Críticas

MI VECINO TOTORO

Mi Vecino Totoro se estrena este viernes de forma limitada en las salas españolas en una versión especial, formato 35 mm. Es un film universalmente reconocido como la obra más significativa de Studio Ghibli –su personaje protagonista acabó convirtiéndose en la mascota del estudio– y de su director, Hayao Miyazaki. A grandes rasgos, se trata del film que descubrió a Occidente, junto con Akira, el cine de animación japonés. Su influencia cultural en Japón en prácticamente insondable, su impacto en la nueva generación de animadores occidentales, descomunal.  Y en cuanto al film en sí­ mismo, se trata de una sentida, costumbrista, nostálgica, contemplativa y pací­fica exploración de la infancia.

La historia es sobradamente conocida por los aficionados: Satsuki y Mei son dos niñas pequeñas que se mudan con su padre a una casa de campo. La idea es estar más cerca del hospital donde su madre convalece de una enfermedad. Lo que ambas descubren poco a poco es que la casa y el bosque que la rodea están habitados por espí­ritus. Entre ellos un enorme bicharraco, coprotagonista del film y eventual sí­mbolo infantil llamado Totoro. Juntos, simplemente se limitan a vivir, crecer y aprender a través de momentos aparentemente intrascendentes, pero no del todo. El film transcurre en 1958, según la sinopsis oficial, pero realmente, la pelí­cula sucede en el último momento de nuestras vidas en el que permitimos que la imaginación sea nuestro único compañero de juegos, instantes antes del primer paso a la madurez. Es un film profundamente psicológico, pero se hace a sí­ mismo accesible al infundir de alegrí­a –y la rimbombante banda sonora de Joe Hisaishi  tiene gran parte de la culpa– cada una de sus escenas.

totoro1

La pelí­cula es una exhibición técnica. Es necesario que sea así­. Antes decí­a que era una pelí­cula costumbrista, por lo que es imprescindible detallar al máximo los gestos mundanos. Sacudirse el polvo de los pies,  abrocharse los botones de la camisa, ordenar la ropa, calentar la chimenea… son pequeños actos que transmiten una sensación de cercaní­a, unidos al hecho de que pocas veces antes yo habí­a visto semejante nivel de interacción entre los personajes y el entorno que les rodea, que deja de ser un fondo pintado para la ocasión.  Sea como fuere,  según voy viendo las nuevas pelí­culas de Pixar, gran parte de sus escenas introductorias comparten ese espí­ritu. Fascinación en los pequeños detalles.  El propio Totoro tampoco anda corto en cuanto a detalles inolvidables (su aparición ante las dos niñas bajo la lluvia y su reacción al ruido de gotas que caen sobre el paraguas). Es un personaje infantil perfecto, no habla, no parece tener mucha personalidad, siempre está contento, podemos proyectar en él lo que queramos. Estamos hablando de equivalente de Bugs Bunny para una generación entera de personas. No hace falta explayarse mucho sobre lo acertado de su diseño.

Y alegrí­a, como os contaba. En Mi Vecino Totoro, la Felicidad es un motor de la trama. La casa a la que se mudan está invadida por espí­ritus (duendes del polvo, pequeñas bolitas de color negro con dos ojos). La única forma de alejarlos es expresando… bueno, felicidad. La huí­da de los duendes hacia el cielo es un plano muy hermoso (Miyazaki se desenvuelve extraordinariamente bien en las alturas) y culmina así­ uno de los muchos pequeños episodios de los que se compone el film. El primer encuentro con los espí­ritus del Bosque tiene lugar gracias a la Curiosidad (Mei entra en los árboles buscando bellotas).  Se habla muy a menudo de la inaccesibilidad de la cultura nipona pero, sinceramente, Totoro se mueve a un nivel tan básico que su atractivo es universal, y realizada con tanto aplomo con una estructura tan básica, que resulta la más inmediata de todas las obras de su realizador.

totoro2

Cabe el problema de que este tipo de cine testea la paciencia del espectador. Todas las pelí­culas de Miyazaki requieren cierto esfuerzo. Como espectador, necesito que se me alimente de conflicto, amenaza, tensión. Largos perí­odos de tiempo sin estos factores me incomodan.  Y cabe la posibilidad de que la temática del film se os haga poco atractiva. Yo lo veo como un plus añadido. No siempre satisfactorio, ojo: uno de los efectos contraproducentes de la pelí­cula, para mí­, es que precisamente “carga dramática explosiva”, pues no tiene mucha. Pero lo que le falta en intensidad lo sustituye por imágenes memorables (la primera vez que Mei se encuentra con Totoro, mientras el bicho echa una siesta, el ya mí­tico viaje en el autobús con forma de gato) y una absoluta sensación de descubrimiento.

Los que aguanten hasta el último tercio del film se verán recompensados: cuando se complica inesperadamente la situación de la madre de Mei y Satsuki, quienes evidentemente se enfrentan a una sensación de pérdida irremisible. Cada una de ellas lo encaja de una forma distinta. La presencia de Totoro junta la pelí­cula de una manera muy hermosa. Sin estridencias, sin grandes alardes. Muy sutilmente hermosa.

totoro3

En definitiva, me gustarí­a recomendar que cualquiera que no haya visto el film se pase por las salas este viernes. A los recién llegados al cine, por su significación e impacto. A los aficionados, por el placer de ver este film en pantalla grande, limpito y cuco. Para los padres, acompañados de sus chavalines, es un film que vale para examinar la reacción de los churumbeles ante un cine dedicado a ellos, al fin y al cabo, pero mucho más meditado. Estaréis en una posición única para validar si es cierto lo que se dice de Miyazaki, uno de los pocos autores del mundo que habla a los niños en su propio lenguaje.  Vale la pena intentarlo. Al final del film… bien, al final la gente se hace mayor. Totoro describe el proceso como inevitable. Alégrate de que te haya pasado.


Hayao Miyazaki | Hayao Miyazaki | Noriko Hidaka, Chika Sakamoto, Shigesato Itoi, Sumi Shimamoto, Tanie Kitabayashi, Hitoshi Takagi | Takeshi Seyama | Joe Hisaishi | Kazuo Oga | Tohru Hara | Yasuyoshi Tokuma | Studio Ghibli | Aurum |
  • Spirit9

    Con “This is It” (que por cierto me ha encantado) y el gancho de Destino Final 4 3D en Halloween me parece a mí­ que esta peli la va a ver el tato y su primo.

  • https://www.lashorasperdidas.com Rafa Martí­n

    ¿Te refieres a las preferencias de los niños de Japón, donde Mononoke (ed.-) destrozó a Titanic? ¿Donde Chihiro vendió casi 15 millones de entradas?

    http://www.screendaily.com/miyazaki-beats-own-japanese-box-office-record/406947.article

    Puede ser una sobrada. Pero no creo que vaya tan desencaminado.

    Un saludo.

  • JFSebastian

    “uno de los pocos autores del mundo que habla a los niños en su propio lenguaje”

    Esa debe de ser la razón por la que los niños prefieren las de Disney o Pixar mientras Miyazaki es un Dios entre gente de veintitantos para arriba.
    La infancia entendida desde la edad adulta, todo un mundo de mixtificaciones.

  • JFSebastian

    “uno de los pocos autores del mundo que habla a los niños en su propio lenguaje”

    Esa debe de ser la razón por la que los niños prefieren las de Disney o Pixar mientras Miyazaki es un Dios entre gente de veintitantos para arriba.
    La infancia entendida desde la edad adulta, todo un mundo de mixtificaciones.

  • grijaldo

    MMMMMMMM….Otra que me gustaria ver en cine pero que va a ser que no,me esperaré al dvd,aparte de que no es de mis favoritas de Ghibli.

    Pero los que no la hayan visto,que vayan por que merece la pena.

  • Exodo

    Segun el comentario de Rafa la pelicula merece un 9.

  • jamp

    Es el aprendisaje de lo importante son las pequeñas cosas de la vida y que otras compañias americanas se les han olvidado.

  • MrCristal

    Que suerte tienen de poder verla en el cine!! Que envidia!

  • corgan

    Miyazaki maestro, grande grande.

    “uno de los pocos autores del mundo que habla a los niños en su propio lenguaje”

    Interesante, nunca lo habia pensado, y la verdad es que tienes toda la razon Rafa.

  • frikkiman33

    Una obra maestra como una catedral. Los que no la hayan visto, que aprovechen (si se estrena en su ciudad claro esta…).

Críticas

doctor sueno

Vine buscando cobre y encontré oro.

dolemite

Rudy Ray Moore, la segunda oportunidad de Eddie Murphy.

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

Twitter

Podcast