Críticas

ESTIGMAS

El desmantelamiento de la tradicional estructura de distribución cinematográfica provoca situaciones inéditas en nuestra cartelera, como que este film, presente esta misma semana en la SEMINCI de Valladolid acabe estrenado gratis en internet ví­a streaming. No deja de resultar curioso que el anterior largometraje del realizador, Adán Aliaga, tuvieran vida fuera de los circuitos comerciales, y ahora su primera apuesta para cines acabe lanzándose en la red. Sin red. A tenor de algunas declaraciones de los productores, no se trata de un plato de gusto ni una apuesta por la cultura libre, sino el sentido –o resentido- movimiento definitivo ante la falta de interés de las distribuidoras por hacer llegar el producto al público. Situación ésta que, según se mire, puede considerarse un fracaso, o tal y como están las cosas, un éxito. Hace cinco años, si esta pelí­cula se hubiera quedado fuera de la cartelera, muchos no hubiéramos podido verla y comentarla, recomendándola o no, que es otro asunto.

Tras el fresco documental La Casa De Mi Abuela, Aliaga nos propone en esta ocasión un trabajo de ficción oscuro, basado en un cómic, pero que en sus formas, intenta mantener intacta cierta espontaneidad propia del discurso más inmediato y cercano del documental. Estigmas cuenta la historia de Bruno, un hombre alcohólico y desencantado que un dí­a ve como sus manos comienzan a sangrar sin motivo aparente. Justo el tipo de hecho incomprensible que poco importa a alguien que no busca demasiadas respuestas y que tampoco está dispuesto a complicarse la vida. En esas condiciones, y ante el rechazo de sus pocos conocidos, huye sin demasiada fortuna, encontrando a su paso personas que interpretan los estigmas en distintos registros, y que naturalmente, poco le convencen.

estigmas

Estigmas es un producto atí­pico, difí­cilmente clasificable y cuya voluntad de ejercicio al margen de principios narrativos convencionales explica igualmente el desinterés de distribuidores, como su principal defensa para haberla incluido en cartel a pesar de los pesares. Y es que sí­, le pesan demasiadas cosas al film, comenzando por sus pretensiones autorales y su trascendencia adoptada, una camisa demasiado grande para vestir con tan poca experiencia. Las manos inexpertas del realizador provocan que el film sufra altibajos, con especial énfasis en las secuencias “de ficción” donde los personajes cobran relevancia sobre los ambientes, y entonces quedan claras las carencias en el tratamiento de los personajes y los pobres diálogos. La dirección de actores se nota encorsetada y asfixiada por una evidente falta de rumbo, y por momentos, sobre todo, subrayo, en las secuencias de interacción entre personajes, actores y planificación de cámara parecen más propios de un cortometraje de mediana solvencia, que de un largometraje con un discurso maduro. El ejercicio de estilo y el tempo pausado ayudan a construir bonitos planos y ocasionalmente parece que el film puede volar solo gracias al meritorio trabajo fotográfico, los bellos cielos nubosos y a la poesí­a que transmiten las localizaciones, pero no nos engañemos, la inconsistencia de las lecturas entre lí­neas pondrán a prueba la paciencia del espectador, que notará que no hay decisión a la hora de reconducir la historia por un camino satisfactorio.

El film sin embargo me resultó estimulante y es justo mencionarlo, porque aunque sus cimientos no terminen de cuajar, no es fácil poner en pie un proyecto de este calado con cierta dignidad. La valentí­a de productores y el propio realizador al apostar por un cine y una temática poco agradecida y difí­cil de hacer llegar al público es loable (un público al que por otra parte puede no satisfacerle la discutible referencia a Sin City de la nota de prensa, sobre todo porque cada film tiene un público bien diferenciado, cuidado). Son actitudes artí­sticas como esta, y realizadores no acomodados como el que nos ocupa, los que pueden dar un dí­a la campanada cuando sincronicen sus expectativas con los recursos propios y el favor del público y distribuidores. En esta ocasión, el resultado no acompaña, pero mentirí­a si dijera que no tengo interés en ver lo próximo que hace Aliaga.

Jesús Manuel Rubio.


Adán Aliaga | Adán Aliaga, basándose en el cómic de Lorenzo Mattotti y Claudio Piersanti | Manolo Martí­nez, Marieta Orozco, Lurdes Barba, Ferran Lahoz, Morgan Blasco, Carla Gordillo, Núria Casas, Martha Carbonell, Inés Cabot, Josep Marí­a Domenech | Pere Bueyo | Aurora Sulli | Vincent Barrií¨re | Inés Tornadeira | Juanjo Giménez, Xose Zapata, Ignacio Benedeti, Miguel Molina | Juanjo Giménez, Xose Zapata, Ignacio Benedeti, Miguel Molina | Jaibo Films, IB Cinema, Nadir Films | 5 |

Críticas

doctor sueno

Vine buscando cobre y encontré oro.

dolemite

Rudy Ray Moore, la segunda oportunidad de Eddie Murphy.

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

Twitter

Podcast