Críticas

SALT

Una de las bases para enganchar al público con una pelí­cula es la empatí­a con el protagonista. No hablo de simpatí­a, sino de entender sus motivaciones, y por tanto, conocer su objetivo y el por qué de sus actos. Salt serí­a una estupenda pelí­cula de acción si hubiese respetado ese aspecto, que puede parecer menor, pero que no lo es en absoluto.

Kurt Wimmer, guionista de esta pelí­cula, juega al suspense con, quizás, el único elemento que deberí­a no esconder al espectador, y es precisamente ese, por qué Salt actúa como actúa. Como sabéis la pelí­cula parte de la premisa de una agente de la CIA, Evelyn Salt, a la que un espí­a desertor acusa de ser una inflitrada rusa que pretende asesinar al presidente de su paí­s, ella huye asegurando que es ví­ctima de un engaño. Ok. Pues a partir de aquí­ el engaño será de cara al público. No es que la peli no sea coherente, pero como digo, si no sabes qué pretende el protagonista, e incluso actúa al revés de como esperarí­as (en más de una ocasión) ¿cómo demonios te metes en su piel? Por mucho flashback que te presenten y por mucho que se hable de la importancia de su pareja, al espectador le pillan por sorpresa casi todos los cambios de actitud del personaje, un efecto sorpresa que obliga a ocultar datos del protagonista, y por tanto, a distanciarse del mismo.

salt-2

En definitiva, el gran problema es que la pelí­cula obliga al espectador a mantenerse distante, y eso, por mucho que luego las piezas encajen, por buena que sea la dirección de Noyce, es un error de bulto, y más en una pelí­cula de acción donde el público siempre va de la mano del héroe. No se puede mantener el punto de vista del protagonista sin la información que éste conoce. No es como en la saga Bourne, donde uno descubre datos del personaje a la vez que éste. Aquí­ la protagonista va por delante del espectador todo el rato y rara vez revela sus intenciones hasta muy avanzada la historia. Es muy difí­cil comprender y acompañar a Salt si no sabemos siquiera qué pretende, si estamos tan atónitos como sus perseguidores.

El resto de la peli, sin ser especialmente destacable, es más que digno. Escenas de acción potentes muy en la lí­nea de las pelí­culas de Jason Bourne, un ritmo que no decae, actores más que solventes y una trama, que aunque algo increí­ble a estas alturas de la vida (parece más propia de James Bond que de una de espí­as “más realista” como ésta), al menos queda bien atada.

salt-1

Si hubiesen cuidado más a su personaje protagonista, y sobre todo, al público, estarí­amos hablando de una de las mejores pelis de acción del año, por desgracia patinan en ese aspecto y la cosa se queda en un entretenimiento pasable, divertido y engañoso.


Philip Noyce | Kurt Wimmer | Angelina Jolie, Liev Schreiber, Chiwetel Ejiofor, Daniel Olbrychski, Augus Diehl, Daniel Pearce, Hunt Block, Andre Braugher, Olek Krupa, Cassidy Hinkle, Corey Stoll | Robert Elswit | Stuart Baird, John Gilroy, Steven Kemper | James Newton-Howard | Scott Chambliss | Lorenzo Di Bonaventura, Sunil Perkash | Ric Kidney, Mark Vahradian | Columbia Pictures, Relativity Media, Di Bonaventura Pictures, Wintergreen Productions | Sony Pictures | 5 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • juan_mas

    ajajajaj bravooo!!

  • http://www.myspace.com/sessionumerada biniwoo

    Cosas que he aprendido viendo Salt:

    – Cualquier espí­a ruso puede entrar en la cí­a con un cuchillo escondido en la punta del zapato
    – Un buen espí­a se tiñe el pelo de negro
    – Puedes esquivar a la poli saltando de camión en camión
    – Uno puede sacar 30 cc. de lí­quido paralizante de una araña de 5 cm. con sólo una jeringuilla
    – Un espí­a puede abrir las puerta trasera de un coche de la poli desde dentro empujando a dos agentes.
    – Un espí­a siempre encuentra ropa a mano para robar sin que nadie se de cuenta
    – Las puertas del ascensor del búnker presidencial son igual de fáciles de abrir con las manos que las puertas de un ascensor normal

  • Eweisze

    Yo me lo he pasado genial viendo esta peli. Esta si es una buena y no El Equipo A y Noche y Dí­a que eran coñazos. Muy recomendable para pasar un buen rato, y me gustó mucho la Jolie en un papel que iba a interpretar Tom Cruise.

  • juan_mas

    Jajaja si de todos modos pensamos igual, Salt es una buena mierda. Y lo de “pelí­cula de acción”. No pienso eso, tiene 3 escenas de acción, son bastante malas, no se ve nada y aburren.

  • Mr.Chance

    “Una historia de violencia” no la considero una pelicula de accion. Tiene alguna escena puntual que ademas es resuelta como hace Cronenberg en estos casos, de un corte rapido y preciso de bisturí­ alli donde mas duele (excepto en “Promesas del Este” la escena de la lucha en los baños, donde el director se explayo para disfute absoluto del personal).

    Por supuesto, “Salt” va al saco de los films de accion donde en realidad, lo que pasa no es mas importante que lo que se ve. Al servicio de Mr.Espectacularidad vale cualquier cosa y cualquier cosa vale.

    Entiendo Javier en que direccion va tu comentario, pero es que una vez mas esto ultimo lo es todo.
    Es decir, no hay que buscar en “Salt” un argumento solido, porque haya lo que haya (que tampoco hay mucho, o por lo menos con sentido) es expresamente el vehiculo que para meter disparos, saltitos y cosas rompiendose y/o explosionando.

    Lo malo es cuando ademas, te dicen con cara seria “si si, y volaba… rosa, con trompa, y volaba… te lo aseguro”.

    PD: Poner en una misma frase “Una historia de violencia” y “Salt” me ha costado mucho. Me parece un sacrilegio. Voy a rezar unos “padrenuestros” a Billy Wilder, a ver si se me pasa el disgusto.

  • https://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    A lo que me referí­a Juan es que ni el desarrollo ni el personaje (como bien comentas) dejan relucir realmente por dónde van los tiros. Al principio vas con ella y te pones de su lado en base a una situación injusta (que luego resulta no serlo), cuando cambia de papel (de buenas a primeras con un simple tinte de pelo) hasta tardas un poco en darte cuenta de que te la han metido doblada, que el personaje es justo lo contrario que decí­a ser (no a los de la CIA, sino al público).

    Una Historia de Violencia, al margen de ser un peliculón como la copa de un pino, si deja entrever (sin decir obviedades) que el personaje de Mortensen no es lo que aparenta, que ese arrebato de violencia y habilidad sin escrúpulos no es casual.

    La diferencia es que mientras Salt tiene un guión caprichoso y malo a rabiar hasta el punto de no saber, hasta el último tercio, qué coño pretende la protagonista. Una cosa es ser un espí­a y otra es no saber definir un personaje y pensar que engañando al público vas a tapar tus errores.

    Mientras, Una Historia de Violencia te muestra con actos lógicos, verosí­miles y sin diálogos obvios un personaje que oculta un pasado violento, por qué lo oculta y cómo le afecta volver a vivir en el ambiente del que huyó. Vamos, desarrollo de personajes y una trama bien construida.

    Acordaros por ejemplo de Infiltrados. También es una trama de identidades ocultas que a sú vez acaban siendo las que realmente quieren asumir sus protagonistas. Pero en ningún momento te la meten doblada, entiendes en cada ocasión por qué los personajes actúan como actúan y mantienen ese doble juego, y nunca para contar la historia se sirven de un giro chusco (tres en el caso de Salt) que te de una sensación de sorpresa sacada del culo del guionista.

  • McHartnigan

    Yo cuando saltó por el hueco del ascensor pensé que se habí­a injectado el lí­quido ese de las arañas y habí­a logrado superpoderes. Total, yo no me la tome en serio en ningún momento y por eso la disfruté. Ya solo el plan de los rusos es la cosa más absurda del mundo.

  • juan_mas

    Por cierto, sí­ que tenia a alguien en que apoyarse, su novio, un alemán que parece subnormal.

  • juan_mas

    A ver, lo de las intenciones de Salt no es. Porque en Una Historia de Violencia no se huele nada desde el principio porque los malotes llegan cuando han pasado varios minutos. Lo que pasa es que hay buenos actores y un buen director que sabe como manejarlos. En Salt solo tenemos a Jolie haciendo de Tomb Raider y los otros dos que quieren construir 4 pistas de tenis en el salón de su casa. La trama de Salt va de espias, encima metiendo el rollo ruso que está más visto que el tebeo, con el presidente de Rusia de siempre, el malo de Solo en Casa 3 vamos… Angelina no simpatiza porque la tia es fria de cojones, no tiene nadie en que apoyarse para caer bien y no tiene ningun tipo de humanidad, esta tan buena que parece que no tiene personalidad. Y si encima la trama no interesa a nadie porque esta narrada con un desinteres tremendo y facilón en plan “hagamos esto cuanto antes”. Pues normal que salga esta mierda.

  • juan_mas

    Mr. Chance, has dado en el clavo. Una cosa son pelis que están hechas con unas reglas del cachondeo y por lo menos, se ve algo de lo que ocurre, como es el caso de Wanted, que tampoco me parece tan mala ni tan buena, pero se deja ver. Es que esta es como un clon deforme de Bourne. Y encima el final anuncia como una posible secuela o algo así­. Jajaja que asco.

Críticas

doctor sueno

Vine buscando cobre y encontré oro.

dolemite

Rudy Ray Moore, la segunda oportunidad de Eddie Murphy.

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

Twitter

Podcast