Noticias

NADA ES SEGURO

Moneyball era un film dirigido por Steven Soderbergh y protagonizado por Brad Pitt que se dedicaba a abordar una de las facetas más importantes del deporte del béisbol: las estadí­sticas (como lo que hací­an en los partidos de La Sexta, pero multiplicado por mil. Y sin Montes). Digo “era” porque Sony ha ordenado a Columbia Pictures que mande a la porra la pelí­cula, citando inseguridades económicas. Lo que es comprensible, dada la crisis. Lo que no es tan comprensible es que hayan desenchufado cuatro dí­as antes de empezar a rodar.

money1

Tal y como están las cosas, a Soderbergh le quedan menos de 24 horas para encontrar a alguien que financie los 50 millones de presupuesto en los que estaba estimada la pelí­cula. Es decir, no es Transformers 2 precisamente en cuanto a cantidad de pelas invertidas, y cuenta con el respaldo del director ganador de un Oscar y de un jambo llamado Brad Pitt.

Parte de estas inseguridades, especula Variety, aparecen en el momento en el que la presidenta de Columbia Pictures, Amy Pascal, leyó un nuevo borrador del guión –escrito originalmente por el ganador y tres veces nominado al Oscar Steven Zaillian, el de La Lista de Schindler, el de Bobby Fisher, el de Hannibal, el de American Gangster… o sea, otro señor bastante bien reconocido– modificado por el propio Soderbergh.

soderpitt

El film está basado en el libro Moneyball: The Art of Winning an Unfair Game, que parte de la teorí­a de que los antiguos parámetros empleados para describir habitualmente la calidad de un jugador (porcentaje de bateo, bases robadas) simplemente no funcionan.  Empleando nuevos sistemas de medición se puede conseguir fichar bueno y baratí­simo. Estos sistemas se integran dentro de una disciplina llamada Sabermétrica que incorpora técnicas como Pesos Superlineares, Expectación Pitagórica (fórmula abajo), Factor de Distancia y, por supuesto, el PECOTA (Algoritmo de Prueba de Optimización y Comparación Empí­rica del Jugador).

saber

No, no es como en La Sexta. Perdón.

Lo que Soderbergh querí­a hacer era, según sus palabras, “una pelí­cula divertida sobre las estadí­sticas”. Decí­a que habí­a “encontrado una forma de interesar al público, haciéndole descubrir cuánta información representaba ver un partido de béisbol al que la gente asiste sólo por pura diversión”.

Pitt tení­a previsto interpretar al manager de los Oakland Atlethics, Beilly Beane, iniciador de esta tendencia. Teóricamente, el film combina ficción con entrevistas reales a los antiguos compañeros de Beane, secuencias intercaladas en la pelí­cula.  Soderbergh siempre se mostró confiado en que su visión de la pelí­cula llegarí­a al público con claridad, pero Columbia decidió cancelar el proyecto por temor a mandar a la porra otros 50 millones de dólares. No está el horno para bollos.

  • http://angeloydiabolo.blogspot.com/ Angelo y Diabolo

    lo de sasha grey nadie se lo ha podido cancelar, por lo q se ve aprendio la leccion

Críticas

doctor sueno

Vine buscando cobre y encontré oro.

dolemite

Rudy Ray Moore, la segunda oportunidad de Eddie Murphy.

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

Twitter

Podcast