Críticas

SOMBRAS TENEBROSAS

Sí hamijos y hamijas: Sombras Tenebrosas es el film perfecto para otro capítulo más de Rafita Conspiranoias, en el que vuestro héroe comenta la primera película verdaderamente “filfa” de Tim Burton. Lo digo de otra forma. Al raso, me resulta imposible explicar cómo ha podido cascarse esta sonambulez, este film plantilla de “todas las pelis de Tim Burton” sin tener en cuenta los precedentes o, en concreto, el precedente: Alicia en El País de las Maravillas, la película que le acercó al abismo. Y cómo a pesar de las decenas, centenares, miríadas de pegas que tiene esta película –primera, fundamental e insalvable, un guión estructuralmente horrendo cortesía de Seth Grahame-Smith–, tengo algún motivo para soñar. No demasiados pero alguno hay: Tim Burton, con esta película, ha vuelto a ser un director de cine como Dios manda. Mejor o peor, pero director. Gracias.

Sombras Tenebrosas es más que terreno conocido para Burton: es el terreno de Burton. Es una historia romántica de corte fantástico situada en tiempos pasados protagonizada por su actor fetiche / amor incontestado, Johnny Depp. Depp es Barnabas Collins, un joven emprendedor del siglo XVIII condenado al vampirismo por una bruja arpía, inmortal celosa y mamona cuyos afectos no reciben reciprocidad por parte de nuestro protagonista. Collins despierta dos siglos después, en la década de 1970, solo para descubrir que su herencia familiar está en manos de una familia de chiflados y la piruja domina ahora la ciudad que una vez fue suya.

Partiendo de esta premisa, la película toca dos decenas de palos. Ninguno con particular interés. Se puede encuadrar en el género de comedia pero resultaría un pelín inexacto (no son los gags los que guían la trama). No es, desde luego, ni una de acción, ni una de terror. Amparada en una descripción de la época, Sombras Tenebrosas sigue una estructura de capítulo de serial, como lo era su ilustre precedente televisivo. Es una especie de dramedia, un Apatow raro y difuso con extraordinaria carga de escenas puramente dialogadas donde los actores y la planificación del director son protagonistas. Aquí podemos empezar a ver lo que está intentando hacer Burton: regresar a las bases.

Tim Burton es más que una imagen. No es solo una mente preclara, chico ostra, gótico icono popi lo que sea. Es un director de cine. Un SEÑOR director de cine, capaz de mantener el interés del espectador basándose en este tipo de escenas (su gran obra maestra, Ed Wood, es exactamente eso: gente hablando y amor sin par por el cine). Así que a título personal, servidor solo puede concebir Sombras Tenebrosas como una reacción al mastodonte del Infierno de los Efectos Digitales de 200 millones de dólares que estrenó hace un par de años. Burton decide volver a los actores, a la composición de escenas habladas entre más de dos personajes, a cierta simplicidad. Quiere recuperar algo de pureza, asustado quizás por el temor a haberse convertido en una parodia inflada de sí mismo –se dice que Burton se repite más que el ajo; yo siempre he visto a un realizador enormemente personal que ha abordado distintos temas desde su óptica. No es exactamente lo mismo–.

En este sentido, los mejores momentos de Sombras Tenebrosas llegan en el momento en el que los personajes y los actores que les dan vida cobran importancia suma. Sucede mucho a principio del film. En términos generales, ni un solo integrante del reparto está mal. Los peores, simplemente están desaprovechados. Depp, el término medio, se limita a tomarse el film como unas vacaciones con su mejor amigo (no daña el film) y abordando sin complejos las ambigüedades de su personaje, que no puede esconder un lado cruel y malévolo. Bella Heathcote (de sorprendente parecido con Heather Graham) se desenvuelve bien como dulce interés amoroso, pero su personaje está muy mal perfilado. No obstante, Eva Green y Pfeiffer están absolutamente espléndidas, la primera explotando todas las virtudes que Dios le ha dado (dos) y refocilándose completamente en el papel de pérfida villana. Green recoge en cierto modo el testigo de Pfeiffer, que desde enfoca desde la veteranía su papel de matriarca del absurdo clan Collins y se limita a dominar escenas enarcando la ceja. Es una peli en la que ocasionalmente aparecen brillantes diálogos, amenas situaciones (nunca especialmente estimulantes, pero interesantes anyway), y secuencias habladas muy bien construidas. Sencillas, ágiles, y siempre respaldadas en una espléndida banda sonora con los grandes éxitos de la época (el maravilloso y melancólico inicio con los Moody Blues), con un diseño de producción a la altura de lo que corresponde a este señor.

Pero esta reseña no ha sido concebida como una apología del film, que avisa media hora antes de terminar que se va a ir a la mierda a la velocidad del sonido y termina cumpliendo su promesa en uno de los clímax más absurdos que se han visto en la filmografía de su director. Con final a la altura, quizás habría sido capaz de olvidar los peligrosos síntomas que se perciben durante muchos momentos del film y el más importante es que dinámica familiar no termina de enganchar. Un lector me invitaba a compararla con La Familia Addams y la verdad es que aquí no se ve ni una milésima parte de la energía que desprendía el film de Sonnenfeld. Burton está eficaz, pero mortecino, e incapaz de dominar los numerosos frentes de una trama con al menos siete personajes de interés, cada uno de los cuales tiene su propia historia: los más importantes no terminan de explotar, lastrados por secundarios que Burton se ve obligado a eliminar abruptamente (y acostumbráos a la palabra “abrupto”, porque ella y Sombras Tenebrosas son una sola: ojo a los momentos finales del film) para ganar agilidad. El resultado del libreto de Grahame-Smith, quien por cierto lleva aburriéndome durante 200 páginas con su Lincoln cazavampiros, carece de cohesión, de sensación de cierre, maldita sea, se lo ha sacado directamente del culo (lo que sucede con Chloe Moretz es de juzgado de guardia) y disminuye increíblemente el impacto de las intenciones de su director, que jamás llega a sorprender ni mucho menos emocionar. Jamás termina de elevarse por encima de estos problemas para ir a saco. Jamás encuentra el momento.

Burton, en definitiva, tiene miedo.

Creo. Son síntomas de un realizador inseguro. El Burton de Mars Attacks, en estado de gracia, habría reventado a esta película por todos lados. Con un guión tan excepcional como el de Sleepy Hollow, no le habría hecho falta ni eso. Aquí tenemos a un director que ha decicido volver urgentemente a lo que mejor sabe hacer, ignorando con valor peligros inherentes: falta de evolución, “Burton se ha quedao”, etc… Frente a estos obstáculos, la mejor medicina es poner el cuerpo y el alma en el film, pero Burton se queda en un mero amago. Parece que la ha hecho para ratificar que sigue siendo capaz de dirigir actores –esencial, son ellos quienes transmiten su visión del mundo, tanto como el mundo que les rodea–. El problema es que quizás el único beneficiado de todo este embrollo ha sido él. A mí me ha tocado tragar con muchos, quizás demasiados fundamentos “de director”, y demasiado poco encanto.


Tim Burton | Seth Grahame-Smith, basado en la serie de TV original de la ABC, creada por Dan Curtis | Johnny Depp, Michelle Pfeiffer, Eva Green, Bella Heathcote, Chloe Moretz, Jonny Lee Miller, Jackie Earle Haley, Gulliver McGrath | Bruno Delbonnel | Danny Elfman | Chris Lebenzon | David Kennedy, Graham King, Richard D. Zanuck, Johnny Depp | Chris Lebenzon, Tim Headington | Infinitum Nihil, Gk Films | Warner Bros. | Rick Heinrichs |
  • cabreada

    pero johnny estaba buenisimo como sweeney y extremadamente atractivo con un toqe de belleza.

  • cabreada

    absolutamente cierto y de acuerdo.

  • cabreada

    tampoco estaba tan mal, tienes derecho a mostrar tu opinion. a mi me gusto y tenia su gracia oscura. cm cuando se comia a los obreros y a los adolescentes jipis…jaja.

  • cabreada

    el no caga nada, mas bn mejora este patettico mundo, perdon, su patetica poblacion humana, a excepcion de johnny depp y tim.

  • cabreada

    eres una de la “personas” mas incultas q e conocido, de q vas!!!!!!!!!!!!!!hasta el infinito, pillas.

  • cabreada

    laberinto del fauno. so burro. ufffffffffffffffff

Críticas

la perfeccion

La trampa solvente.

vengadores endgame

Le podcast.

us nosotros jordan peele

Peele director vs. Peele guionista.

cap2

La deshonra es una larga travesía.

destroyer

La culpa como gasolina.

Twitter

Podcast