Noticias

PERRO VIEJO, TRUCOS NUEVOS

Hace unas cuantas semanas hablábamos aquí­ de un artí­culo en el que varios componentes de la producción animada The Fantastic Mr. Fox responsabilizaban a su director, Wes Anderson, de dificultar la labor de rodaje. Primero, por no comprender la técnica empleada para la realización del film y, en segundo lugar, por decidir supervisar el desarrollo del film –que cuenta con las voces de George Clooney, Meryl Streep, Willem Dafoe, Owen Wilson y Bill Murray entre otros–  desde su oficina de Paris.

Anderson ha hablado por fin sobre el asunto y defiende cada decisión adoptada al respecto en comentarios al diario Los Angeles Times. Se autodenomina un “novato” en estas lides y afirma que prefiere mantener una cierta distancia sobre el proceso de realización. No obstante, estos comentarios vienen a raí­z de una segunda hondonada de declaraciones del equipo del film, quienes lamentan, una vez más, el escaso interés de Anderson por estar de cuerpo presente durante el rodaje.

“¿Con toda honestidad?. Sí­. Hizo de nuestras vidas algo bastante miserable”, declara el director de animación de la pelí­cula, Mark Gustafson. “Quizás deberí­a haberme mordido la lengua”.

fox2

La técnica empleada por el film, el stop-motion, consiste en rodar imágenes estáticas de una figura en diferentes posiciones hsta provocar la ilusión del movimiento. Dado que el cine mueve tradicionalmente 24 fotogramas por segundo, es necesario sacar 24 fotografí­as por cada segundo de posición estática. Un proceso muy lento, muy laborioso, que no obstante incorpora técnicas y trucos del oficio –la mayorí­a de ellas que involucran el uso de técnicas digitales– las cuales Anderson no tení­a del todo asumidas, según el equipo.

Según cita el diario, Anderson ignoró el punto de vista mayoritario para conseguir un film 100 por 100 stop motion saturado de detalles. “Con las pelí­culas antiguas de stop motion siempre percibes la técnica. Veo cierto encanto en ello. Las técnicas son rudimentarias, pero para mí­ resultan enormemente atractivas”, explica Anderson, quien lamenta profundamente las tensiones causadas entre el equipo y él, abanderadas por el director de fotografí­a, Tristan Oliver.

“No es lo más maravilloso del mundo obligar a alguien a que haga una cosa”, declara Anderson. “En el caso de Tristan, lo que le dije, textualmente fue ‘No puedes emplear las técnicas que has aprendido. Tengo la intención de hacer tu vida más difí­cil exigiendo una determinada aproximación al material'”.

fox1

“La verdad, en definiva, es que no podrí­a ver realizada la pelí­cula que querí­a si la gente con la que trabajaba seguí­a haciendo lo mismo. Lo último que quiero que me pase es decirme a mi mismo que ‘podrí­a haber ido más lejos con este material'”, añadió.

¿Respecto a su escasa presencia en el rodaje? El equipo tiene cosas que decir. “Nunca he trabajado en una pelí­cula donde el director haya estado en otro lugar que no sea el estudio de rodaje, no me parece normal en lo más mí­nimo”, lamentó Oliver. En respuesta, Anderson justifica que el proceso de doblaje hizo imposible permanecer durante mucho tiempo en un sitio concreto. “Grabamos a George y a Bill Murray en Conneticut, en la granja de un amigo. Después nos í­bamos a grabar sonidos al bosque y a una piscina. Luego nos í­bamos a grabar al granero y al sótano. Con Meryl grabamos en Francia. A Willem le grabamos en Nueva York. A Michael Gambon en Londres. Gente distinta, sitios distintos”.

Algunos estuvieron de su parte, como la productora Allison Abbate (Pesadilla antes de Navidad, La Novia Cadáver). “Ni siquiera Tim se pasó mucho tiempo en el estudio durante La Novia Cadáver. No le hizo falta. Rodar stop-motion es parecido a ver cómo se seca la pintura”.

Dado que el director de animación, Gustafson, se muestra incluso agradecido a Anderson por “desafiar su concepto de trabajo y animarle a trabajar desde un punto de vista fresco”, el único enfrentamiento claro es el que tiene lugar entre el director y su dire de foto. “Me parece que es un poco sociópata”, declara Oliver. Creo que sufre de cierto trastorno obsesivo-compulsivo. Puede pasarse el dí­a entero dentro de una habiración con un ordenador. Un poco como el mago de Oz. Tras la cortina”. La respuesta de Anderson es tajante. “Creo que esa declaración va más allá de lo apropiado en un director de fotografí­a que va diciendo cosas a la espalda de un director cuando trabaja en su pelí­cula. Así­ que ni siquiera quiero contestarle”.

  • http://angeloydiabolo.blogspot.com/ Angelo y Diabolo

    hay gente q puede grabar los sonidos eso si se puede grabar y enviar al director a su oficina, pero no estar en el rodaje y luego criticar, para mi eso es imperdonable, pero es q tambien es verdad q este director no esta acostumbrado…. es como darle una peli de artes marciales a woody allen…

  • Ackbar

    Con un poco de suerte este inutil de la dirección se quedara per saecula saecolorum amen en el mundo de la animación.

    Una cosa, en el segundo parrafo, creo que te has colado “raí­z de una segunda hondonada de declaraciones del equipo del film”. Me imagino que querí­as decir en una segunda ANDANADA de declaraciones -Andanada de cañonazos, multiples cañonazos-.

    don´t worry, be happy.

  • HerrGrillo

    Lastima que hay problemas soy fan de la tecnica stop-motion esperemos que todo salga bien

Críticas

doctor sueno

Vine buscando cobre y encontré oro.

dolemite

Rudy Ray Moore, la segunda oportunidad de Eddie Murphy.

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

Twitter

Podcast