Críticas

UP

Las pelí­culas de Pixar tienen que ser juzgadas por un nuevo estándar. No lo veo de otra manera y corregidme si me equivoco. Esta gente intenta conciliar dos pelí­culas: una dirigida exclusivamente para el público adulto, visualmente brillante,que comprende ideas arriesgadas, duras, que difí­cilmente puede tragar un chavalí­n; otra que forma parte del estándar-patrocinado-por-burger-king-sin-dientes-conservador-familiar-forzado. Las pelí­culas de Pixar son tanto mejores cuanto mejor saben combinar estos dos aspectos. Por esta regla, Up se encuentra en un punto medio, alto de su filmografí­a. Lo que la distingue de las demás es que la primera de las dos pelí­culas que he mencionado no termina desapareciendo del todo  en beneficio de la “habitual secuencia frenética de persecución estándar”,sino  que  predomina durante gran parte de la pelí­cula y, no escatimemos palabras: es absolutamente extraordinaria.

up1

Pongamos por ejemplo el arranque del film. Up es la historia de Carl Fredicksen, un viejecito viudo (con la extraordinaria voz de barí­tono de Ed Asner) que vive en una casita de madera rodeado de lo que parece ser el proyecto de construcción de unos rascacielos que está desarrollando por una gran corporación. Es la primera de las docenas de puyas que Pixar lanza contra el sistema empresarial actual. Contra el sistema. Contra la enormidad. Contra la despersonalización. Por motivos que no vienen al caso, pero relacionados con el hecho de que nuestro protagonista no es un modelo de amabilidad, precisamente, Fredicksen se mete en una situación donde  sólo le queda hacer una cosa: lo imposible.

Cumpliendo el último deseo de su mujer (cuya relación, con sus altos y con sus terrorí­ficos bajos se nos ha explicado en los 10 mejores minutos de la filmografí­a de Pixar. Simplemente), Fredricksen ata unos globos a su casa y se marcha a Sudamérica. Mientras cualquier otra compañí­a dedicada al género de la animación se hubiera primero, acojonado, y después,  prestado a introducir un par de gotitas de humor zafio para aliviar un poco semejante chorrada de idea, Pixar pisa el acelerador y nos planta una secuencia que sólo puede ser descrita como épica y majestuosa. Si alguien se pregunta por qué Pixar son Los Beatles de nuestra generación (porque son los mejores y, a la vez, los más famosos) una respuesta puede ser esta: van tan a muerte con sus ideas, están tan increí­blemente enamorados de lo que están contando, que no tienen miedo.

El film pasa su primera media hora y servidor se agarra al asiento ante la llamada Cara B del disco.

Lo que sigue después son aventuras selváticas con compañero. Decepcionante más que nada porque no estamos pendientes de lo que es el verdadero núcleo del film: el largo viaje emocional de Fredricksen. En el film no aparecen una, sino dos mascotas animales, sumadas al maldito niño de los cojones (moderadamente gracioso, no demasiado molesto… qué menos) que no se calla ni con un golpe en el cuello, y que hay que meter para convencer a los retacos de la sala de que no están viendo Una Historia Verdadera, versión Pixar. No es que no me guste porque haya que meterlo. Es que no me gusta porque no aporta prácticamente nada. Se podí­a quitar de enmedio y la pelí­cula seguirí­a inalterada. Sobra, y lastra la acción.Todo lo que no es Fredicksen lastra la acción, pero algunas cosas son más evitables que otras. El niño se podrí­a haber evitado. Ya está. No voy a quemar esta peli por el niño. Tampoco te da ganas de tirarte por un puente, pero Pixar es el autor de este film, y es directamente responsable de cualquier elemento que interrumpe la lí­nea de su historia. Es necesario decirlo.

up2

Sin embargo, curados de espanto (uno opina después de ver esa esquizofrenia que es Wall·E), Pete Docter tiene preparados unos cuantos ases en la manga para garantizar que el desplome del film no será ni mucho menos tan grave como uno podrí­a pensar. En especial, porque Up cuenta con uno de los mejores villanos jamás vistos en una pelí­cula reciente de animación: el aventurero Charles Muntz que, repudiado por la Humanidad, se ha convertido en una especie de Indiana Jones del Lado Oscuro de la Fuerza. Es una inyección de potencia en la trama porque los personajes protagonistas tienen algo mejor que hacer que vagar por la selva: se enfrentan contra un enemigo con muchí­sima mala baba y acompañado de una cohorte de perros, encabezados por un doberman llamado Alfa al que le hacen una cosa que no deja de provocar carcajadas en toda la pelí­cula, bastante divertida.

Y por eso, con un rival a su altura (Muntz y Fredricksen se complementan en cierto modo, sabéis…) la pelí­cula cobra de nuevo fuerza (los diálogos entre Fredricksen y Muntz son una partida de poker: amabilidad y cortesí­a de vejete –¡señor Fredricksen, un placer conocerle, usted primero! ¡No, no, por favor, el placer es mí­o, después de usted!” mientras por debajo se están midiendo constantemente). Sumado al hecho de que sus escenas transcurren en ambientes escasamente iluminados hasta tal punto de que parece que han llamado a Eastwood, el film se recupera del habitual “vendamos muñecos” de su medio tercio para encarrilar a un clí­max final de acción made in esta gente de Pixar que tanto se echaba de menos. Y tan a gusto.

A estas alturas no es necesario hablar mucho sobre el diseño de los personajes, el uso de los colores brillantes que alegran la vista y relajan el tema, o  el guión,  tan ocurrente que uno puede ver a los  guionistas machacando a palos el texto a base de horas, café y cigarrillos hasta que todas las situaciones quedan enlazadas, y todos los instrumentos empleados –el tacatá del abuelo–. Es Pixar y, a no ser que se vea lo contrario, estas cosas quedan sobreentendidas.

up3

Up me parece una de las tres mejores pelí­culas de la filmografí­a de Pixar. La primera de ellas que abraza definitivamente la lí­nea pausada, silenciosa, relajada que Wall·E nos comunicaba durante su primera mitad. No es la primera pelí­cula de animación que afronta la muerte, pero es la primera que lo hace con un alegre espí­ritu “bah, qué coño…”. Sin aspavientos, con muy pocas concesiones gratuitas a la audiencia infantil (que va a tener que currárselo), prácticamente irrelevantes de cara a la idea central de la pelí­cula, profundamente melancólica, muy sentida, muy cercana. Pixar está cada vez más cerca de hacer Su Pelí­cula, una en la que definitivamente terminarán desvinculándose de los más pequeños, en la que los adultos serán su primera audiencia, la que será necesario ver un par de veces antes de comprender su significado en su totalidad, la primera pelí­cula de animación comercial que no será inmediatamente accesible al gran público.  Una que los Renoir y el Capitol podrí­an proyectar, ambos dos, con la cabeza bien alta.

Hasta entonces siguen siendo Los Beatles del recopilatorio rojo. Lo que no está mal, si uno puede opinar. Para explotar del todo, y pasar al recopilatorio azul, a diferencia de Carl, Pixar tiene todo el tiempo del mundo.


Pete Docter y Bob Peterson | Pete Docter, Thomas McCarthy, Bob Peterson | con las voces de Ed Asner, Jordan Nagai, Christopher Plummer, Bob Peterson, Delroy Lindo, John Ratzenberger | -- | -- | Michael Giacchino | Ricky Nierva | Jonas Rivera, Le Con | John Lasseter, Andrew Stanton | Pixar Animation Studios / Disney | Walt Disney Pictures | 9 |
  • http://www.facebook.com/people/Juan-Carlos-Gomez/1590745862 Juan Carlos Gomez

    Up… creo que es la única película de “dibujos” *que durante los primeros minutos me agarró un nudo en el estómago y me dio ganas de llorar. Que tristeza por dios, y que obra de arte de pelicula.
    * De dibujos y de lo que sea, es sencillamente brillante.

  • Esteparia

    Yo la vi hace un par de semanas en 3D (que pensaba que yo era un dinosaurio porque aún no habí­a probado este formato y resulta que casi todo el mundo estaba igual :D) y me parece, directamente, la mejor pelí­cula de Pixar hasta la fecha.
    No es que se me saltaran las lágrimas, es que solté el moco durante gran parte de la pelí­cula, desde esos diez minutos gloriosos de los que se habla en la crí­tica hasta el momentazo mencionado por Jabbo…

    SPOILER SPOILER SPOILER!!!

    …en el que Carl hojea el álbum de Ellie hasta llegar al apartado “Cosas que voy a hacer” y descubre que la vida es la verdadera aventura. Clásico instantáneo en materia de “tearjerkers”.

    FIN DE SPOILER

    Yo también habrí­a preferido que la pelí­cula hubiera explorado el tono de su primer tercio, y es cierto es que la pelí­cula hace algunas concesiones en la parte de acción en la selva, pero discrepo con la idea de que Russell sea innecesario en la historia; como ya se ha dicho, el niño representa la continuidad, la conexión vital de Carl con otro ser humano con el cual seguir celebrando el espí­ritu de la aventura después de Ellie, el dejar marchar definitivamente entre las nubes aquella parte de su vida en la que se encontraba anclado y, sin dejar nunca de amar y recordar a su mujer, iniciar otra junto al hijo o nieto que nunca tuvo. Creo por todo esto que el encuentro entre estos dos personajes es parte integral de la historia. De los animalitos ya no opino lo mismo, pero tampoco me molestan.
    En cuanto al villano (no es que tenga la voz de Christopher Plummer, ¡es que es Christopher Plummer!), me pareció notable pero no brillante, y lo que aporta fundamentalmente a la pelí­cula es la idea de la siempre dolorosa desmitificación de nuestros í­dolos. Eché de menos en él algo más del delirio megalómano de, por ejemplo, Scar en El Rey León cantando “Be Prepared”, y creo que esa legión de perros oscuros daba para mucho más.

    Pero volviendo a los aspectos positivos, no me imagino a nadie que salga de ver esta pelí­cula sin ganas de beberse la vida y apreciar, sobre todo, los momentos aburridos. Tampoco se me ocurre, contestando a la pregunta que alguien se hizo por aquí­, una pelí­cula más recomendable para un niño. Para mí­, una segura candidata al Óscar a la Mejor Pelí­cula y, de lo visto hasta ahora, mi segura ganadora.

  • Doctor diablo

    Como hoy ha hecho una tarde infernal y hasta el diablo se acalora, me he ido al cine mas cercano y me he vuelto a tragar de una tacada “Up” y “Enemigos Públicos”.OLE,OLE y OLE.Viva el cine y la madre que lo parió¡

  • http://www.nochedecine.com JoeHickey

    es una maravilla de pelicula, puede que incluso la mejor de lo que llevamos de año.

  • Jabbo

    A mí­ también grijaldo.
    Llevaba desde En Busca Del Valle Encantado sin llorar con una pelí­cula (tendrí­a tres años, como mucho), hasta que ha llegado Up y me ha emocionado de verdad. Si no fuera suficiente con esos maravillosos 10 minutos que menciona Rafa en la crí­tica (sólo por esos minutos ya merece la pena pagar la entrada), yo aguantaba como un machote, pero ha sido SPOILER cuando Fredicksen pasa la página de “Cosas que quiero hacer” y me han derrotado FIN DE SPOILER. Entre la animación de los personajes y la música, esta pelí­cula llega al corazón sin necesitar a penas diálogos.
    Por cierto, el corto del principio, de las nubes y las gaviotas, magní­fico. Y, volviendo a la pelí­cula, SPOILER ¿alguna otra historia de Disney ha mostrado la sangre en los personajes, a parte de esta? FIN DE SPOILER

  • grijaldo

    Se me saltaron las lagrimas,con eso está todo dicho.

  • juatmac

    Como dice Rafa, a Pixar hay que clasificarlos ya a parte, estan las peliculas de animación y está Pixar, que son mucho más que peliculas de animación.

    Otra obra maestra a la altura de Wall-e y Ratatoille (mis preferidas) y esperando con ansia la siguiente…

  • Leto

    Yo la vi en 2D y no eché de menos en absoluto el 3D, pienso que la pelí­cula no está concebida así­ de ninguna manera. Coraline sí­ que lo aprovechaba muchí­simo (el final con la bruja acojonaba y todo, el túnel para pasar a esa realidad paralela…).

    Estoy bastante de acuerdo con la última afirmación de mr. guau, Up es la pelí­cula que mejor combina ambas temáticas, y lo bien que lo pasamos eh?

  • mr.guau

    Yo por mi parte he de decir que junto con Coraline, las pelí­culas que ha hecho mejor uso del 3d ha sido Monstruos vs. Alienigenas
    Ice age 3 no lo aprovechó en absoluto y UP tampoco. Obviamente el cambio es muy visible con respecto a las 2d pero en Monstruos vs. Alienigenas jugaban mucho mejor con la profundidad, y lanzaban objetos directamente a los ojos del espectador provocando algunos sobresaltos (véase la pelotita de goma en la raqueta justo al principio de la pelicula)
    De momento creo que he visto casi todas las pelí­culas en 3d y para aprovecharlo realmente deben ampliar la profundidad, y reducir por otra parte la distancia entre el espectador y los elementos en pantalla.

    Por cierto, UP es a mi modo de ver la pelí­cula con temática mas adulta de todas las de Pixar, y yo me alegro de ello. Creo que es también la que mejor ha sabido combinar ambos públicos con un equilibrio perfecto.

  • Leto

    Ya la vi anoche, poquito más que añadir, absoluto peliculón, totalmente imprescindible, una joya.

Críticas

1

Romance sin fin.

booksmart super empollonas

El último tren adolescente.

Serenity_2019-12

Ecos de ti.

port

Ama como quieras.

tolkien

Repaso de los acontecimientos.

Twitter

Podcast