Noticias

SITGES DíA 8

Para unos ya ha empezado la nostalgia. La sangre, dicen, se está coagulando. Para otros ahora viene lo bueno. Lo mejor de la programación del festival se concentra en estos tres últimos dí­as: Carriers, Survival of the Dead, Solomon Kane, La Horde, Zombieland, El Imaginario del Doctor Parnasus o La Carretera. Además, está la posibilidad de retomar tí­tulos perdidos en las diferentes maratones “resaqueras” del lunes. Y, por fin, sabemos cuál es la pelí­cula que se proyectará durante la sesión sorpresa que siempre cada año nos tiene a la expectativa: Si el año pasado nos maravillamos con Ponyo en el Acantilado este le toca a la secuela del filón de oro de la saga de Stieg Larsson Millenium 2. La Chica que Soñaba con una Cerilla y un Bidón de Gasolina.

Coraline abrió la mañana de un dí­a muy largo. Después de la proyección en 3D de sus mundos se pudo ver un documental titulado Los Secretos de Coraline.

De Panique au Village ya sabí­amos que en la gala de los Meliés D´or era candidata debido a su galardón de plata en el festival internacional de cine fantástico de Lund (Escandinavia). Con su particular estilo de animación (reminiscencias a la serie Robot Chicken) cuenta la historia de un indio y un vaquero que quieren regalarle una barbacoa a un caballo que toca el piano. La opinión general esperaba más de su sentido del humor y de su insuficiente picardí­a. Yo lo veo una propuesta interesante.

panique-au-village-01

La tarde siguió con una nueva adaptación del clásico de Oscar Wilde El Retrato de Dorian Gray. Todos sabemos la historia, un jovenzuelo que llega a la gran ciudad y encuentra en un cuadro su peculiar fuente de inmortalidad. La pelí­cula dirigida por Oliver Barker (acostumbrado en actualizar clásicos como Otelo o La Importancia de Llamarse Ernesto) consigue una cinta cerrada y con personalidad que agradó al Auditori. Genial su protagonista, Ben Barnes
(viene de trastear en Mallrats y el reino de Narnia) que hace fí­sica una evolución dramática harto compleja. También destacable una dirección atrevida dentro de los lí­mites de la innovación: algunas escenas usan el jump-cut para llamar la atención y se percibe una manipulación del encuadre más llamativa de lo común (aunque siempre dentro de las convenciones del género).

dorian-gray-04

Gaspar Noé se paseó por Sitges con su Enter the Void, una cinta de más de dos horas que narra el viaje de dos hermanos de Europa a Tokyo y su caí­da en el sexo, las drogas y el dinero. Abucheos y bostezos durante la proyección y controversia en los posteriores coloquios. MUCHA CONTROVERSIA. Unos la tildan de obra maestra y otros de truño sin azúcar. Lo que queda claro es que Noé sabe dar de qué hablar.

enter-the-void-011

Con una bandada de representantes enchaquetados de la Universal llegó la hora de que los muñecos andrajosos de 9 visitaran Sitges. Y, minutos antes de la proyección, varios actores caracterizados como cientí­ficos y militares de la pelí­cula se dedicaron a amenizar la espera en las largas colas frente al Auditori. Una vez dentro anunciaron que bajo nueve butacas encontrarí­amos nueve “fuentes luminosas de poder” que podrí­an ser canjeadas en la salida por objetos promocionales. ¡Qué espectáculo y qué derroche! Todos hipnotizados para disfrutar de un film que acabó ofreciendo lo que prometí­a. Maravillosas escenas de acción, un tono de fábula acogedor y una estética digna de varias estanterí­as en “Toys r us”. Lo único reprochable es la sensación de querer pulsar X para disparar y el triángulo para saltar, la sensación de que estamos ante un videojuego filmado (realmente la trama es tan sencilla como la sinopsis).

9-04

También se proyectó un tráiler de dos minutos de La Herencia Valdemar, la primera de un paquete de dos pelí­culas rodadas simultáneamente, un caso único en nuestro cine. Con un presupuesto de unos 13 millones de euros (¡bimba!) y un inmortal como Paul Nashy en el reparto, los dos estrenos serán en este 2010 que sigue y esperemos tengan éxito para que haya posibilidad en la continuidad de este tipo de iniciativas.

valdemar

Durante la madrugada hubo sesión doble. Dread y Book of Blood, adaptaciones de la obra del visceral Clive Barker (que recogió su “maquina del temps” dedicando al público pocas y precisas palabras, como su prosa). De “Dread” comentar su convencional premisa y su inusual desarrollo (sorprendente y gratificante), de “Book of Blood” resaltar su carnalidad y, quizá, lo molesto de recibir tanto en tan poco tiempo.

book-of-blood-031

Mañana vuelve Romero. También tendremos a Paul Giamatti interpretándose a sí­ mismo, la temible Paranormal Activity o a los hermanos Pastor presentando su versión de los infectados.

Si sabéis de peluches de “9” linkad (¡me quedo con número ocho!).

Fernando Polanco Muñoz (colaborador).

  • Eweisze

    Yo también me quedo sin verla hasta el dvd, seguramente.

  • corgan

    Pues Leto en Sevilla por ahora solo la he visto en una sala. Algo es algo pero vamos, una puta vergüenza igualmente.

  • corgan

    La foto de book of blood es chunga de cojones.

  • Leto

    Tengo unas ganas terribles de ver 9. Por lo demás, mucho interés en la acogida de the carriers. (En mi ciudad no se ha estrenado Moon, manda cojones, me cago en la puta mil veces y todos los improperios que se os puedan ocurrir…).

Críticas

Serenity_2019-12

Ecos de ti.

port

Ama como quieras.

tolkien

Repaso de los acontecimientos.

la perfeccion

La trampa solvente.

vengadores endgame

Le podcast.

Twitter

Podcast