Noticias

ISAKI LACUESTA, SOBRE LA RECEPCIÓN DE ‘LOS PASOS DOBLES’

He estado tuiteando unos cuantos extractos y quiero dar a conocer aquí la reflexión que ha realizado el cineasta Isaki Lacuesta sobre su último film, Los Pasos Dobles. Me gustaría adelantar que voy a copypastear parte de su post en su blog La Crítica Espectacular –que parece, PARECE, haber abierto con este único propósito–. E insisto que no son nada más que eso, extractos. En su totalidad, se trata de una lectura que me parece bastante recomendable, la verdad.

]via el editor y crítico de cine de Clarín Espectáculos, Diego Lerer (@dlerer)]

Buena parte del post está centrado en la figura del crítico Carlos Boyero, uno de los más acérrimos detractores del film presentado en la pasada edición del Festival de San Sebastián.

“Repudio el estilo de Boyero, autoerigido en caricatura de la pereza, de cómo no informar a los lectores”.

También dedica una crítica al responsable de la sección de Cultura de El País, Borja Hermoso. Esta última es un poco más personal, cuando Hermoso teorizó, en un tuiter, sobre cómo Lacuesta sospecha que hubo una campaña orquestada por Boyero para impedir el triunfo de su película en el festival.

“No todos los días el director de cultura del diario más vendido de España me ordena callar la boca o convertirme en delator”, indica Lacuesta. “Ahora se me ocurre malpensar que, tal vez, lo que el director de cultura de El País pretendía era amenazarme: eso, acaso, hubiera sido eficaz si la prensa tuviera aún el mismo poder que ostentaba hace dos décadas”.

Lacuesta tacha el tuit de Hermoso de “pura retorica” y procede a aportar una versión adicional:

“Testigos presenciales me cuentan que, en realidad, Carlos Boyero no presionó a ningún miembro del jurado de San Sebastián (por lo que deduzco que mis fuentes del jurado exageraron la nota para demostrarme hasta qué punto les gustaba “Los pasos dobles”). Lo que me explican los testigos es que, en realidad, Carlos Boyero abordó con nocturnidad a un miembro del jurado y, alentado por los míticos gin-tonics del bar, se dedicó, no a presionar, sino a proclamar vehementemente sus opiniones sobre algunas de las películas a concurso, entre ellas la mía.”

“En cuanto a cuáles eran mis fuentes y lo que sucedió en Donosti, Borja Hermoso lo sabe perfectamente desde el primer día. Entiendo, por lo tanto, que su tuit era pura retórica”.

Conforme se acerca el final del post, Lacuesta reflexiona sobre la percepción actual del cine español a través de la coletilla “(tan buena, que) no parece española”.  Sobre esto, Lacuesta escribe:

“Coletilla que, durante décadas, ha servido para referirse a películas de Juan Carlos Fresnadillo, Enrique Urbizu, Alex de la Iglesia, Daniel Calparsoro, Isabel Coixet, Oscar Aibar, Alejandro Amenábar, Javier Rebollo, Chapero Jackson, José Luis Guerín, Marc Recha, Mariano Barroso, Javier Fesser, Gonzalo Suárez, Juanma Bajo Ulloa, Nacho Vigalondo, Jame Balagueró, Paco Plaza… y otros tantos que ahora me olvido. El cine español: todo aquel que parece extranjero. Viceversa: este periodista (este espectador) no parece español”.

En última instancia, el realizador gerundense lamenta el estado actual de la crítica cinematográfica, que hace extensible al periodismo cultural.

“¿Cuáles son los horizontes que nos abre el periodismo cultural español a diario? De hecho, podemos medir su extensión geográfica, su verdadero alcance, con absoluta precisión: bastaría calcular qué porcentaje de su tiempo dedican los informativos televisivos a la música, el arte contemporáneo y la literatura, y comprobar cómo, simplemente, sirven de música y telón de fondo a los créditos con que terminan las noticias.  Veremos así cómo la información cultural patria raras veces ha servido para abrir los horizontes sino, literalmente, para cerrarlos”, apunta.

  • http://www.tombstonexpres.blogspot.com Raskolnikov

    “Tío, eres un crak, en serio. Te parecen juicios ligeros los que hace un crítico que ve media película. Pero tienes las narices (ya que tú conmigo utilizas imágenes testiculares permíteme que yo contigo las use nasales) de juzgar mi experiencia vital por dos párrafos… interesante, sin duda. Pelín contradictorio, pero interesante.”

    No está mal, aunque se te ha olvidado percatarte que la diferencia es que a Boyero le pagan por esos “juicios ligeros” y a mí no. Aunque la verdad es que sería la hostia que me pagaran por ellos, troll freelance for hire. Lástima que nunca vaya a pasar.

    “Yo creo que el mejor trabajador es el más productivo. La productividad depende de dos variables: tiempo y valor generado. También creo que los estudiantes de sobresaliente no son los que se estudian todo el libro, sino los que ganan tiempo esquematizando y resumiendo. De hecho, los que se estudiaban todo el libro (chapaban) podían sacar buenas notas, pero jamás ser los más inteligentes ni, desde luego, productivos.”

    Ya, pero es que hace dos comentarios estabas diciendo textualmente que no es mejor trabajador el que más tiempo le dedica al trabajo. De minimizarlo como factor definitivo a reconocerlo como influencia primordial hay un trecho enorme y lo has recorrido en una sola intervención. Y ya que estamos, yo era estudiante de sobresaliente, y creeme cuando te digo que no lo conseguía estudiándome la mitad del temario.

    “Pero me temo que este párrafo nada tiene ya que ver con Boyero. Tiene que ver con que tenemos visiones muy distintas de la vida en general. Y con que te gusta más que a un tonto una tiza el rebatir lo que escribo. No te miento si te digo que a mi también me divierte discutir. Pero ten más humor, hombre, no hagas juicios personales, que uno siempre se equivoca… ”

    Bueno, qué quieres que le haga si nunca estoy de acuerdo contigo y tengo corazón de troll… 😛

    “ya que sacas un ejemplo de arquitectos, tan solo hacer otro apunte. Yo sí que creo que gran parte del éxito comercial de una película depende del director, no siempre, desde luego, pero sí en gran parte. Y más en este caso, porque de lo que muchos acusan a la película es de ininteligible, y eso es responsabilidad del director. Es como si me dices que la responsabilidad de un arquitecto es que la casa no se caiga. Si esa casa es robusta, pero inhabitable, la culpa será de él, no del promotor que no sabe venderla. Pero no me hagas mucho caso, de arquitectura sé menos incluso que de cine. Por no hablar de mi completo desconocimiento acerca de lo que es un trabajo bien hecho…”

    Si miras las cifras (y muchos lo han hecho antes que nosotros), el único factor realmente decisivo que influye a la taquilla es la cantidad de dinero que se invierte en publicitar el filme en cuestión. La calidad intrínseca de la película influye… en cierta medida. Si la película es extraordinariamente buena o extraordinariamente mal (si se puede aplicar alguna clase de etiqueta objetiva a algo tan voluble como la calificación de los valores artísticos de una película) puede influir y la mayoría de las veces lo hace, pero cuando nos movemos en un terreno menos extraordinario, podemos encontrar ejemplos a patadas de películas horrendas que resultaron éxitos de taquilla y películas excelentes con resultados mediocres. El director, realmente, afectar afecta a la taquilla solo cuando es un genio o un patán. O cuando es lo suficiente famoso como para que su nombre pese en la cantidad de persona que va a atraer al cine. Porque, efectivamente, la responsabilidad del arquitecto es diseñar una casa que no se caiga. Y hay los suficientes pasos intermedios entre los planos de una casa y su finalización como para el ejemplo sea impráctico. 😛 Otra cosa es que la casa se diseñe en base a un concepto gilipollesco (http://en.wikipedia.org/wiki/Brutalism)

  • Presidente Burlett

    @ raskolnikov:

    “El primer párrafo demuestra que no has conocido a nadie que sea realmente bueno en su trabajo; el segundo, que no sabes nada de la industria del cine.”

    Tío, eres un crak, en serio. Te parecen juicios ligeros los que hace un crítico que ve media película. Pero tienes las narices (ya que tú conmigo utilizas imágenes testiculares permíteme que yo contigo las use nasales) de juzgar mi experiencia vital por dos párrafos… interesante, sin duda. Pelín contradictorio, pero interesante.

    Yo creo que el mejor trabajador es el más productivo. La productividad depende de dos variables: tiempo y valor generado. También creo que los estudiantes de sobresaliente no son los que se estudian todo el libro, sino los que ganan tiempo esquematizando y resumiendo. De hecho, los que se estudiaban todo el libro (chapaban) podían sacar buenas notas, pero jamás ser los más inteligentes ni, desde luego, productivos.

    Pero me temo que este párrafo nada tiene ya que ver con Boyero. Tiene que ver con que tenemos visiones muy distintas de la vida en general. Y con que te gusta más que a un tonto una tiza el rebatir lo que escribo. No te miento si te digo que a mi también me divierte discutir. Pero ten más humor, hombre, no hagas juicios personales, que uno siempre se equivoca… 😉

    Y ya que sacas un ejemplo de arquitectos, tan solo hacer otro apunte. Yo sí que creo que gran parte del éxito comercial de una película depende del director, no siempre, desde luego, pero sí en gran parte. Y más en este caso, porque de lo que muchos acusan a la película es de ininteligible, y eso es responsabilidad del director. Es como si me dices que la responsabilidad de un arquitecto es que la casa no se caiga. Si esa casa es robusta, pero inhabitable, la culpa será de él, no del promotor que no sabe venderla. Pero no me hagas mucho caso, de arquitectura sé menos incluso que de cine. Por no hablar de mi completo desconocimiento acerca de lo que es un trabajo bien hecho…

    @Silvia: Has hecho lo que teníamos que hacer cualquiera de nosotros desde el principio: irte derechita a la fuente. El resto de lo que escribes es tan bueno que zanja lo que quedara de discusión, completamente de acuerdo.

    @naxete: Nunca me he ido. Lo que pasa es que normalmente tengo poco tiempo, y cuando llego a las discusiones ya está dicho todo lo que tengo que decir, y los que me conoceis sabeis que siempre me meto para disentir, no para reafirmar.

    Así que solo me meto cuando tengo algo que aportar más allá de lo ya escrito. Posiciones suicidas mayoritariamente.
    Pero os leo, y aprendo y me divierto mucho haciéndolo. Un abrazo enorme, tío, y gracias por los piropos.

  • Silvia Broone

    A mí me parece todo injustísimo con Carlos Boyero.
    El pobre hombre fue a ver ilusionado el documental de Lacuesta, sin prejuicios, como un alma cándida. Parafraseo sus palabras:

    “Creo que hoy exhiben en una sección paralela un documental de Isaki Lacuesta sobre Miquel Barceló. Y me apetece mucho verlo, aunque no esté incluido entre mis obligaciones profesionales, en las cuales te planteas qué diablos haces siguiendo las frecuentemente lamentables secciones oficiales cuando el cine y la vida están en otra parte. ”

    ¿Qué pasó?, bueno, pues a pesar de las acusaciones de “falta de profesionalidad” que se vierten sobre él, yo creo que la vio entera, con esfuerzo, eso sí.
    Y atendiendo a sus obligaciones, escribió sobre ella:

    “Reclamo mi derecho a considerar que Los pasos dobles no solo es ininteligible, sino también vanamente pretenciosa, mortalmente aburrida, un fracaso narrativo en su intento de mezclar las leyendas y el realismo, un puzle caprichoso, un relato muerto sobre la odisea de un aventurero y artista que creó una especie de Capilla Sixtina en un búnker militar del desierto y lo hundió en la arena para que nadie pudiera destruir su creación, un retrato costumbrista de rituales y ceremonias de Mali que solo provoca indiferencia o tedio, una pseudopelícula en la que solo abandono la somnolencia en las breves secuencias que captan a Barceló pintando.”

    Y ahora va Lacuesta, y como el más pringado de los acusicas, le acusa de salirse de las películas a la mitad.

    Boyero ha puesto por las nubes las últimas películas de Polanski, Cronemberg, Steve McQueen, Soderbergh, Urbizu, Balagueró, Von Trier, o Alfredson.

    El problema de Lacuesta quizá no es que Boyero se salga a la mitad de las pelis, o que sea un crítico talibán a la par que rancio y vago, incapaz de entender algo experimental y diferente.

    El problema de Lacuesta quizá sea que simplemente, su película es mala.

  • naxete_69

    Antes de nada decir que me parece un lujazo poder disfrutar una vez más de la coherencia de Presidente Burlett en sus comentarios.
    (Modo Pelota OFF)
    Yo creo que el resumen de todo esto es bastante sencillo: hay gente que se siente ofendida por este crítico porque básicamente no tiene predefinida la idea de que es un crítico que opina siempre de manera SUBJETIVA. El tema es que es tan popular que la mayoría se piensa que en un país de borregos como este, los resultados en taquilla de una película (que es lo que cuenta al fin y al cabo, la puta pasta por mucho que no quieran reconocerlo los artistas) van a ser determinantes según la crítica positiva o negativa de este señor. Pos fale. Yo creo que ya somos mayorcitos para dejarnos influenciar por lo que diga uno u otro señor. ¿Sería mejor que El País contratara a un crítico a sueldo (que los hay) para poner siempre en la gloria todo el cine español y así que la gente fuera siempre a ver nuestras películas? Ya saben lo que tienen que hacer. Yo personalmente disfruto un montón cuando se pone en plan bizarro y cabrón, tanto como cuando se pone tierno con algunas de Almodóvar (aunque el manchego esto nunca lo ha mencionado) como cuando habla de sus pasadas enfarlopado con Dennis Hopper al igual que me cabrea cuando critica películas que me parecen cojonudas y a él mierdas.

  • Walter

    Voy a intentar expresar mi opinión de la forma más escueta e imparcial posible: Boyero y Lacuesta son dos gilipollas egocéntricos.

    Yastá.

  • Presidente Burlett

    @fare

    Bueno, claro, en ese caso no estamos en demasiado desacuerdo.

    No se puede considerar a Boyero como a un crítico de cine, o, al menos, no como un crítico al uso.

    Puede gustar más o menos (sin ir más lejos a mi en ocasiones me desquicia), pero para mi tiene tres virtudes. Es claro (se le entiende), es sincero (y bastante independiente) y es previsible (sabes qué caracterísiticas tendrá una película que le gusta y qué características una que no). No soy irónico si digo que esas tres virtudes son tan extrañas como apreciables en un tipo que cobra por dar su opinión.

    @Bracero

    Seguro que tienes razón, pero puedo asegurarte que las críticas de gente como Tomás Fernández Valenti (director de Dirigido por..) u Oti Rodríguez Marchante (crítico de ABC) fueron también demoledoras. Y que en la rueda de prensa tras el pase de prensa de San Sebastián el director cargó contra la crítica tras percibir cuales fueron las reacciones.

    Otra cosa: a mi también tardan en aparecerme colgados los comentarios.

Críticas

Serenity_2019-12

Ecos de ti.

port

Ama como quieras.

tolkien

Repaso de los acontecimientos.

la perfeccion

La trampa solvente.

vengadores endgame

Le podcast.

Twitter

Podcast