Noticias

SITGES DíA 3

El sueño no existe, la cafeí­na y la taurina son amigas del hombre. Las variables baratas del Redbull no tienen por qué ser mortales. ¿Cómo? ¿Toro XXL es un producto Osborne? ¡El sueño no existe!

Y es que la maratón de anoche acabó a las cinco y media de la mañana y las legañas se adhieren a mis párpados como el primer molusco chungo de Alien. Pero ya digo, con un cinturón provisto de TOROS XXL puedo enfrentarme a Freddy, ¡puedo verlo en pantalla grande durante todo el dí­a!

Esta es ya la tercera jornada del festival y, como dije ayer, se auguraba un sábado calmadete con opción de sorpresas para pelis que finalmente han defraudado. Sin embargo, todos coincidimos en que ya se ha proyectado la “ostia fí­lmica” del festival. Kynodontas (Dogtooth o, en una traducción provisional, Canino) dará mucho que hablar, pero antes me encantarí­a invitar al lector a la participación más efusiva en los comentarios. Siendo lo que escribo en estas lí­neas mi llana opinión considero que está “huérfana” (¡Jaume Collet Serra, mañana nos vemos las caras!) hasta que alguien me la discuta. ¡Amigos, debatamos y peleémonos, que el cine es guerra!

Pero este 3 de octubre de 2009 empezó para mucha gente antes que para el resto. Ya desde la madrugada anterior más de cincuenta adolescentes crepusculares, saco de dormir y aislante en mano, hací­an cola para tener su entrada. Twillight Saga: New Moon Preview. Fue una visión horripilante salir de la maratón de la noche anterior y cruzarme con tantos cadáveres al calor de una estampita de Robert Pattinson (oh, virgen de la Milagrosa, tiempos oscuros se avecinan, vampiros con gafas de sol, depilados y maquillados deambularán por la Tierra porque el pecado ya no tiene freno, sólo presupuesto y distribución). En serio, no entiendo este tipo de cosas (lo dice alguien con fundamento eh, si fui vestido de jedi al instituto el dí­a del estreno del episodio 3 fue porque… porque… ¡joder, no le hice daño a nadie!). El caso es que muchas de ellas se quedaron fuera, y lloraron, y Robert Pattinson seguro falló una toma en algún rodaje lejano. Dentro, en la sala Tramontana, pusieron 4 tráilers exclusivos y Jamie Campbell (lo vimos en Sweeney Todd y parece que el salto a la fama le ha afectado bastante) arrastró de forma gravitacional la babilla de las (¿y los?) asistentes. Esto da mucho miedo, el año pasado ya nos quedamos de piedra con las “crepúsculas”, este año ha sido una plaga, ¿qué maligno evento será organizado en 2010? ¿Quizá el culmen proceda en 2012 y Stephenie Meyer haya escrito a partir de unos manuscritos mayas? ¡El fin del mundo se acerca!

newmoon1

Prometo ser más serio desde aquí­.

Ya hací­a referencia arriba a que esta jornada ha sido una sucesión de decepciones interrumpida por un destello de innovación rompedora. Grace habla de Madeline, madre de un bebé muerto antes del parto que, resucitado, adquiere costumbres alimenticias muy especiales. Vamos, que el bebé es un vampiro y lo único que hace es mamar hasta sacar sangre. Pero la pelí­cula, más que detenerse en este artificio, habla del instinto y la locura maternal a través de situaciones en las que debe luchar por la supervivencia de su bebé. Un tratamiento bastante suave y melodramático para un terror a medias tintas que habla sin gracia ni empatí­a del amor incondicional en un contexto insulso plagado de personajes que giran alrededor de la protagonista y actúan con un insultante oportunismo barato. Antes de la proyección, Herschell Gordon Lewis, padre del “gore”, recibió en un castellano con un gracioso acento su “maquina del temps”.

grace-01

Como anécdota menciono que hay un nuevo premio en el festival que consiste en, durante determinadas pelí­culas, graban con visión nocturna las reacciones del público y luego se votan en la web. Cada vez que aparece el spot que lo anuncia hay como un consenso general para silbar a la pantalla y gritar cosas como “¡Esto es 1984!”, “¡Devuélvanme mi intimidad!” o “¡No somos terroristas!”. De nuevo el peculiar sentido del humor de Sitges infla el espí­ritu del festival.

Jack Taylor, antes de la proyección de Kynodontas, recibió el premio Nosferatu y se remitió a las palabras que dijo un compañero suyo al recoger un premio “por toda una vida” como este: “¡Oy, oy, oy, esto me huele a muerte!”. Además, le dedicó el reconocimiento, entre otros, al guionista de Buñuel (por escribirle su primer papel protagónico).

¿Qué decir de Kynodontas en pocas lí­neas para informar de su argumento sin fastidiar la sorpresa de su planteamiento? Mejor poco. Un desquicie formal que construye una utopí­a en el aislamiento social de una familia particular. ¿Cómo educar a tus hijos sin que se rodeen de malas influencias? ¡Suprimiéndolas! ¿Cómo eliminar aquellas convenciones y normas infectas de la sociedad? ¡Creando nuevas! Los detalles mejor en directo, un gozo para la reflexión en tono de comedia.

kynodontas

Sorority Row (Hermandad de Sangre) merece pocos comentarios. Psicokiller adolescente, gazpacho de todo el terror anterior y con premisa calcada de Sé lo que Hicisteis el íšltimo Verano. En este tipo de productos las únicas expectativas a saciar residen en las muertes de los distintos personajes que van cayendo y ni ahí­ se encuentra brillo de ingenio. Curioso (penoso) el cameo de Carrie Fisher como madre mayor en la residencia de estudiantes de las chicas. Su muerte es la más gris de todas. Por cierto, ¿dónde andará Mark Hamill?

sorority-row-03

Todo después de la entrega de la “marí­a honorí­fica” a José Ramón Larraz de parte de las verdaderas “hijas de Drácula” con varias décadas encima.

Pandorum levanta un argumento harto interesante con un guión desordenado y lineal. Pero el mayor disgusto de los espectadores del Auditori fue el elevado volumen que reventó más de un tí­mpano. Una pelí­cula de acción con escenas invisibles (de ténebre y oscura se convierte en indescifrable la imagen) y que parece escrita por un guionista paletista: ESC. 17. INT. NAVE ESPACIAL. TINTE COLOR VERDE RADIACTIVO (¡cada escena tiene un color diferente!). Según su director, Christian Alvart (alemán de nacimiento criado en una familia donde el cine era algo satánico, según cuenta) cada color tiene su significado (claro, el azul es azul, el rojo es rojo y el verde verde…). Es bastante castrante salir de la proyección con muchos hilos narrativos abiertos y saber que si la peli no hace dinero no se resolverán (Christian indica que tiene escrita una precuela que explica el cómo llegaron a esa situación y una secuela que narre el proceso de la colonización).

pandorum-01

Durante la madrugada Malice in Wonderland fue un tostón para el personal y The Children agradó de forma generalizada pero lo más aplaudido fueron los dos cortometrajes que las precedieron, One of those Days y Monsters & Rabbis.

Jaume Collet Serra y su huérfana llegan por fin mañana escoltados por lo nuevo de Joe Dante, The Hole en 3D, Toy Story reciclada, la segunda parte de The Descent y la Celda 211 del maní­aco Lluis Tosar. Acompañados por la fuerza sean.

Fernando Polanco Muñoz (colaborador).

  • Eweisze

    Me falta decir que ya creo que el éxito que tengas como escritor parece proporcional a lo mal que escribas.

  • Eweisze

    Yo le echo la culpa a Stephenie Meyer. No es por envidia, ¡pero es que no puedo aguantar lo mal que escribe esta mujer! ¿Por qué, por qué tiene tanto éxito una historia de pésima narrativa que está compuesta por fragmentos de Buffy?

    Y desde luego, cualquier actor joven que quiera darse a conocer lo único que tiene que hacer es dar lo que haga falta por un papelito en esta saga.

  • verwirrung

    La verdad la culpa no es de crepúsculo, es que esas tí­as están locas. Son las mismas que van al concierto de Tokyo Hotel o, el otro dí­a, a Green Day (tirándole al baterí­a sujetadores con el número de móvil y un poco sutil “fuck me”) Vale la pelí­cula las busca un poco, pero no creo que sea más que la parte menos importante del “fenómeno”

  • darkavm

    Me pregunto cuantas de las chavalas ahí­ presentes se piraron tras el evento de Crepúsculo y sudaron del resto de propuestas del festival.

    A mi Pandorum ni fu ni fa, de la que tengo ganas de oir cosas es de Celda 211.

  • frikkiman33

    Lo de Crepusculo es ya de verguenza. Parece Tokyo Hotel, o Los hermanos Jonas.

    Vaya daño que han hecho los vampiritos de Crepusculo, a la mitologia del vampiro.

    Pandorum, ¿entonces esta bien o no?. A mi me interesa mucho a priori.

Críticas

doctor sueno

Vine buscando cobre y encontré oro.

dolemite

Rudy Ray Moore, la segunda oportunidad de Eddie Murphy.

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

Twitter

Podcast