Noticias

Sitges: Día 6

Por Isbac Caralt y Jordi Ramoneda.

La jornada empezó accidentada. En la proyección matutina de Open Grave el proyector del Auditori sufrió un problemilla. Faltaban menos de diez minutos para terminar la película cuando de golpe la pantalla se quedó completamente en negro. Según nos han explicado, el proyector dejo de funcionar debido a un problema con el servidor, que cayó varias veces durante la mañana de ayer (Maldito cine digital). Después de más de media hora de espera dentro de la sala, al final decidieron vaciarla y suspender también la siguiente sesión.

Los prensa tuvo la oportunidad de asistir al visionado de los últimos minutos de metraje en la sala Tramuntana o bien en la segunda proyección de la película ya por la noche.

En la rueda de prensa posterior al accidentado pase de prensa el director Gonzalo López Gallego se mostró muy disgustado con lo ocurrido y la pago con algún que otro periodista. Al ser preguntado por si podía explicar el final de la película Gallego contesto con una tajante: “Y una mierda!”

Problemas técnicos del Festival aparte, Open Grave es un problema en sí misma.

John despierta sin recordar nada en una tumba llena de cadáveres. Una chica le prestara su ayuda y lo conducirá hacia una casa en medio del bosque donde un grupo de personas se encuentran en circunstancias parecidas. La llegada de John desatara la desconfianza entre los miembros del grupo, culpándose unos a otros de la extraña situación que están viviendo.

image

Estamos delante de un film formalmente bien presentado gracias, en gran parte, al buen hacer de su director de fotografía José David Montero. Pero más allá de este punto positivo “Open Grave” es una película sin mucho que contar. Una amalgama entre “Lost”, “Mentes en blanco” y “The Wlaking Dead” que no va a ninguna parte. Llena de escenas extremamente verbalizadas para intentar explicar al espectador eso que el director ni el guionista han sido capaces de hacerle llegar a través de un lenguaje narrativo más delicado, la película va perdiendo poco a poco toda su credibilidad.

Ya por la tarde y sin que el proyector del Auditori nos volviera dejar en la oscuridad más absoluta, tuvimos la oportunidad de ver la que será sin duda, una de las cintas del festival. “Cheap Thrills” del joven E. L. Katz. Una comedia negra que ya ha triunfado en su paso por el South by Southwest de Austin.

Craig (Pat Haley), un padre de familia con problemas económicos se encuentra con un amigo de la infancia en un bar. Mientras se ponen al día y ahogan sus penas con el alcohol se les presenta un desconocido y les propone un trato: A cambio de importantes cantidades de dinero les pedirá que vayan cumpliendo un seguido de extrañas acciones.

¿Cuánto dinero vale tu dignidad y tu moral? Todos hemos jugado alguna vez con los amigos al típico juego de “¿Por cuánto dinero harías… ?”. Pues bien, esta premisa tan sencilla es de la que se sirve “Cheap Thrills” para construir una historia espléndidamente guionizada y dirigida.

Katz utiliza referentes tan variados como “La cena de los idiotas” o “Breaking Bad” pero sin duda la obra teatral “Who’s Afraid of Virginia Woolf?” es su gran vaso comunicante. No nos extrañaría ver una adaptación de “Cheap Thrills” en las salas de teatro. Un producto que funcionaria a la perfección.

Más tarde asistimos al pase de “The Congress” del Israeliano Ari Folman responsable de la famosa “Vals con Bashir”. Con su nuevo trabajo, Folman continúa ampliando las fronteras del cine de animación.

El film, que empieza en imagen real, trata sobre la actriz Robin Wright que en plena crisis económica se ve forzada a firmar un contrato según el cual unos estudios cinematográficos podrán hacer una copia digital de ella y utilizarla a su antojo con total libertad.

image

Folman rueda con interepretes la primera parte del film, donde la refelxión sobre el futuro del cine y la realidad virtual se enlaza con los problemas familiares de la protagonista. Madre de un hijo con problemas de salud.

Durante la segunda parte la animación entra en escena. A partir de este momento nos sumergimos plenamente en las fantásticas ideas concebidas por Folman para explorar las fronteras de la realidad y la conciencia humana. Cabe destacar la gran actuación de Wright y la magnífica escena animada en la que se interpreta una divina versión de la conocida Forever Young de Bob Dylan.

Hoy nos han quedado pendientes The Demon’s Rook (James Sizemore) y Chess Master (Andrew Bujalski). Haremos lo posible para encontrar un hueco y poder verlas durante los próximos días.

Ahora toca seguir sangrando por los ojos… Mañana más.

  • DanielSan87

    ¿Israeliano?

  • hunk31

    Y a mi tambien XDDD , pero no llegaba tan lejos en algunas cosas , estos casi parece que hacen el Phofoshop de forma artesanal XDDD

  • Grijaldo

    Joder que buenos,me recuerdan a como dejaba yo los libros de texto XD

  • hunk31

    Aqui teneis mas ovras de atte:

    http://kotaku.com/brutal-sexy-doodles-make-school-books-fun-1425393011

    La imaginacion de los japoneses me deja flipado XDDDD

  • P for Peckinpah

    Mucho han tardado.

Críticas

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

1

Romance sin fin.

booksmart super empollonas

El último tren adolescente.

Twitter

Podcast