que sin tener formación fué capaz de crear algunos personajes increibles como el joker o su vaquero de Brockeback Mountain, realmente cuando se tiene talento como Ledger, Crowe o Brando -no entro de decir quién tiene más- las posibilidades de hacer algo memorable son infinitas. Y los regalos que nos dejan son enormes.

    Saludos

  • Pier

    Por cierto, un dato interesante es que Cierto sector de la Crí­tica en Inglés llama a Russell Crowe “El De Niro de Nuestro Tiempo”. Y no es una coletilla que va desencaminada, porque me parece que sus Estilos de Actuación son Muy Parecidos!…

Críticas

tolkien

Repaso de los acontecimientos.

la perfeccion

La trampa solvente.

vengadores endgame

Le podcast.

us nosotros jordan peele

Peele director vs. Peele guionista.

cap2

La deshonra es una larga travesía.

Twitter

Podcast