Noticias Preferentes

EL QUIJOTE DE GILLIAM, PARALIZADO

Terry Gilliam se ha quedado sin dinero para comenzar a rodar The Man Who Killed Don Quixote. Otra vez. Llevamos largo tiempo hablando de este film, inicialmente protagonizado por Johnny Depp y Jean Rochefort, y ahora por Robert Duvall e Ewan McGregor.

Variety no cita exactamente las razones del cese de la financiación. Gilliam se limita a indicar que “se colapsó hace mes y medio”, según hizo saber desde el Festival de Cine de Deauville. “No deberí­a estar aquí­. El plan era rodar ahora el film”.

Entre lí­neas, Gilliam se declara mitad esperanzado –“Esta pelí­cula me hace ir tirando”–, mitad hasta los cojones, en particular tras ver su film Brazil, con el que se le homenajeó en el mencionado festival –“Veo mi nombre en los créditos y pienso que ese hombre tení­a más energí­a que yo”–

gil1

Y ese hombre, me permito añadir, era excéntrico, justamente calificable como visionario, incisivo, estéticamente portentoso y con cierta voluntad de realizar un limitado número de concesiones a una audiencia; no el chiflado maní­aco que ahora rueda unas pelí­culas que es necesario ver acompañados de un exorcista. Es un cineasta que siempre ha tenido graví­simos problemas para encontrar un equilibrio entre sus megalómanos instintos artí­sticos y sus ambiciones comerciales (que no han sido pocas: Los Héroes del Tiempo, Munchausen y Los Hermanos Grimm… quien diga que Gilliam es un autor desde, por y para la minorí­a, miente como un bellaco. ¿Es personal? Sí­. ¿Restrictivo? Ni de coña). Las tres veces que lo ha conseguido, no sin enconados enfrentamientos con el estudio –Brazil (un éxito en Europa), El Rey Pescador, Doce Monos– le ha salido de maravilla. Y durante su etapa de bonanza, director al que incluso le ha funcionado su vertiente más maní­aca, con productos más minoritarios como Miedo y Asco en las Vegas –Tideland me gusta más, pero eso es otro cantar–.

Pero si alguien cree que semejantes credenciales son suficientes para seguir rodando pelí­culas con seguridad, que se lave la cara y se mire largo tiempo al espejo. A la carrera de Gilliam “sólo” le ha hecho falta para irse al garete un blockbuster horrendamente concebido a todos los niveles –Los Grimm–, un proyecto como Parnassus en el que fallecen su actor principal y su productor –y encima a Gilliam se le rompe una vértebra–, y entre medias, un rodaje como el de Tideland, cuyo making of nos muestra a una productora (Gabriella Martinelli) absolutamente aterrorizada con la idea de dar un centavo más al director.

Simplemente, hay directores que parecen tener crédito ilimitado. Gilliam no es uno de ellos. En su carrera confluyen inmensas dosis de mala suerte, una personalidad como cineasta enormemente complicada, cada vez más encerrada en sus obsesiones, que por lo menos requerí­a de un férreo apoyo por parte de la crí­tica –que desde hace mucho percibe sus pelí­culas desde el escepticismo– y, en última instancia, una ausencia de riesgo económico fruto de los tiempos que padecemos. Yo por mi parte sólo puedo esperar que este director, una voz verdaderamente única, dé lo antes posible un paso adelante y salte la fina lí­nea que separa a los “mavericks” de los mártires. Sólo puedo decir eso. Y perdonad por la chapa, pero yo también estoy un poco harto.

  • V

    Esperemos que esto no vaya camino a “Lost in La Mancha 2″…

  • Stobbart

    Creo que hemos llegado a un punto en que la noticia deberí­a ser que se consiguiese terminar la pelí­cula. Pobre hombre, con las ganas que le pone… Y por cierto, a mi me gustó “Tideland”. ¿Donde debo ir para que me me crucifiquen cual Brian por ser un tí­o tan raro?

  • naxete_69

    Recuerda que hasta que no me mandes foto no puedo proponerte nada. Y perdona si habí­a captado mal la pregunta.

  • pasatiempo

    jajaj bueno naxete dejemos los reproches que todavia no somos un matrimonio…
    era solo una pregunta sin animo de ofender, has sido tu el que te has puesto berraco…

  • naxete_69

    Si pero son tan pocas que ni me acuerdo, me las podrí­as recordar igual que me recuerdas las veces que no coincido contigo como hiciste arriba cuando asegurabas que sólo me gusta el cine que no se sale de lo clásico.

Críticas

booksmart super empollonas

El último tren adolescente.

Serenity_2019-12

Ecos de ti.

port

Ama como quieras.

tolkien

Repaso de los acontecimientos.

la perfeccion

La trampa solvente.

Twitter

Podcast