Noticias

SITGES DíA 1

Es bizarro. Bizarrí­simo. Son las nueve de la mañana y desde el tren que me colocará en la costera y cinéfila ciudad de Sitges puedo horrorizarme con los gritos de gato de un par de mexicanos y sus flautas de vaporub. Un anciano hipocondrí­aco se tapa la boca con un pañuelo al pasarle el flautista rozándole con partí­culas de musical gripe A. Y me detengo a pensar: es bizarro, bizarrí­simo, pero, ¿qué mejor inicio para un festival de cine fantástico y de terror? Chicanos horteras, zombis laborales y pandemia en clave de sol.

Me presento: Soy Fernando Polanco y me encargaré durante los próximos dí­as de relataros de forma más o menos civilizada lo que se cuece en esta olla de seres desmembrados y moluscos con exceso de libido. Estamos en Sitges, y su fama le precede.

Es el primer dí­a y cada cruce de miradas en las calles parece corresponder al ojo ahogado en sangre del cartel promocional de [REC]2. Después de dos años, el hiperrealismo frenético vuelve a cuatro manos. Todos sabí­amos que esto acabarí­a pasando. ¿Se atreverá el público a “volver a entrar”?

Para el primerizo en el festival comentar que se concentra en cuatro puntos de proyección. El Brigadoon, que revoluciona retinas con el ví­deo más independiente y amateur, El Retiro y El Prado, que albergan secciones paralelas y maratones, y El Auditori, corazón que bombea la sección oficial y recicla el glamour con galas y entregas de premios.

Tras la recogida de acreditaciones, y con la alfombra roja aún plastificada, las bobinas multicámara de la nueva cinta de Jaume Balagueró y Paco Plaza rifaron en la matinal las papeletas del éxito o el fracaso en una segunda parte con el listón muy alto. Lo que sucedió dentro de la sala se verí­a reflejado por completo en el posterior pase de prensa. Risas, cachondeo y coloquio familiar. Probablemente los dos directores tengan más experiencia como espectadores del festival que el resto de los asistentes. Las preguntas de los periodistas fueron orientadas hacia el miedo del creador ante una secuela y el futuro de la franquicia. Julio Fernández, mandamás de Filmax, comentó que “tomándolo como una franquicia, e intentando seguir la estela de pelí­culas como Pesadilla en Elm Street, donde la continuación daba más dinero, esperemos los resultados de [REC]2 este fin de semana y durante sus estrenos mundiales y, si sale bien, no habrá sólo [REC]3 sino directamente [REC]4, videojuegos y demás espectáculos en vivo (¿una experiencia aún más directa? ¡Qué puto cague!). Pero todo depende de la iniciativa de estos dos (señalando a Paco y a Jaume), yo intento tocarlos mucho para ver si se me pega algo de su talento”. Risas y risas. Tantas que hasta un periodista se animó a protagonizar lo que serí­a la anécdota del dí­a. “Querí­a saber sobre el proceso de casting de los zombies porque, siendo actor, estoy muy interesado en explorar sus profundidades”. Acto seguido se levanta, saca un muñeco de Cálico Electrónico “infectado” que le “muerde” el cuello y se convierte entre alaridos y gemidos ante la cara estupefacta de Manuela Velasco. A la salida de la rueda de prensa todos tení­amos panfletos con su página web. ¡Toda una lección de publicidad viral en directo!

manuelared

Los antiguos amigos del género fantástico celebraron tras la comida su cita con “Alien”. La misma copia en 35 mm. que se estrenó allá por 1979. Sentado frente a esas imágenes gastadas pero inmortales sentí­ que formaba parte de un evento único, pocos de mi generación habí­an tenido ese privilegio. Fueron aplaudidas la primera aparición del Alien-molusco, el semi-streaptease de Sigourne Weaver, y su mí­tico triunfo sobre el “tiburón-espacial” (sí­, amigo Ridley, les vendiste la moto a los productores).

Mientras tanto, los asistentes al cine El Prado, madrugadores del café, abrieron el festival con “Best Worst Movie”, un documental sobre el después en los actores de Troll 2, considerada la peor pelí­cula de la Historia tras el nombre de Ed Wood. Soon & Moon (Diario de un Astronauta) es el nuevo trabajo de Manuel Huerga, director de la premiadí­sima Salvador, un documental sensible que habla del espacio a través de la relación distante entre un astronauta español y su hijo. Y el Reino Unido entraba a competición con The Children (aún pendiente de proyección en el Auditori) que, cargada de tensión y agoní­a, responde a Chicho Ibáñez Serrador en su pregunta, “¿Quién puede matar a un niño?”.

Por la tarde, El Prado dejó ver pelí­culas como Les Derniers Jours du Monde, una coproducción franco-española a competición protagonizada por el rostro recordado de la reciente Cuento de Navidad, Mathieu Amairic (también se proyectará en el Auditori), o Visage, con el alter ego de Truffaut en el reparto (Jean-Pierre Léaude) de un homenaje a la nouvelle vague con el inconfundible sello del director de El Sabor de la Sandí­a. Cerraron la cartelera de El Prado Malice in Wonderland y Shadow, que darán de hablar en los próximos dí­as. Los cines El Retiro comenzarán a hacer ruido mañana.

La gala de inauguración comenzó, como manda el glamour, en la alfombra roja del Auditori. Jaume Balagueró, Paco Plaza, Manuela Velasco, Julio Fernández, Jonathan Mellor y el resto de bomberos y niños aventureros pasaron de etiqueta esquivando flashes fotográficos hasta sentarse en sus respectivas butacas.

Pero esta celebración comienza con solemnidad. In memoriam: J.G. Ballard (bendito visionario), Jaume Flor Mirabent, David Carradine y Forrest J. Ackerman. Como reza en el dossier de prensa “Recuerda que estoy aquí­. Recuerda que soy aún, y que es cierto que he sido. Recuerda que podrí­as verme, y que tú me has visto” Javier Marí­as dixit.

Continuando el tono serio, í€ngel Sala apoya desde el escenario una campaña llamada Shoes for Africa, todos los asistentes al festival pueden dejar sus zapatos en un contenedor en la entrada del Auditori para los niños de África. En un spot, todo el plantel de caras reconocidas de la industria española cede sus zapatos. Desde el público, Álex de la Iglesia, presente, sonrí­e a su propia imagen. Junto a él, personajes como José Corbacho o Santi Millán.

Pero el sentido del humor vuelve a estar presente y Gemma Ruiz, presentadora que llegó el año pasado para sustituir a la inmortal Fina Brunet, anuncia una conexión en directo con í€ngel Sala. En la horizontal pantalla del Auditori, un í€ngel entra en el piso de [REC], menciona que hay programas de la televisión muy interesados en este tipo de casas (¡Iker Jiménez!) y, de repente, se va la luz. La niña de Medeiros golpea las paredes y Ángel corre hacia la salida gritando que todo es verdad, que hay que salir con vida. El público rí­e y un Ángel real nos saluda bajo la pantalla. “Esto no es más que el principio”, y es que, recordemos, estamos en el “estreno” de [REC]2.

A continuación se dispone la entrega de las dos “maquinas del temps”: Walter Hill (Driver, The Warriors, productor de la saga Alien y la serie de culto Deadwood) y Malcom McDowell (actor de La Naranja Mecánica, El Beso de la Pantera o El Cobarde Heróico). Éste segundo no puede dejar de mencionar en su dedicatoria el buen ver que tiene la traductora (tintada de rojo y tartamuda desde entonces).

walterhillred

malcolmred

Luego, una avance de la programación del festival en un montaje audiovisual de los mejores momentos de las pelí­culas que podremos ver durante estos dí­as. ¡Qué pintaza tienen Moon y Orphan!

Y, antes de que los protagonistas de la primera franquicia de terror española suban a presentar la pelí­cula, í€ngel Sala enví­a un mensaje de apoyo al amigo Polanski, en estos dí­as detenido en Zurich.

Las impresiones en este tercer pase de [REC] coinciden con las de los anteriores, los que han entrado en el juego del cambio narrativo, formal y estético salen sonrientes, el resto arquea una ceja.

Para mañana los platos fuertes son The Countess, dirigida por la “amanecida” y vampí­rica Julie Delpy, Thirst, lo nuevo de Park Chan-wook, Hierro, con la agradecida presencia de Elena Anaya, y el nostálgico pase de “La naranja mecánica” (Sitges adora a Kubrick).

Seguiremos contando.

Fernando Polanco Muñoz (colaborador).

  • naxete_69

    Corgan: créeme que respeto mucho más a los olvidados que han realizado al menos algún peliculón en su vida y luego han perdido el norte (ya sea por las drogas, por la falta de motivación, por la vejez..) que los que siempre han realizado pelí­culas pretenciosas pero que tienen muchos seguidores. Y en este grupo meto a directores basura tan sobrevalorados como Baz Luhrman, Luc Besson, Tony Scott o el español Vicente Aranda. Y no meto a David Lynch porque “Terciopelo Azul”, “El hombre elefante” y “Una historia verdadera” son auténticas joyas pero el otro dí­a me vi la pelí­cula que hizo de “Twin Peaks” y me pareció una tomadura de pelo tan detestable como “Carretera perdida” o “Inland Empire”. Y su faceta de director intocable también me pone de los nervios.

  • frikkiman33

    Muy buena crónica. Enhorabuena.

    Felicitaciones para Walter Hill, Malcolm McDowell, que se merecen todos los premios habidos y por haber.

    La verdad es que Sitges es de los mejores y mas interesantes festivales patrios que hay (San Sebastian, pfffff….)

  • http://fernandopolanco.blogspot.com progressound

    J. G. Ballard, en paz descanse.

  • corgan

    Hill empezó bien pero que cosas mas tristes hace ultimamente.
    Naxete me gusta tu comentario, hay muchos olvidados en la historia del cine, algunos injustamente, mientras que otros parecian que pedian a gritos que los emparedaran. Lo de Landis clama al cielo.

  • https://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    A mí­ de Hill me encantó El íšltimo Hombre, con Bruce Willis. Era una versión (otra) de Yojimbo a modo de western en un pueblo dominado por gangsters. Muy divertida.

  • Eweisze

    Muy buen reportaje, estoy deseando ver The Countess, así­ que estaré atento a ver cuales son tus impresiones sobre ella.

  • naxete_69

    Walter Hill pertenece a esa magní­fica generación de los Coppola, Scorsese, Spielberg, Allen… pero que por desgracia ha acabado en el grupo de los Cimino, Bogdanovich, Landis…

  • Perry

    Buena cronica del primer dí­a. No sabí­a lo del premio a Walter Hill, sin duda uno de los grandes directores del cine de acción que injustamente tambien ha caido en el olvido.

Críticas

doctor sueno

Vine buscando cobre y encontré oro.

dolemite

Rudy Ray Moore, la segunda oportunidad de Eddie Murphy.

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

Twitter

Podcast