Críticas

La Mejor Oferta

Siempre se ha achacado a Giuseppe Tornatore ser un moñas, especialmente por Cinema Paradiso, pero es alguien que a lo largo de su filmografía ha conseguido unir muy bien cierta blandenguería entrañable con momentos de amargura brutal, porque para él, detrás del amor, llega el desamor. Pasaba en la misma Cinema Paradiso, en El Hombre de las Estrellas, en La Leyenda del Pianista del Oceano o en Malena. Siempre hay un proceso de cambio desde la inocencia hasta la cruda realidad. Un proceso amargo y triste, pero bello y, sobre todo, pleno. Y cuando digo proceso, lo digo con doble intención, porque otro sello característico de Tornatore es esa genial capacidad para describir procesos de trabajo. En casi todas sus películas ha sido clave el trabajo de sus protagonistas y cómo lo abordan. Una minuciosa atención a los detalles que hacen de la rutina un mundo casi mágico. Por eso es curioso que toda esa meticulosidad en el proceso de trabajo contraste con la apartente pero falsa meticulosidad en la que se basa la trama de su última película.

© Filmax

© Filmax

La Mejor Oferta cuenta la historia de un subastero experto en arte y antigüedades de talla mundial. Un tipo huraño, impertinente y soberbio que sólo se conmueve ante obras de arte y, sobre todo, ante retratos de mujeres cuyo valor real sólo él reconoce y que colecciona de forma obsesiva. En vez de amar a una mujer, ama el concepto idealizado de la misma a través del arte. Vamos, un pedante con una vida más vacía que el bolsillo de un becario. Por eso, cuando una misteriosa mujer que sufre una extrema agorafobia le contacta para subastar los objetos heredados de sus padres, ésta se convierte poco a poco en su nuevo objeto de deseo. Igual que en sus retratos, el misterio acrecienta el interés, que pronto deriva en obsesión. Una relación que va creciendo poco a poco porque ambos son personas emocionalmente maltrechas y, por otro lado, con una sensibilidad sin igual.

Sin embargo algo turbio flota tras todo esto. Tornatore va sembrando el metraje de pistas para desembocar en un final que no dista mucho del de sus otras películas, pero que aquí obliga a no querer buscarle tres pies al gato, porque si bien las piezas que establece encajan, el puzzle al que pertenecen forma una imagen muy poco probable.


La mejor manera de acercarse a la película es como un potente viaje emocional, y no como un thriller puro, porque es en ese terreno del género donde la película aparenta mucho pero se desinfla rápido.


Aquí llegamos a ese siempre problemático punto de muchos thrillers cuya capacidad de impacto en el espectador se basa en un giro inesperado de la trama. Hay películas que, como no se toman demasiado en serio, aguantan giros más o menos increíbles, pero ésta no es una de ellas. Tornatore es un tipo que se decanta, como decía, por el detalle en los procesos, por mostrarse sensible a las emociones, por enfrentar a sus personajes a la pérdida de la inocencia, y temas de ese calado, mostrados en un tono elegante, a ratos serio y a ratos entrañable, pero siempre con el rigor de fondo, no casan con tramas que pese a lo preparadas que aparentan ser, se sustentan ante todo en el azar y la suspensión de incredulidad del espectador.

© Filmax

© Filmax

A nivel de trama es quizás la película de Tornatore que, pareciendo más infalible, resulta más tramposa, sobre todo por tratarse de un thriller, un género donde el cómo es tan importante como el por qué. Sin embargo a nivel emocional creo que es una de sus películas más equilibradas y con un Geoffrey Rush genial que da empaque al profundo cambio que atraviesa el personaje, que, también es cierto, es la parte más interesante, importante y lograda de la película.

Quizás meta algún SPOILER, pero lo interesante del viaje, como digo, es lo que implica para el personaje de Rush, es un tipo que cuando más humano se muestra, recibe una bofetada multiplicada de su propia medicina, es decir, el desdén y el engaño con aquello que más quiere. Es un tipo que sólo entiende la amistad desde la superioridad intelectual y cierta servidumbre de sus más allegados que, obviamente, nunca llegan a ser verdaderos amigos. El amor que llega a sentir es el único sentimiento realmente puro que tiene el protagonista, un sentimiento que será su plenitud y su talón de aquiles. Tornatore vuelve así a otra de sus constantes, la debilidad que supone para alguien talentoso mostrar sus sentimientos. El amor es, a la vez, la fuente de la mayor alegría y seguramente la llave a la perdición hasta el punto de mutilar para siempre a alguien con un don especial.

Así que quizás, a la hora de acercaros al cine y ante la perspectiva de que repensar la trama os chafe la lógica argumental, sea conveniente verla simplemente como un viaje emocional bajo la máscara del cine de género. Es la forma más grata de disfrutarla y la que mejor responde a las pretensiones del director y a la verdad de su protagonista.


Giuseppe Tornatore | Giuseppe Tornatore | Geoffrey Rush, Jim Sturgess, Sylvia Hoeks, Donald Sutherland, Dermot Crowley, Liya Kebede, Philip Jackson, Kiruna Stamell, Lynn Swanson, Miles Richardson | Isabella Cocuzza, Arturo Paglia | Enzo Sisti | Ennio Morricone | Fabio Zamarion | Massimo Quaglia | Maurizio Sabatini | Paco Cinematografica, Warner Bros. | Filmax |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Angie Suárez Fernández

    Un poco lenta, PERO que grandioso actor…merece el OSCAR por esta película.

  • Adexe Armas Suarez

    buaaa! me voy a poner a discutir contigo porque la pelicula me flipó, jejeje. Ya se que esto no es un foro pero no puedo evitarlo XD.

    SPOILERS: Realmente, apenas hay nada al azar, y eso es lo que hace del engaño sobre el prota, una puta obra de arte. Ten en cuenta que el personaje de Sutherland se monta la mega falcificación para joder a su amigo. El autómata no es al azar, las piezas las coloca el mayordomo cojo, que también coloca el chip en el coche para seguir los movimientos del tipo. Todos los cambios en la personalidad de Oldman son influenciados por Rober, su supuesto coleguita. Los problemas de contacto con Claire lo empujan a pillarse un movil. Hasta cuando se le cae ese movil, escondido detras de la estatua, es porque Claire le enseña todo el chuminaco (amos, que si no hace ruido de una forma, lo hace de otra). Hacer un segundo visionado de la peli es un calvario porque sufres desde el principio, no al final XD.

    En fin, a mi me encantó, se la recomiendo a todo el mundo… y un añadido, ese final: hay gente que dice que Oldman termina loco, yo creo que no. Termina en el café. El problema es saber si el no sentirse solo da esperanza o forma parte del entramado de engaños que busca putear al prota. FIN DEL SPOILER.

    Perdón por la parrafada 😛

  • danielsatueotin

    La película está muy bien rodada y muy bien interpretada, sobretodo por Geoffrey Rush. La película me estaba gustando bastante hasta que llega el giro de guión que convierte la trama en algo inverosímil. Aunque por lo menos no llega al nivel de broma de mal gusto de, por ejemplo, Efectos secundarios y sigue siendo una película bastante decente.

    PD: Total desacuerdo con lo de que Cinema Paradiso es una película moñas. Es una de las mejores películas de los 80 y tiene uno de los mejores finales que recuerdo.

  • https://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    Está claro, pero no deja de ser un plan excesivamente retorcido y sujeto a más casualidades de las aparentes como para que resulte del todo verosímil en el universo de la película.

    Con todo es la única pega que quizás le pondría a la película, que por lo demás me parece más que decente.

  • Adexe Armas Suarez

    Javier, no creo que (cuidado con el SPOILER) fuera exclusivamente para robarle los cuadros… todo lo orquesta su “amigo”, que es vilipendiado por el personaje de Rush. Recuerda que le dice que no tiene talento. Cuando Sutherland se despide le pide que aprecie su capacidad de “falcificar”, y no se refiere solo al cuadro. Todo tenia como objetivo no solo robarle, también hundirlo en todos los sentidos: profesional, social y mentalmente. Mi visión es que todo el teatro se monta para destruir al protagonista.

  • Cj Vecillas

    A mi la película me ha gustado mucho y lo de Geoffrey Rush es para quitarse el sombrero, increible como siempre.

  • Jose Martinez Ros

    Es una lástima que una película que se mea en Iron Man 3 o Man of Steel tenga tan pocos comentarios. Rush si que es una fuerza de la naturaleza.

  • https://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    SPOILERS

    Porque la trama que organizan para desvalijar al prota es tan retorcida y que depende tanto del hazar (todo lo del autómata) que resulta bastante inverosímil. Entiendo que funciona guay para llevar al espectador por otro lado, por esa obsesión que el prota tiene hacia la chica y hacia esa clase de objetos, pero como plan para robar es bastante absurdo.

  • Adexe Armas Suarez

    Hay una cosa que no entiendo ¿Por qué dices que el puzzle final es una imagen poco probable?

  • Aloysius16

    Merece la pena verla solo por Geoffrey Rush, este tío está bien siempre, en todo lo que hace.
    Y calificar Cinema Paradiso, una de mis películas favoritas, de blandengüe…joer. Si la película en sí es una lección vital.

Críticas

tolkien

Repaso de los acontecimientos.

la perfeccion

La trampa solvente.

vengadores endgame

Le podcast.

us nosotros jordan peele

Peele director vs. Peele guionista.

cap2

La deshonra es una larga travesía.

Twitter

Podcast