Noticias

ALMODÓVAR SE DESAHOGA

Largo y conocido es el odio, o al menos tirria, que Carlos Boyero tiene al cine de Pedro Almodóvar. Por algún motivo la relación de crí­tico y director viene siendo irreconciliable desde hace casi 30 años en los que uno a puesto a parir lo que el otro ha hecho casi por sistema. Todos tenemos nuestros directores amados y odiados. En mayor o menor medida siempre hay un puñado de realizadores de los que estaremos más o menos predispuestos a disfrutar o sufrir según nuestros gustos particulares. A Almodóvar, excesivo a su manera, le ha tocado un crí­tico excesivo a la suya.

Así­ que tras su paso por Cannes y viendo que Boyero, aunque no asistí­a a su pase de prensa, insistí­a en recordar lo poco que le gustaba su peli, Almodóvar ha estallado. Es como cuando te tocan los cojones una y otra vez, y de repente, un dí­a, por algo quizás no tan importante, sueltas toda tu ira. Es eso o morirte. Por ello os remito al blog de Pedro Almodóvar a que leáis su larga crónica de su relación con Boyero y Cannes. Con todo lo divo que pueda ser Almodóvar, hay que reconocer que cierta razón tiene, como seguramente la tenga Boyero en otras cosas. La diferencia con otros directores es, seguramente, que Almodóvar devuelve el golpe cuando no aguanta más.

almodovar-latre

A leerlo, que no está exento de interés.

almo1

Esto me remite sin remedio a algunos debates que hemos tenido en la web sobre lo que es una crí­tica, sobre cómo debe orientarse, sobre dónde termina el chascarrillo y donde empieza el ataque machacón. Es un tema interesante, así­ que os animo a hablar de ello. Yo reconozco que alguna vez me dejo llevar por mis bajas pasiones, pero como también he comentado alguna vez, objetivizar el cine, que a fin de cuentas trata de transmitir y provocar sentimientos, algo tan personal, es imposible. Por ello creo que la subjetividad está siempre presente en mayor o menor medida, porque el regustillo final no te lo deja un correcto uso de los planos o una luz que imite los cuadros de Rembrandt, sino el hecho de que la pelí­cula en su conjunto te emocione o no. Es lo que hace que algunos tachen a Kubrick de frí­o y otros lo vean como un director tremendamente sensible y detallista. Es lo que le da al cine su gracia, descubrirte a ti mismo en las pelí­culas.

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Elvira23

    Hola!!!
    Quizá Almodóvar tenga un Ego enorme, pero es que Boyero tampoco anda escado de Ego… A mi nunca me ha gustado Boyero por que me resulta muy hiriente y sangrante en sus crí­ticas, las cuales muchas veces pasan al terreno personal y pone a parir al director y a los actores o actrices no valorando su trabajo sino en función de si le caen bien o no. Y creo que aquí­ ese ha sido el problema, Boyero no traga a Almodóvar y ha usado la crí­tica de la pelicula para insultar al propio Pedro y eso no es. Hay muchas maneras de decir que la pelicula es muy mala, horrible, infecta, o una mierda sin tener que descalificar al director.
    Saludos!!!

  • Genjuro

    Sorprende la facilidad con que cierta gente se escandaliza cuando se le piden responsabilidades a una persona por lo que escribe en un medio de comunicación, mientras que a esa misma persona se le aplaude por insultar (lo que muchos parecen conocer por la expresión “decir la verdad”).

    Es más, la ironí­a se multiplica porque muy posiblemente esa misma gente que defiende a Boyero (personalicemos de una vez), posiblemente haya sido insultada por él mismo en algún momento.

    A mí­, ese hombre (no da como para calificarlo de crí­tico), como espectador de ciertas pelí­culas, me ha llamado tarado, snob, cursi y otras lindezas. Podrí­a aplaudir, pero ni soy masoca, ni me apetece.

    Almodóvar posiblemente sea un ególatras, y está claro que se ha equivocado brutalmente al escribir ese texto. Pero tiene razón en el fondo de la cuestión. Aquí­ no hablamos de que el manchego no acepte crí­ticas negativas (ha recibido miles durante su carrera), sino que desde El Paí­s, la pareja Boyero-Hermoso se ha dedicado a manipular y falsear la información al respecto de la pelí­cula con ánimo de descalificar a su persona.

    De nuevo habrá gente que a todo eso lo considere “decir la verdad”, “tener personalidad” o “tener criterio”. Yo entiendo que tienen un grave problema de uso y comprensión de la lengua española.

Críticas

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

1

Romance sin fin.

booksmart super empollonas

El último tren adolescente.

Twitter

Podcast