Críticas

LA SAGA CREPíšSCULO: ECLIPSE

NOTA: Es una de las reseñas más raras y menos concretas que he hecho. No puedo con estas pelí­culas y si alguien quiere recoger el testigo y hacer las de las dos siguientes, aquí­ tiene un amigo.

¿Es Bella Swan un modelo de chica dependiente, incapaz de articular un pensamiento individualizado? A quién le importa. ¿Es Edward Cullen un personaje dividido entre su condición de vampiro y su amor por una humana? A quién le importa. ¿Quién COÑO es esta gente, que vive sóla en el bosque, que organiza partidos de beisbol de cinco contra cinco en mitad de un prado nublado a decenas de kilómetros de la civilización? ¿Que viven aislados del resto de personajes y que encuentran infinitos problemas para comunicarse incluso con sus seres más allegados? ¿Por qué deberí­a importarme? ¿Por qué me da la sensación de que podrí­a rodarse una pelí­cula sobre los sectarios de Waco y podrí­a inspirarme un poco más de empatí­a?.

eclip1

A estas alturas, ya no sé qué mas puedo decir. Cuando hace unos meses el runrun de las webs nos anticipaba que este film iba a ser “la entrega más orientada hacia el género de acción”  (y la elección de David Slade –recién salido de 30 Dí­as de Oscuridad– como director, corroboraba en cierto sentido ese pronóstico) nada hací­a presagiar que el momento más intenso de esta pelí­cula fuera la escena en la que se cae un árbol. Eclipse es un film que está diseñado por y para aficionados, cuantiosos en número y voluntariosos en intención de asistir año tras año al Barack Obama del género fantástico: una serie de pelí­culas que, en primer lugar, hacen lo imposible para conseguir que la audiencia no se sienta en lo más mí­nimo intimidada, en segunda instancia, terminan eliminando cualquier tipo de carga dramática imprescindible para que un espectador ajeno al tema se sienta interesado por la historia que están contando.

Crí­ticos de todo el mundo han intentado estrujarse la cabeza para hallar una diferencia, por pequeña que sea, entre este film y sus precedentes. Son mejores que yo, porque yo no encuentro ninguna. Quizás David Slade intenta dar cierta sensación de amenaza al hecho de que hay un montón de vampiros que quieren acabar con la vida de la protagonista menos protagonista de la historia del cine, Bella Swan (Kirsten Stewart de quien, habiendo visto cómo se deja la piel en The Runways, no puedo ni remotamente imaginar lo que está pasando por su cabeza). El problema es que Slade no es precisamente Michael Bay, y se hace frustrante ver como todos los elementos que hacen de Crepúsculo lo que es –gestos mortecinos, escasa voluntad de sus protagonistas para hacer…cosas, en general, cosas– conspiran en su contra para volver a reducir las pulsaciones de la audiencia.

eclip2

Sí­: hay más peleas. Algunas de ellas son narradas en forma de flashback, como un recuerdo lejano. Otras consisten en enormes bichos digitales que saltan contra personas digitales quienes a su vez, saltan más. Y cuando dos personajes se pelean, lo hacen a empujones. Dado que la mayor parte del tiempo, ni siquiera se miran a la cara cuando están hablando entre ellos, es lógico pensar que no se van a arrancar la mandí­bula de una hostia. Cuando llega el gran plano violento del film, una decapitación, todos los implicados parecen estár pidiendo perdón por ello. Esto es lo que se entiende por acción en Eclipse pero la verdad, serí­a francamente injusto criticar al film en ese sentido: es como pedir a mi abuela que asalte Fort Knox con una vara de almendro.

Ver Eclipse es como escuchar Kenny G: A Night with Metallica. Hay por debajo algo que se entiende convencionalmente como “cinematográfico” que lucha por salir a la luz, pero que termina siendo ahogada porque la forma de explicarla camufla todos los elementos que hacen del cine una experiencia entretenida, intensa, dramática… cine, en general, y en particular: un film puede ser frí­o, distanciador, pero no alienante. Siempre tienes que sentirte invitado, como espectador, a acercarte a la historia que te cuentan, sea Haneke, sea Kubrick, sea el de Campamento Flipy. Crepúsculo es excepcional en sus propios términos, porque “emocionalmente retrasada” es el término mejor se le puede aplicar, al film y a sus personajes, cuyas emociones son un altavoz metido debajo del agua. Por motivos personales, se me hace casi imposible de valorar. Necesitarí­a sentir algo para que así­ fuera.


David Slade | Melissa Rosenberg | Kristen Stewart, Robert Pattinson, Taylor Lauter, Bryce Dallas Howard, Ashley Greene | Javier Aguirresarobe | Art Jones, Nancy Richardson | Howard Shore | Paul D. Austerberry | Wyck Godfrey, Greg Mooradian | Mark Morgan, Marty Bowen | Summit Entertainment |
  • Hlout-wig

    Buenas, soy nuevo aquí­, aunque llevo tiempo leyendoos. Decir que la saga en si misma como que no me interesa. Pero seguro que lo mejor de ella son los 95 comentarios que hay aquí­. Me he reí­do de lo lindo.

  • Bluebeast

    Lo primero, Hola; y lo segundo, a mí­ personalmente la polémica con la crí­tica de Rafa no me parece, pero bueno, allá cada cual…
    Ahora al grano:

    – Que tanto la pelicula como toda la saga es mala, lo sabemos todos, se salvan como ha dicho alguien la fotografí­a de Aguirresarobe y las bandas sonoras que me parecen bastante dignas, y si no ahí­ está el trabajazo de Desplat en el caso instrumental. Pero vamos son más que olvidables, diga lo que diga el fenómeno fan ( señor, perdónalos/las porque no saben lo que hacen, pero bueno).
    – De los libros ni hablamos (oye, que si las niñas de 15 años que no leen se meten la saga entera entre pecho y espalda bueno, pero no se puede esperar que se hagan crí­ticas literarias serias de lo que no pasa de novelón rosa con pretensiones metafí­sicas, en fin).
    – De la acción … cri, cri, cri. ¿Qué acción, si cuando pasa algo son dos minutos, cuatro carreras y un árbol que se cae?
    – Vale que los lobos son bonitos, peluchitos digitales y todo eso, pero lo de los vampiros (¡¡¡usiluces diurnos del infierno!!!)… No sé si sólo me pasa a mí­ pero me recuerdan a las “furcias voladoras de Van Helsing”, no sé, tuve un flashback en el cine.
    – Los personajes son cansinos, lentos y pastelosos, vale que es una pelí­cula romántica, pero hay que ser tan coñazo. Además de tener las hormonas subiditas (episodio tienda de campaña y momento tu familia nos deja solos en tu supercasa”.
    – Para rematar: Ese pedazo de sentido del humor que aparece en las escenas de más tensión (ocurre también en el libro) y que impide que la mí­nima parte de interés que tení­as puesta en la pelí­cula crezca y te la puedas tomar en serio (para los que hayan leí­do el cuarto libro, yo no sé cómo lo van a hacer para que no nos tomemos la pelí­cula a coña… en fin).

    Pues lo dicho, mala, mala y muy olvidable. Yo al cine fui para poder hacerle chantaje emocional a mis amigas pero ellas que eran fans salieron decepcionadas. Cansina la historia, los protagonistas, los personajes ni fu ni fa, vamos que inspira menos que la vida sentimental de un melocotón…

  • Ooze3d

    Por cierto, me encantó el cameo de Shakira.

  • Ooze3d

    Pues nada, me uno a la carnicerí­a. Merecida, pero carnicerí­a al fin y al cabo.

    Para mi gusto hay un factor que no he visto reflejado hasta ahora en ninguno de los comentarios y es el hecho de que, por lo que se, los actores llevan desde la primera pelí­cula hasta los cojones de la saga. Y digo cojones para los 3 principales, porque la Stewart me parece más machorra que Edward y Jacob juntos. No se si habeis oido comentarios sobre todo de los dos principales, pero el Pattinson está deseando hacer cine independiente y rarito desde que lo contrataron para Harry Potter y no tiene forma de quitarse el sanbenito del cine fantástico. Mira que ha dicho veces que la saga crepusculo se la trae al fresco. La otra tres cuartos de lo mismo y claro, si no te gusta lo que estás haciendo y estás deseando que se acabe todo, yo creo que algo se nota en pantalla. Aparte de que ella se pase las 3 pelí­culas exactamente con la misma cara.

    Yo no me he leido los libros, pero mi novia los vivió intensamente por lo de la historia de amor imposible, los celos, los tejemanejes y tal. Y por lo que se, es cierto que son libros que se pueden llevar largos espacios de tiempo sin que pase mucho y sobre todo concentrados en los pensamientos de los protas, y ahí­ es donde creo que reside la razón principal de que las pelí­culas sean un peñazo insufrible. A los/as directores se les ha pasado la regla principal de que el cine y la literatura tienen lenguajes distintos. En un libro puedes hablar de lo difí­cil que es para el vampiro no comerse literalmente a la chati y de las pajas mentales que se haga al respecto, pero en una peli, si esa misma idea la transmites con silencios interminables, caras estreñidas y personajes que pasan de mirar a los ojos cuando hablan… pues no es precisamente lo mismo.

    Total, que a mi también me ha parecido la mejor de las 3, que no es necesariamente algo bueno.

  • sasha

    Con Doctor Diablo estoy de acuerdo en una cosa sobre Bay, el tio no sabe contar una historia. Aun recuerdo la decepcion que supuso Pearl Harbor y un poco la isla.

    Sobre la secuela de la momia, el problema era que no tenia historia que contar y que se perdia el sentido de la aventura de la anterior, era acción y mucho ruido, con alguna escena destacable eso si, pero sin gracia.

Críticas

tolkien

Repaso de los acontecimientos.

la perfeccion

La trampa solvente.

vengadores endgame

Le podcast.

us nosotros jordan peele

Peele director vs. Peele guionista.

cap2

La deshonra es una larga travesía.

Twitter

Podcast